Actualizado: 17:35 CET
Martes, 22/10/2019

Huelva

Cecilia Santamaría logra el título iberoamericano y la plata europea

La española llegó a un minuto y un segundo de la ganadora de la Copa de Europa de Triatlón disputada este domingo en Huelva, la francesa Pauline Landron

  • Cecilia Santamaría, a su llegada a la línea de meta.

La española Cecilia Santamaría logró este domingo en Huelva la primera posición en el Campeonato Iberoamericano de Triatlón y también la medalla de plata en la Copa de Europa tras una excelente carrera en la que fue de menos a más.

La triatleta madrileña, subcampeona europea sub-23 el pasado año, ratificó su línea ascendente con una gran actuación, con la que inicia con buen pie el camino hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el horizonte. Con este resultado se clasifica directamente para próximas competiciones internacionales como la Copa del Mundo, la Copa de Europa, Campeonato Mediterráneo o el Campeonato de Europa.

La madrileña, que cruzó la línea de meta sonriente y desplegando la bandera española entre la ovación del numeroso público onubense, llegó a un minuto y un segundo de la sorprendente ganadora de la prueba, la francesa Pauline Landron, de 20 años y campeona de Europa júnior el pasado año. La gala, en su estreno en un triatlón en distancia olímpica, tomó con decisión la cabeza de la prueba al bajarse de la bicicleta y con un espectacular diez mil a pie se destacó y fue inalcanzable para sus rivales.

Tras ella también se destacaron del grupo principal Cecilia Santamaría y la francesa Emmie Charayron, que al verse lejos del oro pelearon por una plata que se la llevó la española, que con un contundente cambio de ritmo a dos kilómetros y medio para el final se aseguró también el título iberoamericano.

Antes del tramo de carrera llegaron destacadas a Huelva desde la localidad de Punta Umbría un grupo de trece ciclistas que fueron las mejores al salir del agua. Lo encabezaban favoritas como la británica Olivia Mathias, las francesas Emmie Charayron y Margot Garabedian y la italiana Ilaria Zane, pero más resguarda estaba Cecilia Santamaría y Sara Pérez, que superada la hora de competición comenzaron a dejarse ver más.

A un minuto y cuarenta segundos marchaba el grupo perseguidor, con la británica India Lee y la española Xisca Tous, y en un tercero estaba otra reconocida triatleta como la británica Beth Potter. Más adelante Sara Pérez protagonizó varios ataques infructuosos para intentar escaparse, que no obstante fueron poniendo en fila a sus rivales. La catalana pagó el esfuerzo y se vio fuera de la lucha de las medallas, pero logró retener la octava plaza cuando peor lo pasaba corriendo y finalmente se hizo con la séptima plaza, que la clasifica para varias competiciones y le da el subcampeonato iberoamericano.


Por el bronce iberoamericano hubo una gran lucha hasta el final entre Xisca Tous, vigente campeona de España, y la mexicana Michele Fli

"Un paso de confianza"

Tras concluir la prueba, Cecilia Santamaría manifestó que estos resultados suponen para ella “un paso de confianza”.

La madrileña señaló, en declaraciones a LaLiga Sport, que estaba “muy contenta” y “sensible” ante todas las sensaciones que tenía en ese momento al tomar conciencia de lo conseguido y el “gran ambiente” que le rodeaba.

Explicó que ha pasado años “complicados” intentando verse en niveles elevados en el triatlón y que por ello le sabía mejor este resultado logrado en Huelva.

Santamaría reconoció que tenía “miedo” porque no tenía claro qué hacer en la competición, y relató que “al principio estaba mal" y que se fue "encontrando cada vez mejor” para llegar al duelo final por la plata con la francesa Emmie Charayron.

Sobre esa disputa por la segunda plaza de la carrera dijo que “no quería esprintar con ella" y que se la jugó para dejarla atrás antes y le "salió bien”, y también quiso dedicar sus medallas a sus compañeros de la Residencia Joaquín Blume de Madrid, a su familia y a su pareja.

La ganadora de la prueba, la francesa Pauline Landron, se mostró “muy feliz de ganar en Huelva” y también “muy sorprendida”, ya que esta deportista de 20 años y campeona europea júnior realizaba su primer triatlón en distancia olímpica, por lo que consideró “increíble” su logro.

La medallista de bronce, Emmie Charayron, se sintió “especialmente contenta” por su segmento de natación, que trabajó duramente en invierno, y aseguró que vivió una carrera “emocionante y bonita”.

También señaló que para ella fue muy positivo correr junto a Cecilia Santamaría porque al ser española todo el público onubense la animaba.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Diputación recibe a las federaciones iberoamericanas de triatlón
chevron_right
Más de mil visitas al Centro del Cobre de Atlantic Copper en 2018