Publicidad Ai
Publicidad Ai

El Puerto

El Rejoneo VS a el Toreo a Caballo

Lo que los asistentes hemos presenciado esta tarde en el Coso de la calle Circo ha sido una rivalidad auténtica entre el rejoneo, defendido por Fermín Bohórquez, y el toreo a caballo, representado por Pablo Hermoso de Mendoza.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • BOHORQUEZ Y HERMOSO -

Fermín Bohórquez Domecqha realizado hoy el que seguramente será su último paseíllo en Jerez y con él se va el “último mohicano” del rejoneo campero/jerezano, que un día creara su  abuelo D. Álvaro Domecq y Díez y que con tanta gloria siguiera su padre D. Fermín Bohórquez Escribano.  Un rejoneo con sabor añejo y olor a jara y tomillo que hoy se ha “degustado” en el coso jerezano y que perdurará en la memoria de los aficionados “por los siglos de los siglosamen”.

Lo que los asistentes hemos presenciado esta tarde en el Coso de la calle Circo ha sido una rivalidad auténtica entre el rejoneo, defendido por Fermín Bohórquez, y el toreo a caballo, representado por Pablo Hermoso de Mendoza. 

El primer asalto se libró en el paseíllo donde se  rivalizó entre la ortodoxa indumentaria de traje corto, sombrero cordobés y zahones que lucía el caballero jerezano; contra la casaquilla bordada, pantalón de equitación y sombrero calañés que llevaba el rejoneador navarro. Desde el comienzo se deslumbraba que la corrida de hoy iba a representar un antes y un después en el arte del rejoneo.

Fermín se encontró con un primer toro muy noble pero a la vez con poca fuerza. No enhebró su primer rejón por lo que tuvo que repetir en un segundo intento. En banderillas destacó a lomos de “Nevado” y “Melero” con el que consiguió un buen par a dos manos. Lo mató de un certero rejonazo en los medios y cortó dos orejas.

A su segundo toro tras brindárselo a Pablo Hermoso, se fue a recibirlo a la puerta de chiqueros. Le recetó dos rejones y también brilló en los pares a dos manos. Le despenó de un mete y saca, cortando una oreja.

Bohórquez brindó a su padre la faena del quinto de la tarde rompiendo la plaza en una gran ovación dedicada al maestro jerezano. La faena que realizó a este toro fue sin duda la mejor de esta tarde ya que ante el bravo ejemplar mostró lo más granado de su repertorio. Comenzó yéndose a porta gayola a lomos de su yegua “Rubia” con la que clavó dos rejones de castigo. Prosiguió con las banderillas montando a “Bohemio” un caballo de la yeguada de Luís Salguero, a la vez mayoral de su ganadería. Con este caballo lusitano clavó las mejores banderillas de la tarde, destacando un primer encuentro con el toro aculado en el tendido 10 y el caballero al amparo de las tablas del tendido 1, llegando a clavar “de poder a poder” en el mismo centro del ruedo. Después echó mano de “Nevado” con el que clavó rosas y despenó al toro tras pinchazo y rejonazo. El presidente tan sólo concedió una oreja ante las protestas del respetable que solicitaba dos apéndices para el rejoneador, circunstancia ésta que seguramente no propició la petición de vuelta al ruedo para el buen ejemplar que pastara en “Fuenterey”.

Pablo Hermoso de Mendoza realizaba tras su extenso periplo por tierras mexicanas su primer paseíllo en Europa, entiéndase España, Francia y Portugal. El jinete navarro brindó la muerte de su primer ejemplar a Fermín.

Comenzó la faena galopando sobre “Napoleón” para continuar con las banderillas a lomos de “Berlín” y “Dalí”. En el tercio de muerte montó a “Pirata” acabando con el toro de pinchazo y rejón. Cortó una oreja.

Su segundo toro no le dio opción de triunfo ya que desde la salida de chiqueros el murubeño demostró que adolecía de casta y fuerza. Tan solo cabe destacar la increíble doma de “Pirata”, un valiente caballo que se pasa al toro por los pechos. Lo mató de un rejón trasero y un descabello, silenciándose su labor.

El jinete navarro se encontró en sexto lugar con un toro muy colaborador para su “moderno” concepto del rejoneo. Espectacular en banderillas “Disparate” galopando a dos pistas cambiando el sentido de la grupa  ante las embestidas del toro. Con “Pirata” clavó cortas y mató de un certero rejón. A sus manos fueron a parar las dos orejas y el rabo, recibiendo el toro el honor de la vuelta al ruedo.

Lo más emotivo de la tarde, tras la dedicatoria antes mencionada de Fermín a su padre, fue el brindis de los dos toreros a caballo en el sobrero que lidiaron en colleras. Dicho honor fue a parar a D. Ángel Peralta, D. Rafael Peralta, D. Álvaro Domecq y D. Francisco Ojeda (Paco Ojeda en los carteles), todos ellos rejoneadores en el “retiro”. Ambos rejoneadores compartieron la lidia del toro con gallardía y majeza, logrando cortar las dos orejas.

Jerez, 14 de mayo de 2015. Primera de la Feria del Caballo. Siete toros de Fermín Bohórquez, el 7º lidiado en colleras como sobrero de regalo. El 6º premiado con la vuelta al ruedo. Fermín Bohórquez, dos orejas, oreja y oreja con petición de la segunda. Pablo Hermoso de Mendoza, oreja, silencio y dos orejas y rabo. Por colleras lidiaron un sobrero de regalo: Dos orejas. Entrada: Algo más de media plaza en tarde soleada y con viento. Salieron a hombros los dos rejoneadores y el mayoral de la ganadería.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN