Actualizado: 11:20 CET
Jueves, 17/10/2019

Editorial Sevilla

Catástrofe en las Cruces

La Junta debe exigir a Cobre las Cruces la máxima transparencia sobre el derrumbamiento y sus planes sobre la mina y el empleo

Basta con comparar una foto aérea de la mina de Cobre las Cruces previa al derrumbamiento acaecido el pasado 23 de enero en su zona Norte con otras posteriores, como las que hemos publicado en Viva Sevilla, para comprender que no se ha tratado de un incidente aislado como dice la multinacional canadiense propietaria, sino de un catastrófico deslizamiento de millones de m3 de tierra y estériles que han sepultado buena parte de la corta y comprometido la actividad minera.

El nuevo Gobierno andaluz no puede ni debe ser cómplice en esta estrategia de minimización de daños que practica First Quantum. Al contrario, en aras de la verdad, debe exigirle la máxima transparencia sobre lo realmente sucedido, sobre sus causas y, más importante aún, sobre sus posibles consecuencias en el complejo minero, en el acuífero sobre el que se asienta, en el medio ambiente en general y sobre el futuro de la explotación y el de los trabajadores que prestan sus servicios a la multinacional, entre los que se extiende la lógica preocupación. First Quantum debe asumir sus responsabilidades como propietaria y operadora de la mina, explicar de forma convincente las razones del colapso de los taludes y aclarar cuáles son sus planes para reactivar el complejo, salvaguardar el medio ambiente y garantizar el empleo en la comarca tras las generosas ayudas públicas recibidas y los beneficios que ha acumulado.

COMENTARIOS

chevron_left
La fe mueve montañas
chevron_right
Aceituna: ya es muy tarde