Actualizado: 15:25 CET
Jueves, 13/08/2020

Córdoba

El Hospital Reina Sofía fomenta entre los padres la práctica del método canguro con sus bebés

Un estudio realizado por el personal de Neonatología del centro tras la implantación del método canguro en esta unidad, concluye que en torno al 80 por ciento de los recién nacidos de menos de 2.000 gramos practican el método canguro con sus padres

Los profesionales de la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba está fomentando entre los padres de los bebés ingresados en este dispositivo a que practiquen con sus pequeños el método canguro, en base a las numerosas ventajas que supone, tanto para los recién nacidos y como para los propios progenitores.

   Un estudio realizado por el personal de Neonatología del centro tras la implantación del método canguro en esta unidad, concluye que en torno al 80 por ciento de los recién nacidos de menos de 2.000 gramos practican el método canguro con sus padres, pudiéndose constatar entre ellos, un acortamiento de la estancia hospitalaria.

   Asimismo, de esta práctica se deriva un aumento de la confianza y satisfacción de los padres, al sentirse parte activa en el proceso de crianza de sus hijos.

   El método canguro propicia el contacto piel con piel entre los padres y el bebé, con repercusiones en positivo para la salud. En estos momentos de acercamiento, los pequeños evocan su vida intrauterina al oír los latidos del corazón y sentir la respiración de la madre. Entre los beneficios más conocidos destacan que favorece el vínculo afectivo madre (y padre) e hijo, prepara a los padres para desarrollar la responsabilidad de cuidar a su recién nacido en el hogar, favorece la evolución neurológica a largo plazo y también la lactancia materna.

   Además, ayuda a estabilizar el ritmo cardiaco y respiratorio, disminuye la necesidad de oxígeno, regula la glucemia en sangre, tiene efectos analgésicos durante procesos dolorosos, mejora la estimulación inmunológica y regula la temperatura corporal, disminuye el llanto y el periodo de hospitalización y proporciona periodos más largos de descanso y de sueño para el bebé.

   El método canguro es valorado de forma muy positiva por los progenitores cuando se han familiarizado con él. Pueden realizarlo todas las madres y además es conveniente que también lo haga el padre. Se recomienda pasar en contacto con ellos de 50 minutos a dos horas diarias y que su retirada sea progresiva.


CÓMO PRACTICARLO

   Para practicarlo, el recién nacido debe estar desnudo --únicamente con pañal y gorrito-- sobre el pecho de su madre en posición vertical y, por su parte, la progenitora debe adoptar una posición cómoda, en ambiente relajado, con luz tenue y temperatura ambiental adecuada.

   La práctica del método canguro adquiere un protagonismo especial en el contexto de los llamados Cuidados Centrados en el Desarrollo (CCD) y en la familia. Se trata de una serie de cuidados y prácticas cuyo último objetivo es mejorar el desarrollo del niño, entendiendo al recién nacido y a su familia como a una unidad, favoreciendo en todo momento el papel de la familia como cuidadores principales del niño.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Los empresarios turísticos temen que el supuesto ahorro por privatizar los PIT sea un coste para la ciudad
chevron_right
Unas 300 empresas y emprendedores se beneficiarán de acuerdos entre el Ayuntamiento y bancos para proyectos