Actualizado: 11:33 CET
Jueves, 02/07/2020

CinemaScope

Nace una distribuidora de cine fantástico y terror en plena pandemia

El confinamiento, la precariedad laboral y el aburrimiento han sido los motivos principales que han conducido al nacimiento de Fester

  • Fester.

El confinamiento, la precariedad laboral y el aburrimiento han sido los motivos principales que han conducido al nacimiento de Fester, una asociación cultural y distribuidora creada en plena pandemia dedicada a los géneros de terror y fantástico de los años 80 y 90, tanto en formato cinematográfico como en cómics.

Así lo han contado a Efe sus creadores, el realizador alicantino Manu Sala y el dibujante catalán Marc Gras, al relatar que Fester era un proyecto que, entre Alicante y Barcelona, rondaban desde hace dos años, aunque no fue hasta abril cuando lo pusieron en marcha.

"Estábamos en casa, aburridos de ordenar la habitación", ha explicado Sala, "y sin poder movernos de delante del ordenador". El estado de alarma los activó, ya que asegura que "sin el confinamiento, no lo habríamos movido todo".

También empujó que el volumen de encargos de Gras, que colabora para "pequeñas editoriales de Estados Unidos", había bajado a mínimos, mientras que Sala se encontraba inmerso en un ERTE en la empresa de exhibición cinematográfica para la que trabaja.

En abril comenzaron a gestionar el papeleo "telemáticamente", ha continuado el director de cine gore alicantino, que firma sus películas como Manolito Motosierra.

Compraron los dispositivos necesarios para el copiado de películas y la impresión de tebeos y libros, confeccionaron la web en la que ofrecen sus productos y el 4 de mayo lanzaron su catálogo para "en apenas veinte días, estar todo montado".

La idea, ha añadido Gras, quien fundó Fester como fanzine en 1997 y luego lo convirtió en editorial y productora entre 2000 y 2006, es "aprovechar los contactos establecidos durante todos estos años en convenciones y festivales" para acrecentar el catálogo y fidelizar a los clientes: "Crear una especie de comunidad underground".

El género que nutre sus productos, el de terror y fantástico de los 80 y 90, "está basado en la diversión y tiene como objetivo que el espectador o el lector lo pase bien", ha proseguido el dibujante.

Y tiene seguidores en todo el mundo, verdaderos fanáticos como dos cineastas que empezaron, precisamente, con el subgénero de terror más sangriento, el gore. Peter Jackson, el director de "El señor de los anillos", lo impulsó con películas como "Braindead" o "Mal gusto", y en España Santiago Segura comenzó su carrera con cortos como "Evilio" o "Perturbado".

Ahora, los responsables de Fester no dan abasto y las películas de Manolito Motosierra, las versiones en castellano de los trabajos de Gras y los cómic del dibujante alicantino Joaquín Ladrón se distribuyen "para coleccionistas".

"Todos nuestros productos salen con un máximo de cien copias, numeradas", ha señalado, y también tienen libros y revistas que pueden adquirirse en preventa.

De esta manera han captado un público fiel que realiza sus pedidos desde todo el mundo: Estados Unidos, Alemania, Japón y Suramérica, por encima incluso de España, son sus principales destinos.

Y los clientes, "gente de unos 30 ó 40 años que se crió con los videoclubs, los cómics de Toutain y la serie Z y que ahora tiene capacidad para gastar, cuando antes ahorraba todo el mes para comprar una película".

El éxito alcanzado por la iniciativa no ha sorprendido, en cierta manera, a sus responsables porque "el coleccionismo está en auge".

Según Sala, "es lo mismo que ha pasado con las plataformas de películas y series en red, la gente estaba en sus casas y no podía hacer más que navegar por internet", y tanto compran como venden parte de sus colecciones porque "cuando hace falta dinero, salen cosas que hacía tiempo que no se veían".

Desde el lanzamiento, Sala pasa "todo el día buscando material" para ampliar el catálogo y han obtenido los derechos de películas que no se habían estrenado en España o solo habían llegado en DVD.

Han establecido contacto con los cineastas Pedro Temboury y Sergio Blasco, han formalizado un acuerdo con la célebre productora norteamericana Troma y confían en dar el paso a empresa productora y distribuidora de cine y publicaciones en unos 6 meses.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Hollywood: el paraíso de los finales felices
chevron_right
Buscan actores atractivos y atléticos para casting en Málaga y Almería