Actualizado: 17:58 CET
Miercoles, 05/08/2020

Campo de Gibraltar

Verdemar pide contar con valor histórico y ambiental de Guadarranque

Los ecosistemas marismal y litoral del río   Guadarranque, dan buena señal de su enorme capacidad de autorregeneración natural

  • Río Guadarranque.

Verdemar Ecologistas en Acción entiende que habría que incluir el arco litoral de la bahía de Calpe, Carteia o Algeciras sin tener presente el valor y la importancia estratégica ambiental y paisajística de la unidad intermareal de 'Entre ríos Guadarranque y Palmones'.

Los ecosistemas marismal y litoral que aún sobreviven en la ribera derecha (Barreña) del río   Guadarranque, dan buena señal de su enorme capacidad de autorregeneración natural a pesar de ruptura del orden natural a causa de la intervención y erosión antrópica. Desde hace algo más de veinte años, la ribera de poniente del estuario y curso bajo del Guadarranque viene experimentando una tímida pero progresiva recuperación de sus bastiones, así como formación de bajos aluviales de arenas silíceas procedentes del arrastre de dicho río y con origen en el sistema montañoso de Aljibe y Pinar del Rey y la Sierra del Arca, a través del cauce de arroyo y cuenca fluvial Madre Vieja-Alhaja. También presentes las poblaciones de vegetación halófita marismal que flanquean ambas márgenes del Guadarranque.

En 1982/83 comenzó el movimiento de tierras para la desecación de las marismas y Salinas del Portus Albus Carteiense para la construcción de la actual Central Térmica de carbón de Los Barrios (entonces, Sevillana de electricidad/Endesa) y fase Norte de la factoría de ACERINOX.

Verdemar recuerda que en 1985 inauguran y ponen en marcha esta central térmica de 550MW   conectada al puerto de descarga gestionado por Gibraltar Intercar y dotado de un parque de almacenaje cubierto, con dotación y tecnología punta de aquél tiempo.

La factura que pagan los vecinos y el entorno físico en sí fue brutal. Hablamos de pérdidas irreversibles que no podrán ser saladas en mucho tiempo. Una basta superficie integrada por un vergel costero de sistemas dunares coronados de la fiel Amóphilla arenaria o Barrón, huertas de arena muy fértiles y nutridas a base del güano proporcionado por los secaderos de pescado de los aledaños. Las extensas Salinas romanas del Portus Albus Carteiense que daban cobertura e interconectan mediante una red de esteros y canales a los ríos Palmones y Guadarranque. Los conocidos viveros de la bahía o en su tiempo, vestigio de la paleobahía Carteiense.

No podemos olvidar las extensas vegas fértiles donde se jugaron los primeros torneos de polo y que formaron indisoluble mente parte de la depresión de ambos ríos. Las Vegas de Guadacorte y del 'Prao' Afortunadamente, allá por la década de los '90 del siglo pasado, se logró frenar un proyecto nada coherente de construcción de un parque de almacenamiento de carbones a cielo abierto sobre las Vegas de la cuenca fluvial Madre Vieja y Guadarranque. Fue el entonces Grupo ecologista Verdemar quién se movilizó y   formuló cuántas alegaciones se requirieron para recurrir y frenar aquel sin sentido. Proyecto que vendría a sesgar las pocas posibilidades que el Guadarranque aún conservaba para perpetuarse en el tiempo, si no, al menos como resto de lo que fue aquel santuario natural de nuestra comarca.


Multitud de denuncias las que vecinos y desde Verdemar Ecologistas en Acción se emitieron ante la administración correspondiente con motivo de los episodios continuos y crónicos de emisiones amtonféricas contaminantes por la fuga de gases de combustión del carbón, partículas de cenizas y carbincilla que acaban precipitándose sobre los espacios y poblaciones del entorno inmediato a la Central, inclusive, la lluvia ácida que el anhídrido carbónico generaba con la humedad ambiente presente en nuestra zona y que, finalmente, acababa en forma de lluvia horizontal en nuestra joya de selva de quercíneas, el parque natural de Los Alcornocales. Lluvia ácida que ha venido favoreciendo la temida Seca del alcornoque, junto a otros factores que también suman, como las contaminación atmosférica generada por el tráfico de buques en la Bahía y Estrecho de Gibraltar y todo el conjunto de industria base petroquímica.

Entre otras alternativas y contemplando las posibilidades que puede ofertar el solar de la CTLB Viesgo, vecinos y Verdemar Ecologistas en Acción defendemos con firmeza la ejecución y recuperación de toda esa superficie usurpada en su día al medio natural y devolverla al DPMT (Dominio Público Marítimo Terrestre) para su posterior restauración y su integración, cuando proceda, en los espacios reconocidos por la Red Ecológica Natura 2000 que blindan al estuario y fondos del Río Palmones, así como dotar dicha zona con figura s de protección como ZEPA y ZEC.

  Valorar y no menos importante, la recuperación de parte del complejo salinero de origen romano. El Portus Albus o puerto de sal.

Otro de los atractivos locales y muy engarzado con la forma de entender el paisaje urbano integrado en el natural, fue el antiguo pasaje de la barcaza. Por su último responsable del oficio de barquero, se conoció como 'la barca del Chorlo'. Aún permanecen casi intactos sus malecones a base de sillares de piedra ostionera procedentes de la cantera de Carteia.

"Recuperar estas reseñas de fundamentales de este rincón singular de la bahía y la comarca, podrían servir de reconexión entre las poblaciones de ambas riberas y la puesta en valor de un espacio olvidado durante años y con un potencial que aún desconocemos", opinan.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Hallan restos de al menos diez represaliados en Jimena
chevron_right
El nuevo comisario jefe de Algeciras insta a perseguir el blanqueo