Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 22/09/2021

Cádiz

Firman un convenio para acabar con los guías turísticos "clandestinos" en Cádiz

Este es el primer convenio específico sobre guías turísticos que la Junta de Andalucía firma con un ayuntamiento para proteger la labor de estos profesionales

Publicidad Ai
Andaluc�a Informaci�n Publicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Este protocolo dejaría fuera a historiadores, arqueólogos e historiadores del arte
  • Lejos de la Ley de Turismo estatal, la legislación europea señala que este sector está liberado y avala a los profesionales de las Humanidades

Una ciudad “con mucha Historia y con muchas historias que merecen ser contadas”. Así definía el alcalde, José María González, a Cádiz ante la mirada del vicepresidente y consejero de Turismo de la Junta de Andalucía, Juan Marín. Ambos se dieron cita este lunes para firmar un convenio cuyo objetivo es acabar con los guías turísticos “clandestinos” que puedan actuar en la capital gaditana.

Esas historias, continuaba el alcalde, “merecen ser contadas por gente que tenga el conocimiento, la homologación y la cualificación para hacerlo” porque “es la única manera de que el patrimonio se mantenga y se transmita de la forma más cuidada posible”. 

Este es el primer convenio específico sobre guías turísticos que el ejecutivo andaluz firma con un ayuntamiento para proteger la labor de estos profesionales. Juan Marín destacaba que “tenemos que velar para que el sector tenga a los mejores profesionales cualificados” así como que “se sientan protegidos”.

¿Cuál es la regulación concreta de estos profesionales? Según la legislación andaluza es necesario poseer una acreditación de guía turístico. Además, desde que se aprobara en el Consejo de Gobierno el pasado mes de noviembre también exigen como requisito un nivel C1 en un idioma y un nivel B2 en otro.

El convenio firmado este lunes permite que agentes de la Policía Local e inspectores municipales accedan a una base de datos de la Junta de personas que “oficialmente” pueden ejercer como guías turísticos en la comunidad.

Pero ¿quién conoce mejor la historia de la ciudad? ¿Historiadores e historiadores del Arte o los guías turísticos que han adquirido esa acreditación? Este es un debate que lleva tiempo candente, ya que los primeros —en muchos casos con una mayor preparación en la materia— se han llegado a sentir “perseguidos” por esta especie de “lobby turístico”. Así lleva tiempo denunciándolo, por ejemplo, la Asociación Profesional Española de Historiadoras e Historiadores del Arte (Aproha).

El problema radica en el tipo de regulación, tanto autonómica como estatal, ya que la actual Ley de Turismo desestima a historiadores, historiadores del arte, arqueólogos, etc. Sin embargo, la legislación europea señala que el sector está liberalizado y sí les avala.

La solución a esta problemática que parece enfrentar a dos sectores profesionales capacitados, cada uno en su ámbito, para realizar las visitas turísticas pasaría por la sustitución de la figura de guía por la de Intérprete del Patrimonio (tal y como señalaron desde Aproha en su momento). Con ello, los únicos que estarían en esa llamada por Juan Marín “clandestinidad” serían aquellas personas sin formación ni conocimientos específicos para la difusión del Patrimonio, no siendo este el caso de los profesionales de las Humanidades. Porque si, y remitiendonos a las palabras del propio alcalde, “Cádiz es una ciudad con mucha Historia” ¿por qué no dejar que la cuenten también los historiadores?

Y qué pasa con la tasa

El consejero de Turismo no ha querido pronunciarse en cuanto al planteamiento de la tasa turística  que se quiere implantar en la ciudad de Cádiz como vía para aspirar a un “destino de excelencia” alejado de modelos turísticos “low cost” y de “consumo voraz”, en palablas del alcalde. Este ha recordado que se trata de una idea en la que trabaja el Ayuntamiento desde 2020, “cuando ya presentamos en Pleno, la petición a la Junta de Andalucía para que desarrollara un anteproyecto que nos permita su implantación en los municipios y realizar los estudios pertinentes para analizar su viabilidad”.

El alcalde ha subrayado que “en aquellas ciudades donde ya se ha implantado la tasa turística hemos visto que no se ha producido el descenso de turistas del que alertan. De hecho, la tasa repercute positivamente porque deriva en un mayor cuidado patrimonial así como la mejora de los servicios de la ciudad ahondando más en la búsqueda y el encuentro de más excelencia en el turismo”.

COMENTARIOS