Actualizado: 14:28 CET
Sábado, 04/07/2020

Cádiz

La Bahía trata de reanimar 'el espíritu de Las Aletas'

El proyecto parece estar más muerto que vivo, aunque desde los grandes partidos se insiste en él y luchan por retomarlo, eso sí, cada cual desde su atalaya. Por eso, esta semana hemos querido hablar con los principales partidos y colectivos implicados en el mismo

  • Imagen del suelo de Las Aletas

Ya ha llovido desde que, en tiempos de la dictadura Franquista, durante la década de los 50 del pasado siglo, se decidiera iniciar la desecación de Las Aletas, conocidas como ‘Marisma Seca’. El objetivo era hacerlas explotables agrícolamente hablando. También, como recuerdan desde Ecologistas en Acción, la desecación de ese suelo se hizo para darles terreno a la gente que se expropió en Rota para hacer la Base Militar, pero esa gente abandonó ese suelo porque eran salinas... les dieron una estepa salina apenas productiva.

Hoy sigue siendo una estepa salina, de gran extensión y cuyo uso apenas sirve para coto de caza menor o de pasto para ganado. Eso sí, pasto de mala calidad.

Pero a pesar de ello, este suelo forma parte, desde hace años, del debate político en la Bahía de Cádiz. Sobre ese suelo existe uno de los proyectos más ambiciosos de la provincia y en el que muchas administraciones tienen puestas sus esperanzas en cuanto a empleo e industria. La intención es construir en estas tierras yermas un Parque Tecnológico, un proyecto que generó alredor suyo el consenso inicial de todos los partidos políticos, sindicatos, empresarios y administraciones públicas bajo el denominado ‘Espíritu de Las Aletas’, aunque hoy poco queda de ese espíritu que se olvidó de tener en cuenta y de buscar el consenso de los grupos ecologistas.

Se creó un consorcio, donde participaban todas las administraciones públicas y colectivos sociales, para dar el impulso necesario, pero los años fueron pasando y los reveses judiciales también fueron sucediéndose. Y a día de hoy, más parece una utopía que un proyecto real, más teniendo en cuenta que el tema ya sirve como punta de lanza para que los partidos políticos y las administraciones se ataquen entre sí.

El proyecto parece estar más muerto que vivo, aunque desde los grandes partidos se insiste en él y luchan por retomarlo, eso sí, cada cual desde su atalaya. Por eso, esta semana hemos querido hablar con los principales partidos y colectivos implicados en el mismo.

Así, desde Izquierda Unida, de la mano de su coordinador provincial, Manuel Cárdenas,  indica a este medio que “si nosotros seguimos haciendo este ejercicio, y cuando digo nosotros hablo de los responsables políticos, los ciudadanos van a perder cualquier confianza en que el proyecto salga adelante”, porque “si aquí se trata de ver quién da el titular más grande y le echa en cara al otro los incumplimientos que hace, no vamos a solucionar absolutamente nada”.

“Desde Izquierda Unida”, añade, “sí pensamos que Las Aletas es un proyecto necesario para Cádiz y su Bahía, por eso planteamos una sentada en la que estemos todos los responsables políticos, los sindicatos, las asociaciones empresariales, para ponernos de acuerdo y alcanzar un acuerdo de mínimos, es decir, poner sobre la mesa a qué podemos renunciar, en qué podemos ponernos de acuerdo, y a partir de ahí buscamos una solución al tiempo que trasladamos una imagen que diga que los políticos estamos para resolver los problemas de los ciudadanos, y no al revés”.

“Nosotros pensamos que tenemos que contar con las asociaciones ecologista”, señala Cárdenas, “a no ser que queramos volver a encontrarnos con un muro porque la sentencia es muy concluyente. Creemos que hay posibilidades de que Las Aletas sea una oportunidad de desarrollo sostenible perfectamente, donde el movimiento ecologista sea un aliado y no un contrincante”.

“Volver a sacar adelante un tema para que dentro de tres años nos encontremos con una sentencia en contra, no sirve para nada”, insiste Cárdenas, quien añade que “pensamos que ahora es el momento de sentar las bases para que el proyecto sea una realidad, pero se tienen que dar unos condicionantes. Tenemos un modelo y una propuesta, pero entendemos que lo importante es plantear una idea en la que estemos implicados todos más que imponer una postura, porque o están todas las administraciones públicas y todas las organizaciones sociales unidas, o al final no saldrá nada después de todo lo que llevamos recorrido con este proyecto”.

Ecologistas en Acción

Pero qué es lo que piensan los ecologistas. Para saber su opinión hablamos con Lola Yllescas, geóloga y portavoz de Ecologistas en Acción. “Nosotros llevamos trabajando en este tema muchos años, fuimos quienes les dimos los datos del proyecto a WWF, que son los que interpusieron el recurso ante el Tribunal Supremo, recurso que paralizó el proyecto y que más tarde ha sido modificado”, señala

“Pensamos que el primer proyecto y el actual son lo mismo, y es que en Cádiz lo que sobran son metros cuadrados de suelo industrial, y lo que faltan son industrias. Continuamente estamos padeciendo el cierre de industrias y contamos con edificios que no sirven absolutamente para nada en la zona próxima a Las Aletas, y esto es el paradigma de esto”, añade Lola Yllescas.

La portavoz de EA recuerda que “es un proyecto innecesario, es un proyecto con un alto coste y que no responde a más demanda que la especulativa. En toda la Bahía hay suficientes metros cuadrados de suelo industrial, e incluso tenemos polígonos casi vacíos como el de El Puerto de Santa María, por eso pensamos que forzar incluso legalmente la industrialización de un suelo de marismas desecadas es un disparate”.

Por eso, “nuestra propuesta es que se desista de este proyecto, se vuelva a inundar esas marismas y se incorpore al Parque Natural de la Bahía de Cádiz”.

Respecto a quienes opinan que ese suelo no tiene valor medioambiental, señala que “hombre, es que lo han convertido en una estepa salina, hay que tener en cuenta que era una marisma a la que cortaron su alimentación, por lo que ha quedado artificialmente en mal estado, pero cuando se vuelva a inundar se recupera su valor medioambiental. Cualquier espacio de marisma tiene un gran valor medioambiental y favorece la biodiversidad. Su productividad biológica sería semejante al de la selva lluviosa, productividad biológica que si se hace bien puede ser también productividad económica”.

Para ella “este proyecto es un dispendio que responde a otras épocas cuando éramos ricos y construimos aeropuertos sin aviones. Estamos enloquecidos con obras que no sirven para nada, por eso creemos que lo mejor es poner en uso el suelo industrial del que ya disponemos y poner en uso también los edificios que hay abandonados”.

Por ello, volver a inundar las marismas “no sería nada costoso, de hecho hay un proyecto de Costas para ese fin. Lo único que habría que hacer es abrir compuertas del río San Pedro, que no es un río que se desconectó del Guadalete”.

Si se insiste en el proyecto, “Ecologistas en Acción mantendrá su postura, es decir, estamos en contra y ya vemos que el proyecto tiene cantidad de problemas legales, como los ocurrido con la expropiación de algunas zonas de estas marismas desecadas y aunque fuercen las leyes, aunque sea legal, medioambientalmente estaremos en contra”.

Lo que piensan los empresarios

Desde que comenzó a fraguarse el proyecto del Parque Tecnológico de Las Aletas, la Confederación de Empresas de Cádiz ha sido uno de los colectivos que más han defendido su viabilidad y su importancia de cara al futuro del empleo y la industria en la provincia, pero con el paso del tiempo el hastío por las confrontaciones políticos hace mella.

Por eso, el presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), Javier Sánchez Rojas, calificaba esta semana de “agotador” el asunto de Las Aletas y ha advertido al PP y al PSOE que “no hay derecho” a que una década después “todavía nos estemos preguntando a dónde queremos ir”.

Sánchez Rojas ha indicado que para la CEC “y también para la ciudadanía” es “agotador” el planteamiento que están haciendo de la cuestión ambos partidos. “Me da igual si hay papeles, si no hay papeles, quién lo dijo, dónde o en qué formato lo dijo”, ha espetado, en un discurso similar al de Izquierda Unida, también harta de discusiones sin fondo.

Sánchez Rojas dice haber “perdido la cuenta ya” de los años que hace que se planteó el proyecto y, por ello, “no hay derecho a que todavía nos estemos preguntando a dónde queremos ir”. La CEC tiene “claro” que se trata del desarrollo de un polígono, de un suelo industrial, tecnológico y logístico que “las distintas administraciones y los responsables políticos de la provincia tienen que sacar adelante”, dándose el caso de que “además tiene dotación económica”.

Por ello, el presidente de la CEC ha zanjado el asunto aseverando que lo necesario en Las Aletas es que “hagamos cosas” y no se esté “permanentemente mareando” la cuestión. Los empresarios tienen claro que el ejemplo debe ser el Parque Tecnológico de Málaga, que “a pesar de la crisis económica, incluso en el peor año de la misma, en el 2012, creció en empleo, facturación y número de empresas instaladas en él”.

Mientras tanto, el PP y el PSOE, que gobiernan en las principales administraciones públicas implicadas, llevan meses tirándose los trastos a la cabeza. Si el PP insta a la Junta a que diga si está con el proyecto, y en todo caso, que pague lo que debe al Consorcio, el PSOE le responde pidiéndole si está de acuerdo con la idea de que el Consorcio compre el suelo de la antigua factoría de Delphi. Es decir, confrontación que nada ayuda al proyecto y que en todo caso sólo sirve para dar al traste con aquello que se dio a conocer como ‘El espíritu de Las Aletas’.

La propuesta andalucista

Por otro lado, Héctor Lagier, secretario provincial del PA en Cádiz, señala a este medio que “los andalucistas consideramos que la solución sería la incorporación de los terrenos no incluidos en el Dominio Público Marítimo Terrestre al Planeamiento municipal de Puerto Real, unas 127 hectáreas. Así lo defendemos con la propuesta que planteó la alcaldesa andalucista, Maribel Peinado, para desbloquear el proyecto en noviembre de 2012”.

Para el PA “esta actuación conllevaría la preparación de un Avance para una Innovación del Planeamiento Urbanístico, dirigida desde el actual Consorcio, no aisladamente por el Ayuntamiento, de tal forma que se diera cobertura  a las 127 hectáreas ya disponibles para iniciar la actuación”.

Los andalucistas insisten en que “son unos terrenos estratégicos para las instalaciones de La Cabezuela del Puerto de la Bahía de Cádiz y, por tanto, para cualquier plataforma logística que se quiera plantear en la provincia”.

Eso sí, de lo que no tienen duda es de que están “hartos del uso partidista a que está sometido el proyecto, usado como arma arrojadiza por PP y PSOE en un enfrentamiento estéril, con mucha demagogia y sin que adopten ninguna solución real para sacarlo adelante”. “El desarrollo de Las Aletas puede tener salida si todas las partes implicadas son capaces de trabajar realmente por la viabilidad del proyecto”, concluye.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
chevron_left
ARCA formará a universitarios de la UCA en la prevención del abuso del alcohol y su tratamiento
chevron_right
Loaiza: “Hace falta una ley que diga que quien tiene la competencia tiene el dinero”