Actualizado: 13:54 CET
Lunes, 06/04/2020

Arcos

Pepe y Paola Fernández se reinventan para no perder la forma física

La reclusión en los hogares obliga a los deportistas a idear nuevos tipos de entrenamiento

  • Paola y su padre, Pepe Fernández, no pierden la sonrisa ni las ganas de seguir entrenándose en casa.

El pasado fin de semana se debía celebrar en Valladolid la primera prueba del Open de España Cofidis de BTT-XCO, prueba en la que debían tomar la salida los ciclistas arcenses Pepe y Paola Fernández, pero la promulgación por parte del Gobierno de España del estado de alarma en todo el territorio nacional ha tirado por tierra no solo esta sino la absoluta mayoría de las competiciones deportivas de toda índole.

Pepe Fernández comentaba al respecto que “según estamos viendo, el parón va para mucho más tiempo ya que si se suspenden la Semana Santa y la Feria de Abril de Sevilla, no creo que de aquí a dos semanas podamos competir en ningún sitio. Es una gran decepción para todos los deportistas porque estamos en un momento de la temporada en el que hay que ir cogiendo la forma después de realizar la pretemporada, un momento en el que empiezan a disputarse las clasificaciones de las carreras, pero hay que conformarse con las medidas que se están tomando aunque algunas no las entienda, como el no poder coger la bici para nada, pero hay que aceptarlas sin rechistar”.

Es difícil asimilar el impacto brutal que está teniendo la invasión del coronavirus en el país y en el mundo del deporte en concreto. “Nos lo tomamos como una dana o un huracán, lo que nos obliga a realizar entrenamientos alternativos para no perder la forma, como rodillo o gimnasio. A mí me perjudica un poco más porque estaba alcanzando un pico de forma bastante alto y corregido algunos defectos que había cometido en las carreras disputadas hasta ahora, pero a Paola le viene mejor para poderse recuperar totalmente de su lesión, al no tener tanta presión, y el rodillo no es tan agresivo como los recorridos por el campo o la carretera. Habrá que esperar acontecimientos, pero todo el mundo del ciclismo está igual”.

Pepe y Paola están recluidos en su domicilio y poco a poco se van adaptando a la nueva situación. “El lunes empezamos a entrenar en casa y lo mejor es que tenemos todo el día para llevarlo a cabo, incluso podemos entrenar más de lo habitual. Es lo que toca y hasta tenemos suerte de poder entrenar en rodillo”, explica el veterano ‘biker’ arcense. “Hay muchas alternativas para no perder el estado de forma, pero hay que reinventarse, explorar nuevos tipos de entrenamiento y no hacer locuras”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Fran Garrido trae frescura y verticalidad al Arcos C.F.
chevron_right
El CD La Molinera Waterpolo también paró y confía en un pronto regreso