HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:03 CET
Jueves, 13/08/2020

Andalucía

De Llera pone en duda que la Justicia sea independiente

El consejero cuestiona el papel de los jueces, "que pueden meter el dedo en el ojo y luego no ser responsables de nada", y a los fiscales, "que reciben órdenes". Asegura que expulsaría a Manos Limpias de las causas y cree que el Ministerio Público "no ha hecho su trabajo" en el caso de Arellano.

Cargando el reproductor....

El consejero andaluz de Justicia e Interior, Emilio de Llera, tiene serias dudas de que el sistema judicial español se guíe hoy por el criterio de autonomía que se le presupone. “Un Estado de Derecho necesita una Justicia independiente. No lo es, ¿cómo lo va a ser? Y es culpa de todos, del PP y del PSOE, porque lo han tolerado unos y otros”, sentenció a su paso por Acento Andaluz, el programa de Ondaluz Tv.

En el reparto de culpas señaló a todos los estamentos. De los jueces denunció que en el día a día actúen como “reyes de taifas”, que durante las fases de Instrucción “puedan meter el dedo en el ojo” a cualquiera “pero luego no sean responsables de sus actos” o que sean tan "independientes que pueden hacer lo que les dé la gana”. “Hitler también era independiente y fíjense la que montó”, añadió como ejemplo.

Tampoco se salvó de la crítica el Ministerio Público, gremio que conoce a la perfección por su condición de fiscal de carrera. De Llera dio por hecho que los fiscales “no son independientes” porque “reciben órdenes del superior jerárquico de turno, del color que sea”, con instrucciones desde el Gobierno central que canalizaría el fiscal general del Estado.

En el repaso a la actualidad, el consejero censuró el comunicado de la Fiscalía que cuestiona los métodos en la detención del exalcalde de Granada, José Torres Hurtado, y carga toda la responsabilidad sobre la Policía Nacional. “Se ha detenido a montones de personas por las razones más nimias y han estado 36 y 48 horas en calabozos. Pero nadie dijo nada, ni la Fiscalía, pero ahora se descuelga con ese comunicado. Tiene un doble rasero en función de quien sea del detenido”, enfatizó.

Tampoco comparte el paseíllo que tuvieron que cumplir hace semanas los expresidentes Chaves y Griñán para dar cuenta de su supuesta responsabilidad en la trama de los ERE. Esa comparecencia en los juzgados sevillanos facilita, a su juicio, “que la gente te insulte y te humille”. El trámite sería también "innecesario" por la declaración previa ante el Tribunal Supremo, de ahí que el consejero de Justicia intuya que lo que se pretendía en realidad era someter a ambos a un escarnio público que le retrotrae a "la pena de sumisión a la vergüenza pública" de siglos pasados.

Sobre la situación que atraviesa uno de sus compañeros en el Consejo de Gobierno, el titular de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, más dardos hacia la Administración de Justicia. De Llera cree que "no hay nada" punible en su contra y lamenta la actuación del Ministerio Público “porque el fiscal no ha investigado, le ha pasado la patata caliente al juez”.


"Yo expulsaría a Manos Limpias"

También fue contundente con Manos Limpias, el polémico sindicato señalado por extorsión, por moldear una organización criminal y cometer delitos contra la Hacienda Pública . Si de él dependiera, “los expulsaría de todas las causas en las que están personados” porque "para ejercer la acusación particular se tiene que tener buena fe judicial y perseguir el interés general, no intereses torticeros", máxime cuando existe "una sospecha vehemente" de que utilizaba su dudosa conducta "para enriquecerse de forma deleznable".

De Núñez Bolaños a la foto Alaya-Moreno Bonilla

A Emilio de Llera se le ha acusado, desde el Partido Popular, de favorecer la llegada de la jueza Núñez Bolaños al Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, el de las macrocausas de los ERE y los cursos de formación, por su condición de amiga personal y, sobre todo, para desplazar a su antecesora Mercedes Alaya, contra la que la Junta y el PSOE mantienen una indisimulada batalla. No negó esa afinidad, e incluso reconoció que se reúne con asiduidad con el esposo de Núñez "porque lo conozco desde chiquitito" y no tiene motivos para ocultar esos vínculos. "En la misma terraza de ese bar he visto yo sentados a la jueza Alaya, al señor Moreno Bonilla y a [Juan Ignacio] Zoido. Esa foto vale una pasta", ironizó. No entiende tampoco la acusación de la magistrada cuando culpa a la Junta de las prescripciones de casos por falta de colaboración cuando, asegura, su juzgado "ha sido siempre muy mimado". "Yo no voy a juzgar lo que diga esa señora", añadió.

¿Y esa eterna batalla política la entiende el ciudadano? El consejero cree que no, lamenta la imagen que proyecta la Justicia y dice no entender, por ejemplo, "que una instrucción pueda alargarse durante cinco años". "Usamos procedimientos del Siglo XIX", lamentó. La Junta de Andalucía, admitió, hace lo que puede con las competencias a su alcance, como impulsar las Ciudades de la Justicia o dotar de personal a los distintos órganos, pero recordó que el grueso del esfuerzo corresponde a la Administración central. "El cuello de botella está en la resolución de los conflictos, y desde que gobierna el PP no se han convocado ni oposiciones para jueces. Nos prometieron 45 nuevos órganos judiciales, y 13 de ellos para Andalucía, pero no se ha creado ni uno", subrayó el consejero.

El último apunte lapidario, para la actualidad política y el intento frustrado de Pedro Sánchez de formar Gobierno. De Llera asume la frustración de que no haya un Ejecutivo progresista y todo conduzca a nuevas elecciones para desalojar a un PP “que ha dilapidado el Estado del Bienestar”. Sin embargo, no se aventuraría a ser ministro con su secretario general “porque no lo conozco de nada", todo lo contrario que con Susana Díaz, a la que no ve dando el salto a Madrid porque "no tiene tiempo para lograr nada ni para montar una campaña potente", pero con la que "iría adonde fuera".

Podemos y "la sociedad enferma"

La alianza entre Podemos e IU la relegó a "caprichito de sorpasso" para intentar "ocupar el lugar del PSOE en la izquierda" y fue contundente con las aspiraciones de la formación de Pablo Iglesias: "Si Podemos sube en votos en las próximas elecciones es que esta sociedad está enferma". Al PP andaluz, por su parte, lo ve sumido "en un teatrito en el Parlamento" con sus acusaciones de corrupción y de la oposición sólo salvaría a Ciudadanos, "que es mucho más sensato que los francotiradores de PP y Podemos, que van por libre”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Un particular fuerza el concurso de Urbanizadora Rojas: 100 millones en deudas
chevron_right
La firma de hipotecas sobre viviendas en Andalucía crece un 16% en febrero