Actualizado: 12:03 CET
Viernes, 18/10/2019

Andalucía

Se enfrenta a más de 10 años de cárcel por agredir y arrojar a su marido por el balcón

Tenía prohibido por sentencia judicial acercarse a su marido, pero, tras salir de prisión por una condena por un delito de maltrato habitual y cuatro delitos de maltrato en el ámbito familiar, decidió regresar con su pareja al domicilio que ambos compartían en Martos


Una mujer, Inna B., se enfrenta a 10 años y medio de prisión por agredir a su marido y arrojarlo por el balcón. Es lo que le pide la Fiscalía a esta mujer que, pese a que tenía prohibido por sentencia judicial acercarse o comunicarse con su marido, tras salir de prisión por una condena por un delito de maltrato habitual y cuatro delitos de maltrato en el ámbito familiar, decidió regresar con su pareja al domicilio que ambos compartían en Martos (Jaén).

   Los hechos, según recoge el escrito de calificación provisional del Ministerio Fiscal, sucedieron el 23 de marzo de 2014 cuando la acusada se presentó en el domicilio familiar en el que se encontraba su marido junto con la hija menor de edad que ambos tenían en común. El fiscal recoge que durante esa tarde, los dos "estuvieron dialogando sin incidente alguno". Sin embargo, sobre las 3,00 horas de la madrugada del siguiente día cuando el marido se encontraba durmiendo en la salita, Inna B. "le despertó violentamente pidiéndole dinero".

   Añade el relato de los hechos que "con intención de menoscabar la integridad física de su marido, la acusada empezó a propinarle golpes por distintas partes del cuerpo y, con un objeto punzante, le propinó un fuerte golpe en la mejilla derecha, para acto seguido comenzar a causar destrozos en los enseres domésticos, rompiendo muebles y cristales".

   Continúa diciendo que de nada sirvieron los intentos de su pareja por tranquilizarla. En un momento dado, cuando el marido se encontraba en el balcón de la salita, la acusada, siempre según la versión del fiscal, le propinó dos patadas en el pecho que provocaron que "se precipitara por el balcón cayendo de espaldas a la calle desde una altura de 4,32 metros", siguiendo la acusada lanzado cristales y objetos contra la víctima cuando ya encontraba tendido en el suelo de la calle.

   Como consecuencia de las lesiones, el marido precisó 126 días para recuperarse, de los que cuatro tuvo que permanecer ingresado en un centro hospitalario.

   Fiscalía califica los hechos como un delito de homicidio en grado de tentativa por el que le reclama ocho años de prisión. Además por el delito de maltrato en el ámbito familiar le reclama un año de prisión y otro año y medio de prisión por el delito de quebrantamiento de condena. El Ministerio Público tiene en cuenta los agravantes de reincidencia y parentesco a la hora de formular su petición de penas.


   Junto a las penas de cárcel, el Ministerio Fiscal propone hasta 8 años de prohibición de comunicarse por cualquier medio y de aproximarse a su marido, así como a su domicilio, lugar de trabajo y cualquier otro lugar frecuentado por el mismo.

   El juicio está pendiente de asignación de fecha para su celebración.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La jornada electoral arranca con normalidad y con la práctica totalidad de las mesas constituidas
chevron_right
Maeztu actúa de oficio para saber si influyen la reclamaciones sanitarias en la mejora de las deficiencias detectadas