HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 20:13 CET
Sábado, 25/01/2020

Andalucía

Andalucía remite a Gobierno, CCAA y agentes sociales su propuesta de Pacto de Estado contra la violencia de género

Incluye la reestructuración del presupuesto estatal, cambios en el régimen de visitas para acusados o la creación de redes ciudadanas

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha defendido la propuesta que la Administración andaluza ha elevado al Gobierno central para la creación de un Pacto de Estado contra la violencia de género porque éste es "un tema de todos" y ha detallado que la Junta ha enviado al Gobierno, al resto de las comunidades autónomas, a interlocutores sociales y al movimiento asociativo una propuesta.

   "Este es un asunto que no está tras el umbral de las puertas de las casas sino que es de todos; el Pacto de Estado es vital y se necesita ya", ha dicho la consejera durante una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, en la que ha señalado que se trata de "una propuesta con unas líneas para ese pacto" y ha confiado en que la misma se pueda ver "ampliada y enriquecida" con las aportaciones del resto de agentes implicados.

   Entre esas propuestas está la reestructuración del presupuesto estatal que se destina a la violencia de género y, en ese sentido, Sánchez Rubio ha pedido "un refuerzo presupuestario" para "todo lo que tiene que ver con prevención y protección" y ha dicho que la reducción presupuestaria estatal de casi al 37 por ciento "no puede ser bajo ningún concepto".

   Al hilo de ello también se ha referido a la necesidad de mantener los centros municipales de información a la mujer y ha rechazado que se puedan declarar como "competencia no propia como ocurre con la reforma de la administración local".

"MEDIDAS DRÁSTICAS HASTA DEMOSTRAR QUE NO HAY RIESGO"

   Entre las propuestas andaluzas también está la suspensión del régimen de visitas para acusados de violencia de género no condenados aún y la consejera ha defendido que "hay una serie de propuestas que tienen que ver con incremento de juzgados" pero que, sobre todo, se pretenden "evitar situaciones terribles como que se asesine a niños para hacer daño a la mujer". "Para eso hay que tomar medidas drásticas hasta que se demuestre que no hay riesgo, no al revés", ha incidido.

   La responsable andaluza también se ha referido a los cambios legislativos y ha dicho que "todo lo que tenga que ver con ello" hay que hacerlo después de una "evaluación profunda de la ley" aseverando así que "hacer un cambio normativo puntual porque se ve un fallo en la aplicación de la norma es un riesgo".

   Al hilo de ello, se ha referido a la Ley de Enjuiciamiento Criminal y a la posibilidad de que la víctima no declare en el juicio ante su agresor, lo que conlleva que se elimine todo el procedimiento, y ha dicho que "hay que buscar la fórmula y ver cómo se hace para que garantizar el derecho de una mujer a no declarar no suponga que se elimine todo el proceso". Así las cosas, ha abogado por "analizar ese artículo" y ha dicho que se puede "plantear eliminarlo" pero evaluando sus consecuencias.

   Del mismo modo, la propuesta de pacto andaluza incluye las denominadas redes de participación ciudadana y, preguntada por si la implicación social es aún una "asignatura pendiente", ha dicho que sí pero que "cada vez menos" porque hay gente concienciada. En ese sentido, ha explicado que hay ámbitos en los que esa concienciación no es tan visible, como el rural, donde, a veces, se concibe como "algo similar" el asesinato de una víctima y el posterior suicidio de su agresor.

   Al respecto también ha dicho que las mujeres que sufren violencia de género en el medio rural están en una situación aún más difícil porque "tienen mucho más control social y más presión del entorno para la denuncia". Así, ha dicho que se debe hacer un análisis de cómo intervenir en este ámbito porque "a las mujeres les cuesta aún más trabajo salir".

EDUCACIÓN, "ELEMENTO VITAL"

   Por otro lado, la consejera ha señalado que el programa de atención a los hijos víctimas de violencia de género se ha incrementado de manera considerable y ha señalado que en el primer semestre de año el programa para hijos de víctimas ha atendido a 589 menores.

   Del mismo modo, ha explicado que se trabaja con chicos y chicas jóvenes y también con sus padres para detectar comportamientos que no son propios de relaciones igualitarias y en los que "se confunde el sometimiento o los celos con el amor". Al respecto, ha señalado que a veces se transmiten, de padres a hijos, patrones con los que hay que acabar como aquello del "tu padre es igual" o "los hombres son así".

   Al hilo de ello, ha dicho que la recuperación de la asignatura de 'Educación para la Ciudadanía' podría ser "totalmente útil" para luchas contra ese aspecto y ha defendido que la educación es un "elemento vital" para las relaciones igualitarias y la igualdad entre sexos que es algo que "se configura desde la infancia" e inculcando "valores".

   "Las últimas encuestas que hemos tenido son alarmantes por el criterio de desigualdad en los adolescentes, sobre todo al respecto de las mujeres", ha expuesto Sánchez Rubio, que ha agradecido a aquellos hombres que no son cómplices de la violencia machista, que dicen: "Yo no me callo, yo doy la cara, estoy aquí y tomo partido".

   Por último, la consejera ha subrayado la importancia de la educación familiar para la lucha contra la violencia de género porque, según ha mantenido, si los niños aprenden una cosa en la escuela pero los patrones que luego ven en casa o en su grupo de amigos no tiene nada que ver con ello, se produce un contraste de comportamiento y es lo que se ve en el entorno, en la casa o en el grupo de amigos lo que "tiene más peso".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La juez Núñez investiga la cuenta donde recibió la ayuda la empresa vinculada al exministro Manuel Pimentel
chevron_right
Abengoa cerrará sus filiales americanas en Brasil, Chile y México con 4.200 empleados