Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 28/06/2022  

Fabregat puede contar para Melilla con ocho jugadores profesionales

Iturralde y Sambruno son bajas seguras mientras que Sanlúcar y Jhony aún son dudas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Alberto Fernández pudiera tener su oportunidad en el Álvarez Claro de Melilla al igual que ocurriera ante el Écija y el Conquense.
Si ya de por si el equipo racinguista lo tenía complicado para encarar el choque ante la UD Melilla, las bajas por sanción de Raúl Iturralde y Antonio Sambruno sumado a las dudas de Manolo Sanlúcar y Jhony, hacen que Jordi Fabregat tenga que hacer encaje de bolillos para confeccionar un once de garantías de cara al encuentro de este Domingo de Ramos en Melilla.
De hecho, este jueves en la disputa del partidillo semanal, Sanlúcar no intervino en el mismo y Jhony tuvo que retirarse antes de tiempo para no forzar. Con este panorama, el técnico del Racing, podría contar únicamente con ocho jugadores profesionales para enfrentarse a los unionistas.
Tras la expulsión de Sambruno en los últimos minutos del partido ante los isleños, el catalán usó al extremeño Uvi más atrás colocándolo como falso central por lo que pudiese formar pareja con Alberto Merino. Precisamente el linense no estuvo presente en el entrenamiento dado que se encuentra enfermo.
Las alternativas pasan, para el caso de no por recuperar al capitán Sanlúcar, por colocar al canterano portuense Alberto Fernández tal y como hicera en el Cuvillo ante el Écija Balompié y en La Fuensanta en Cuenca ante el Conquense.
Muchas de las opciones para poder llegar con vida en este último tramo liguero pasaban por derrotar al CD San Fernando el pasado domingo en el Cuvillo. La polémica actuación del trencilla de turno colaboró en el desquiciamiento en el que se vieron inmersos algunos jugadores racinguistas que de forma impotente vieron como el final de semana se teñía más oscuro después de la enésima reunión siendo esta última en el Ayuntamiento.
La reunión mantenida días atrás en el Consistorio produjo más dudas e inquietud en un plantel esperanzado en que las soluciones llegaran de forma si no inmediatas si con un plan de viabilidad. Finalmente no llegó ni lo uno ni lo otro.

a un punto de los play off
Por contra, el equipo melillense llega a la cita con la baja por problemas físicos de Currás, lesionado en el partido del pasado domingo ante el Granada 74, y que será baja para los dos próximos partidos de Liga. Por su parte, Igor Cuesta y Migui serán serias dudas para el choque de este domingo ante los portuenses, ya que el primero padece una pubalgia y el segundo una contractura fuerte en el abductor.
De cualquier modo, los servicios médicos del club confían en que ambos puedan llegar a tiempo ante el equipo de Fabregat.
Mientras que el defensa Marcos Suárez vuelve a estar sancionado, después de ver la quinta tarjeta amarilla que le acarreará un encuentro de suspensión.
Los norteafricanos recuperan después de ocho partidos al ex jugador del Puertollano Conget.
Si ya de por sí la motivación extra de poder disputar a final de temporada un play off de ascenso, la plantilla unionista cobró el pasado martes la segunda parte de la ficha de la temporada, por lo que encarará este tramo final de temporada con más moral si cabe. Y eso al Racing no le viene nada bien.

Destitución de José Diego Pastelero
Sorpresiva e inesperada resultó la destitución del extremeño José Diego Pastelero en la Ciudad Autónoma de Melilla en la tarde noche del miércoles. Aunque desde la entidad melillense se esgrimen motivos exclusivamente deportivos, todo apunta como detonante a unas declaraciones realizadas a una radio local donde criticaba a la directiva melillense. Todo ello sumado al mal juego realizado durante la temporada y al poco feeling existente entre la directiva norteafricana y el ex técnico pacense.
El despido del técnico pone fin a tres temporadas al frente del equipo del Álvarez Claro.
El equipo unionista se encuentra en la actualidad a un punto escaso de poder entrar en los puestos que dan acceso a jugar el play off de ascenso. Tras el empate cosechado el domingo pasado ante el Granada 74, hizo que descendieran dos puestos en la tabla clasificatoria.
Curiosamente, Pastelero ya sonó como entrenador para dirigir al Racing Portuense al principio de temporada aunque finalmente se declinó su contratación. En la tarde de ayer se designó a Enrique Alonso Villaverde, Quique, ex-jugador de la Unión Deportiva Melilla y hombre de la casa. Quique, hasta ahora segundo entrenador, se hará cargo de dirigir al conjunto melillense en estos seis partidos que restan para finalizar la Liga.
La inversión realizada por la Ciudad Autónoma es de 1.500.000 euros.
Junto a Pastelero esta semana también fue destituido José Carlos Tello técnico del Antequera. Parece que en el tramo final de campeonato, florecen los nervios. De esta forma el equipo racinguista se enfrentará al conjunto melillense con un nuevo entrenador y con las aguas algo revueltas en el seno norteafricano.

TE RECOMENDAMOS