Actualizado: 12:54 CET
Jueves, 12/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Terminó la Visita Pastoral a Lugros, Beas y Polícar

Con la bendición de la ermita dedicada a la Virgen de Fátima, en Polícar, terminó el pasado 18 de mayo la Visita Pastoral del Obispo de Guadix, Mons. Ginés García, a las parroquias de Lugros, Beas de Guadix y Polícar.

  • Uno de los actos del obispo.

Con la bendición de la ermita dedicada a la Virgen de Fátima, en Polícar, terminó el pasado 18 de mayo la Visita Pastoral del Obispo de Guadix, Mons. Ginés García, a las parroquias de Lugros, Beas de Guadix y Polícar. Durante una semana, el prelado ha visitado las tres parroquias y sus instituciones. También,  ha convivido con los feligreses y ha compartido con ellos momentos de celebración y de diálogo.
La Visita Pastoral comenzó el lunes 12 de mayo, con la oración de inicio de la Visita y con un primer encuentro con los feligreses en cada una de las parroquias. Al día siguiente, el martes 13 de mayo, Mons. Ginés García visitó los colegios y los ayuntamientos de Lugros y de Polícar. En ambos pueblos pudo dialogar con los más pequeños, en unas escuelas que están marcadas por el reducido número de alumnos que hay y que obligan a tener varios cursos en el mismo aula. También habló con los profesores y compartió con ellos sus experiencias en estos centros, donde la enseñanza es prácticamente personalizada.
En la visita a los ayuntamientos de ambas localidades mantuvo un encuentro con cada uno de los alcaldes –Agustín Fernández en Lugros y Marcos Navarro en Polícar-  y con algunos concejales. El Obispo pudo conocer la realidad social de estos pueblos, sus dificultades y, sobre todo, sus atractivos y las posibilidades que ofrecen.
Ya por la tarde, ese martes realizó al Visita Pastoral a la parroquia de Polícar. La visita a los enfermos y una asamblea parroquial, en la que los feligreses compartieron  sus experiencias y sus inquietudes con el Obispo, fueron dos momentos importantes. Terminó la jornada con una celebración de la Eucaristía, en la que se bendijo una imagen de la Virgen de Fátima, destinada a la nueva ermita que una asociación local está construyendo. Después, hubo una merienda con todos los feligreses, en la que se pudo saborear el apreciado vino de Polícar.
El miércoles 14 de mayo tuvo lugar el grueso de la Visita Pastoral a la parroquia de Lugros. Fue por la tarde. Primero, el Obispo de Guadix visitó a los enfermos y les llevó la Comunión. Después, celebró las flores con los feligreses y compartió con ellos una asamblea parroquial, en la que hubo un diálogo fluido. Terminó la jornada con una merienda en el salón parroquial, con chocolate, bizcochos y roscos hechos por los mismos feligreses.
La Vista Pastoral a la parroquia de Beas de Guadix tuvo lugar el viernes 16 de mayo. Por la mañana se cursaron las visitas institucionales al colegio y al ayuntamiento. En el colegio, visitó, acompañado por la profesora de Religión, Mª Carmen Albarracín, los distintos cursos y habló con los más pequeños. También habló con los profesores sobre las dificultades y las ventajas de ser profesor en un entorno rural de poca población.


En el ayuntamiento, conoció las instalaciones y la realidad social del pueblo y visitó, acompañado por la alcaldesa, Rosa Martínez, el Museo Troglodita que, aunque inaugurado ya, aún no está abierto al público.
Por la tarde, después de visitar a los enfermos y llevarles la Comunión, se celebraron las flores en la parroquia y una asamblea parroquial, en la que hubo un diálogo fluido entre el Obispo y los feligreses. Terminó la jornada con una visita a los dos cementerios de la localidad, en los que se rezó un responso por todos los difuntos, y un refresco compartido en el salón parroquial.
El Sábado 17 de mayo se celebró la Misa estacional en la parroquia de Polícar y al día siguiente, el domingo 18 de mayo, se celebraron Misas estacionales en Besas y en Lugros, con las que se puso fin a la Visita Pastoral.
Ese mismo día, en torno a las 13,30 horas, el Obispo bendijo la ermita en honor de la Virgen de Fátima, que los habitantes de Polícar están construyendo a su patrona. Aunque aún quedan algunos detalles por terminar, la ermita está prácticamente terminada y se levanta ya como un faro en el altiplano, a los pies de Sierra Nevada. Los policareños celebraron un día de fiesta, con una romería que sirvió para llevar la nueva imagen de la Virgen de Fátima, desde a parroquia hasta su ermita. Después hubo arroz y mucha fiesta. No en vano, ese día se vivió como el culmen de una obra que comenzó hace 8 años y que ha supuesto grandes esfuerzos para una población tan pequeña como es Polícar. Se trata de una ermita de estilo moderno, acogedora y que servirá, a buen seguro, para acoger a los policareños y demás devotos de la comarca, una vez al año, en una jornada de romería y devoción a la Virgen.
Con la bendición de la ermita de la Virgen de Fátima terminaron los actos programados en la Visita Pastoral a las parroquias de Lugros, Beas de Guadix y Polícar. Han sido días intensos, que se han vivido con emoción en cada una de estas parroquias.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Las pernoctaciones hoteleras aumentan en Andalucía un 16,3% en abril en Andalucía hasta los 3,9 millones
chevron_right
La Junta traslada "máxima colaboración" a la juez argentina que investiga los crímenes del franquismo