BUSCADOR DE NOTICIAS:  Hemeroteca  Google
IMPRIMIR ENVIAR RECOMENDAR COMENTAR
PUBLICIDAD:
VIVIENDA

Clemente reclamó a Agustín Huelva el dinero de una vivienda en Gallineras

El ex cajero sólo podía pedir el 50% de los recibos que pagó a la promotora · Jose F. Cabeza

Antonio Atienza
07/02/2010 16:38

Clemente Ruiz García, el ex cajero municipal en prisión preventiva como presunto autor del robo de casi 7,9 millones de euros de la Caja municipal, se encuentra entre los acreedores del empresario Agustín Huelva, titular de la empresa Bropsol que mantiene sin entregar los pisos construidos frente al muelle de Gallineras, en uno de las prometidas puntas de lanza del desarrollo urbanístico del suelo más cercano a la playa que se puede construir por ahora.

En este caso, empero, no ha sido Agustín Huelva el que ha incumplido el contrato sino el ex cajero municipal, a quien no le concedieron un préstamo para subrogar la hipoteca, por lo que solicita al empresario el 50 por ciento de las cantidades entregadas a cuenta.

Clemente Ruiz firmó con Bropsol 2005 SL un contrato privado para la compra de una vivienda con garaje en la promoción denominada Mirador del Puerto y después de haber satisfecho “todas y cada una de las cuotas que han sido enviadas por el banco”, tuvo que pedir un crédito hipotecario por valor de 270.411,20 euros en una entidad bancaria.

En el mes de abril de 2008 la entidad bancario le deniega el préstamo solicitado, lo que hizo que se acogiera a la condición general tercera del contrato privado en la que se dice que el comprador “podrá optar por la resolución del contrato en el momento en que conozca la no conformidad de la entidad financiera con la subrogación (hipotecaria del contrato) o la no concesión del crédito solicitado”.

Al haber ocurrido lo contemplado en esa condición, el contrato en las condiciones generales sexta 6,2 establece que una vez hecha constar la petición de suspender sus obligaciones, se le devolvería el 50 por ciento de las contidades satisfechas.

En este caso ocurre lo contrario que en la demanda del también comprador Antonio Garcés, quien denunció a Bropsol por incumplimiento del plazo de entrega de las viviendas y reclama tanto el dinero entregado a cuenta, 136.000 euros, como el 50 por ciento del mismo, por lo que la demanda es de 216.000 euros.

Unos mil euros al mes
La cantidad que Clemente Ruiz García entregaba a cuenta mensualmente era de 1.000 euros y viene a cuenta este dato por cuanto la compra de esa vivienda es una de las pruebas que maneja la Fiscalía para demostrar que el ex cajero municipal vivía muy por encima de las posibilidades económicas que le permitían el sueldo del Ayuntamiento, una vez que quedó fehacientemente demostrado que la inmobiliaria Nora de la calle San Marcos era absolutamnte deficitaria.

Aunque Clemente Ruiz García declaró en una de sus comparecencias en el Juzgado que en esa vivienda sólo había invertido mil euros, uno de los plazos, el propio documento pidiendo la devolución de las cantidades entregadas y dejar claro que ha satisfecho “todas y cada una de las cuotas que han sido enviadas por el banco”, da pie a los investigadores a creer que se trataba de una obligación mensual excesivamente elevada en comparación al sueldo que cobraba del Ayuntamiento de San Fernando.

Las distintas empresas de Agustín Huelva, además, no han estado exentas en los últimos dos años, cuando ya la crisis inmobiliaria se ha instalado con todas las de la ley, de requerimientos de embargos, una cuestión ésta más peliaguda de lo que parece por cuando los impagos pueden afectar los derechos de los trabajadores.

Prácticamente todas las empresas a su nombre han estado inmersas en diligencias de embargo cautelar por impago a la Seguridad Social, como se demuestra en la notificación del 14 de agosto de 2009 en la que se reclaman cantidades provenientes de Proajea SA y Bropsol SL, ambas accionistas del Centro de Ocio San Fernando Plaza, así como Fortius Partnes SA, titular del citado centro. En ese requerimiento también entraba la que fue el buque insignia del empresario, Procohusol, y entre todas mantenían una deuda de 46.548,72 euros, costas e intereses incluidos, con la Tesorería General de la Seguridad Social.

Se declaró cautelarmente embargado una finca rústica ubicada en Chiclana de la Frontera, en el Hoyo del Rodrigón, Pago de las Canteruelas.

La empresa Bropsol SL, como informaba este periódico esta misma semana, ha sido presuntamente descapitalizada en favor de Huelcor, la nueva empresa creada en abril del año pasado por Agustín Huelva y su hija, después de que la primera fuera vendida a una empresa catalana.

Entre las empresas que también han desaparecido pertenecientes al empresario isleño -Procohusol se ha dado por extinguida- está la que editaba la revista Yes Magazine, cuyos trabajadores tuvieron que acogerse al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), según ha podido saber este periódico.

Intervención del Plaza
La última mala noticia recibida por el empresario fue la intervención de Banesto en la gestión del Centro de Ocio San Fernando Plaza, a cuyo frente se encuentra ahora una empresa especializada del sector y de toda solvencia, que se encarga también de auditar las cuentas ante el aumento de la deuda con el banco por un montante de unos 2,5 millones de euros, como también publicaba este periódico en anterior edición.

Agustín Huelva sigue siendo dueño del centro de ocio, aunque no lo gestiona, y recibirá los dividendos que genere la nueva gestora en el caso de que el centro los produzca después del pago de las deudas acumuladas.

Lo que iba a ser la zona de Gallineras
La promoción de viviendas Mirador del Puerto se encuentra en una de las zonas que el Avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que se está tramitando calificaba como una de las de mayor proyección de la ciudad, por su relativa cercanía con la playa de Camposoto y el puerto de Gallineras.

Hay que recordar que los planes iniciales de los andalucistas eran acabar tanto con las viviendas de La Almadraba (por donde iría la prolongación de la Ronda del Estero) como de Buen Pastor y San Onofre mediante distintas fórmulas que no llegaron a cuajar ante la resistencia de los vecinos y los periodos electorales que se avecinaban.

Finalmente se decidió por tapar las viviendas construidas a partir de los años 50 con una pantalla de viviendas de nueva construcción a todo lo largo de la Ronda del Estero, lo que en cierto modo ha quitado su buena cuota de glamour a las promociones con nombres tan sugestivos como Mirador del Puerto o Cala del Sol.

Esta última ha sido otra de las promociones que ha terminado por venirse abajo ante la quiebra de la empresa, la antigua Aifos, que ha dejado a expensas de los bancos a unos 300 propietarios que deberán pagar más por unas viviendas ya sobrevaloradas en los tiempos del auge del ladrillo. Y eso en el caso de que el banco admita ese recurso y no pierdan todo lo que invirtieron al ser el último eslabón en la cadena de cobro del concurso de acreedores.

Precisamente las dos grandes pifias inmobiliarias que se ha dado en los últimos tiempos en San Fernando han estado en el norte y en el sur de la ciudad, dos potenciales zonas de desarrollo que se han llenado de cemento pero cuyas viviendas no están siendo habitadas por los compradores.

‘Desaparición’ de Procohusol y oficinas y naves a la venta
La empresa Procohusol, buque insignia de Agustín Huelva, fue uno de los activos de San Fernando en una ciudad con pocas promotoras fuertes con capacidad para crear empleo en el sector, por lo que su desaparición supone una pérdida para el tejido económico de La Isla, en donde construyó muchas promociones de viviendas.

Según los datos que obran en poder de la Tesorería General de la Seguridad Social, publicados en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) del 15 de junio de 2009, la empresa fue fundada por Agustín Huelva Corchado y Jesús Cocería Pérez mediante escritura otorgada con fecha 31 de diciembre de 1990 en San Fernando ante el notario Íñigo de L. Romero de Bustillo con número 1891 de su protocolo e inscrita en el Registro Mercantil de Cádiz el 26 de marzo de 1991.

Su objeto social eran la promoción y construcción de viviendas y promociones de servicios variados y espectáculos y el domicilio quedaba fijado en San Fernando, calle Santo Entierro, 27-D. Su capital inicial fue de 9.015,18 euros divididos en 150 participaciones sociales con un valor nominal cada una de ellas de 60,10 euros. El órgano de administración de la sociedad, estaba regido por un administrador único que recaía en Jesús Cocerría Pérez.

Posteriormente, mediante escritura otorgada en Chiclana el día 7 de noviembre de 1994, ante el notario Francisco José Maroto Ruiz, con el número 2042 de su protocolo e inscrita en el Registro Mercantil de Cádiz el 29 de mayo de 1995, se cambia el domicilio social a la calle Real, número 24, local número ocho de la ciudad de San Fernando y se aumenta el capital social en la cantidad de 171.288,45 euros pasando a ser 180.303,63 euros.
Ese local, junto con una nave comercial en el polígono de Pelagatos de Chiclana, se encuentran ahora en venta como se puede ver en algunos portales web especializados.

Con fecha 4 de mayo de 1998 y mediante escritura otorgada en Cádiz, ante el notario José Ramón Castro Reina, con el número 1834 de su protocolo e inscrita en el Registro Mercantil de Cádiz el 11 de noviembre de 1998, se cambia el domicilio social dentro de la población de San Fernando a la calle Real, número 24, bajo.

Mediante escritura otorgada con fecha 12 de diciembre de 2003 en Cádiz ante el mismo notario, con el número 4075 de su protocolo e inscrita en el Registro Mercantil de Cádiz el 12 de abril de 2004, se reduce el capital social en la suma de 303,63 euros y se aumenta en la cantidad de 439.920 euros pasando a ser de 619.920,00 euros, dividido en 10.332 participaciones de 60 euros de valor nominal cada una.

Único propietario
Posteriormente, mediante escritura otorgada en Cádiz, el día 8 de marzo de 2006, ante el notario José Ramón Castro Reina, con el número 952 de su protocolo e inscrita en el Registro Mercantil de Cádiz el 21 de marzo de 2006, se declara el carácter de unipersonal de la sociedad, siendo su único socio José Agustín Huelva Corchado.
Con esa misma fecha y ante el mismo notario se nombra como nuevo administrador único, por plazo indefinido, a Huelva Corchado. Finalmente, mediante escritura otorgada en Cádiz, el día 5 de mayo de 2006, ante el notario José Ramón Castro Reina, con el número 2044 de su protocolo e inscrita en el Registro Mercantil de Cádiz el 23 de mayo de 2006, se aumenta el capital social de esta compañía en la cantidad de 9.300,00 euros, pasando a ser de 629.220,00 euros, dividido en 10.487 participaciones de 60,10 euros cada una.

Según consta en la documentación proporcionada por el Registro Mercantil, se han depositado las cuentas anuales hasta el ejercicio 2006 y se han legalizado los Libros de Comercio hasta el ejercicio 2007, no habiéndose realizado más publicaciones y anuncios de convocatorias o acuerdos relativos a la sociedad en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

Dicha empresa promovió su inscripción en la Seguridad Social en la provincia de Cádiz, asignándole el Código de Cuenta de Cotización Principal nº 11008541258 con fecha de alta 22 de abril de 1991, siendo baja en la Seguridad social con fecha 15 de julio de 2008.

La Sociedad Procohusol SL generó deudas con la Seguridad Social en el período comprendido desde el enero de 2007 a julio de 2008, ambos inclusive, por un importe total al día de la fecha de 927,33 euros, sin que en el curso del procedimiento recaudatorio en vía ejecutiva la empresa, a requerimiento de la Dirección Provincial, haya facilitado información sobre los posibles bienes y derechos de los que la misma sea titular y sin que se hayan encontrado bienes objeto de embargo que puedan satisfacer la totalidad de la deuda contraída.

La empresa -siempre según la información oficial publicada en el BOP- presentó sus cuentas anuales hasta el 2006 en el Registro Mercantil, no existiendo, asimismo, inscripciones posteriores de aumento del capital social, ni de liquidación o disolución de la empresa por las deudas generadas.

A partir de ahí comenzó el declive de un empresario que entre otras cosas, fue rey mago de San Fernando.




COMENTAR ESTA NOTICIA
Comentario:
Nombre:
Email:
 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a andaluciainformacion.es
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- andaluciainformacion.es se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en los periódicos del grupo.

Las + destacadas de San Fernando
  • INSCRÍBASE EN NUESTRO BOLETÍN
    DIARIO DE NOTICIAS
  • 1º RELLENE SU
    DIRECCIÓN DE EMAIL
  • 2º SELECCIONE UNA
    EDICIÓN PARA RECIBIR
  • INSCRÍBASE
    PULSANDO AQUÍ