Actualizado: 20:01 CET
Viernes, 13/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Torremolinos

Torremolinos, ante el reto de ofrecer un verano para recordar

La distinción de la ‘Q’ de Calidad para los chiringuitos, playas adaptadas y satisfacer al nuevo viajero son los ejes principales

  • Paseo marítimo de Torremolinos.
  • El Ayuntamiento prevé habilitar una nueva zona de baño para personas con diversidad funcional en Playamar
  • El proyecto Smart Beach busca la ciudad sea un referente internacional de playas inteligentes

El mes de mayo ha arrancado en Torremolinos con temperaturas más cercanas al verano y con signos de que no van a bajar de los 25 grados en las próximas semanas.

Con la temporada alta a punto de hacer su entrada triunfal, esta localidad malagueña, que cerró el trimestre de la temporada alta de verano (julio a septiembre) de 2018 como líder turístico de Andalucía por pernoctaciones hoteleras, se enfrenta a nuevos retos para ofrecer el mejor verano a sus vecinos y a los turistas que elijan este destino para disfrutar de unos días de descanso.

Chiringuitos de calidad

Además de sus playas, Torremolinos se distingue por su gastronomía y, sobre todo, por los chiringuitos. Son precisamente estos restaurantes los que trabajan por conseguir la ‘Q’ de Calidad, distintivo  que aporta prestigio, diferenciación, fiabilidad, rigurosidad y promoción de sus servicios.

Así, los chiringuitos con esta distinción se distinguen del resto por la información detallada al cliente, la seguridad de un producto de calidad, la participación del consumidor en la mejora del establecimientos (encuestas, sugerencias, quejas...), así como las condiciones higiénicas de las playas e instalaciones.

Torremolinos busca este verano 2019 renovar la ‘Q’ de Calidad de su litoral, otorgado el año pasado por el  Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), así como hacer lo propio con la Bandera Azul de la playa de Los Álamos y ampliar su concesión también a las playas de La Carihuela, El Bajondillo y Playamar.


Playas para todos

El Ayuntamiento también prevé habilitar una nueva zona de baño adaptado para personas con diversidad funcional en Playamar (que se suma a la ya existente en La Carihuela) y el reacondicionamiento de los parques infantiles existentes en todas las playas. Así, dispondrán de zona de sombra, pasarelas de acceso hasta el mar de medidas especiales para facilitar la movilidad de sillas de ruedas, ducha adaptada y módulo de baño adaptado.

Otro de los grandes retos a los que se enfrenta Torremolinos este año es la necesaria adaptación al perfil del nuevo turista que busca un plus en sus vacaciones.

Precisamente este es uno de los 11 proyectos dentro de las líneas de actuación de la Estrategia de Desarrollo Urbano Integrado (EDUSI) denominada Avante Torremolinos. Bajo el objetivo temático de mejorar el uso y la calidad de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y el acceso a las mismas,  hace énfasis en el fomento del acceso a las mismas, así como a la creación de servicios turísticos innovadores como las Smart Beach que permita transformar Torremolinos en un referente internacional de playas inteligentes, convirtiendo la estancia en la ciudad en una experiencia única, basada en la gestión eficiente y la sostenibilidad.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El PSOE apuesta por municipalizar el parking de la plaza de Andalucía
chevron_right
La Torre Pimentel, historia que da nombre a la ciudad