Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 28/07/2021

Sociedad

6 cosas a tener en cuenta para preparar el coche para la primavera

Con la llegada de la primavera, son muchos los aspectos que se deben tener en cuenta para preparar tu coche a esta estación del año

Publicidad Ai
  • Un vehículo particular.
  • La DGT o Dirección General de Tráfico ofrecen a los conductores una serie de indicaciones para tener el coche preparado durante la primavera

Con la llegada de la primavera, son muchos los aspectos que se deben tener en cuenta para preparar tu coche a esta estación del año. La primavera cuenta con una serie de condiciones que obligan a realizar algunas tareas de mantenimiento en el vehículo para evitar males mayores en un futuro próximo.

La DGT o Dirección General de Tráfico ofrecen a los conductores una serie de indicaciones para tener el coche preparado durante la primavera. Recuerda que es una época donde el tiempo cambia de forma constante y poco predecible.

En el artículo de hoy, se van a comentar 6 de estas indicaciones para que tu coche se encuentre en el mejor estado ante la llegada de la primavera.

1. Cambiar el filtro de polen

El tráfico en las carreteras provoca que existan multitud de partículas en suspensión, como el polvo, pero, con la llegada de la primavera, a eso se le suma el polen.

El aumento de esta sustancia durante esos meses hace que se vaya acumulando en el filtro antipolen. Esta es una de las primeras indicaciones, sobre todo, si eres alérgico, ya que un filtro nuevo evitará que entre el polen en el interior del coche.

Además, mantiene los conductos del aire condicionado del vehículo limpios, lo que evita el aumento de bacterias en la zona.

Lo que hace el filtro antipolen es acumular en su interior todas las partículas que puedan entrar en el coche. No obstante. Si este filtro se satura, la ventilación se reduce, así como la no renovación del aire del vehículo. En plataformas como Daparto, que es una web en la que centenares de recambistas ofrecen repuestos de coche online, podrás encontrar estos filtros.

2. Revisar los frenos

Otro de los puntos importante a tener en cuenta son el estado de las pastillas y los discos de freno. En este sentido, cabe observar si el pedal está algo más duro que habitualmente, si el piloto de freno está iluminado o si el coche tarda más en frenar. Con la llegada de la primavera, es muy posible que sean necesarios unos discos de freno nuevos.

Además, hay que controlar el nivel del líquido de frenos, ya que debe estar siempre entre los parámetros que establece el modelo de coche, ni por encima ni por debajo.

3. Observar la presión y el dibujo de los neumáticos

Los neumáticos de los vehículos deben ser revisados habitualmente. Pues bien, la primavera es un buen momento para hacerlo.

En este aspecto, se debe tener tener en cuenta si la presión del neumático es correcta. Se pueden dar dos situaciones:

En primer lugar, que la presión se superior a la recomendada. Si esto ocurre, el neumático se va a desgastar más por la parte central y se estropearan las suspensiones, ya que la alta presión soporta peor los baches o las irregularidades de la carretera.

Y, en segundo lugar, que la presión se inferior a la recomendada. Esto provocará un mayor consumo de combustible por parte del coche y el desgaste más rápido del neumático. Además, el riesgo de sufrir aquaplaning se multiplica.

Así, es necesario comprobar bien la presión de los neumáticos y el desgaste de los mismo. El desgaste puede observarse con facilidad en el dibujo de la rueda.

4. Comprobar el sistema de iluminación

Las luces del coche son uno de los elementos clave para la conducción. De esta manera, ante la llegada de la primavera, se debe comprobar que todas las funciones de la luz hagan su trabajo correctamente y que las señalizaciones funcionen.

Si alguna luz no funciona bien, deberán ser cambiadas. Recuerda que se recomienda cambiar las luces del coche por parejas, ya que asegura el éxito y la durabilidad.

Además, es necesario comprobar la regulación y la altura de las luces.

5. Mirar el nivel de líquido anticongelante

Cuando las temperaturas suben con la llegada de la primavera, es importante comprobar si el motor del coche refrigera de forma adecuada.

Normalmente, el piloto del coche manda aviso, pero si no se ha comprobado durante un tiempo largo, la llegada de la primavera es un buen momento.

Para mirar el nivel de líquido anticongelante debes abrir el capó y comprobar el nivel con el medidor que tiene. Si hace falta líquido, recuerda que debes añadirlo cuando el coche esté frío y en una superficie plana.

6. Examinar la batería

La batería es uno de los elementos del coche que más sufre con las bajas temperaturas, por lo que, con la llegada de la primavera, tras el invierno, conviene examinar su estado.

Esto evitará que el coche pueda pararse en cualquier momento y en cualquier lugar. Se recomienda circular con el coche durante una hora y dejarlo en reposo una media hora. Una vez esto hecho, se debe arrancar. Si tarda mucho en hacerlo, es conveniente cambiar la batería.

COMENTARIOS