El tiempo en: Andalucía
Martes 13/04/2021

Sociedad

Diversificación de cartera de inversión durante el Covid-19

El espejo está puesto en lo sucedido tanto en 2007 como en 2015 y se espera que incluso haya un recorrido alcista de hasta un 20% durante todo el año

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Economía en casa.
  • La inversión en acciones suele ser uno de los recurrentes en las carteras de los distintos brókeres, pero no es la única opción disponible
  • La recomendación para quien busque cierta y relativa rentabilidad en el medio y largo plazo, es la diversificación

Parece que ya quedó atrás la sombra de la Covid19 en los distintos parqués internacionales. Mientras que el año 2020 será estudiado en las escuelas financieras futuras como ejemplo del sufrimiento económico de los valores bursátiles ante una pandemia, lo siguiente que se verá es que la política de vacunación internacional y el esfuerzo de las empresas se empieza a ver recompensado en 2021 con máximos en los índices bursátiles.

¿Por qué empiezan a reaccionar los mercados?

Precisamente por el optimismo de los bancos centrales. Desde que la FED anunciara que no se prevé que haya una subida de tipos de interés próxima, la economía expansionista que estaba marcando máximos gracias a los incentivos del mercado ha vuelto a dispararse.

A eso se suman las medidas que también se espera que anuncie próximamente el Banco Central Europeo y que irán en línea con las directrices marcadas de Estados Unidos, que sigue buscando una recuperación estelar este 2021 que marque un histórico en este siglo.

El espejo está puesto en lo sucedido tanto en 2007 como en 2015 y se espera que incluso haya un recorrido alcista de hasta un 20% durante todo el año.

¿Dónde apostar entonces a la hora de diversificar la cartera?

Si se busca conocer cuáles serán las mejores acciones, está claro que hay tres sectores que parece que van a triunfar:

  1. La industria: empujada por el mercado de materias primas y los récords de demanda y exportaciones, las acciones de empresas cotizadas de este sector están actualmente en auge. Eso significa que los resultados económicos nacionales también mejorarían sustancialmente tal como empiezan a predecir desde los organismos económicos internacionales, cuyo optimismo está contagiando al mercado y consumo.
  2. Las renovables: con las nuevas políticas medioambientales auspiciadas por los gobiernos y las entidades internacionales, la economía verde va a ser el camino de muchas empresas que van a apostar por nuevas tecnologías energéticas basadas en las renovables. Esas serán empresas que empiecen a cotizar al alza y de las que se espera haya un buen recorrido.
  3. Los bancos: aunque sorprenda, el hecho de que el BCE y la FED sigan apostando por políticas de intereses bajos permite que la expansión de negocio y que los créditos lleguen a la población, mejorando su percepción y, por tanto, cotización en los distintos parqués internacionales.

¿Es la bolsa la mejor opción?

Como en todo, la recomendación para quien busque cierta y relativa rentabilidad en el medio y largo plazo, es la diversificación.

La inversión en acciones suele ser uno de los recurrentes en las carteras de los distintos brókeres, pero no es la única opción disponible ya que mercados como las divisas o la materia prima están teniendo gran aceptación también entre los medianos inversores que, hasta ahora, nunca habían planteado su entrada y apalancamiento en ellos.

No obstante, para el tipo de inversor medio, la bolsa es uno de los mercados que, pese a su volatilidad, mejor comprensión tiene, lo que hace que sea refugio de incluso pequeños inversores que prefieren intentar cierta rentabilidad ante la falta de opción en los productos bancarios.

COMENTARIOS