HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 20:19 CET
Jueves, 09/04/2020

Sevilla

El PP critica averías en hornos crematorios, uno de ellos ya arreglado

El Ayuntamiento aclara que en enero invirtió más de 66.000 euros en el arreglo de uno de los tres hornos, por lo que están en funcionamiento dos

El Grupo popular del Ayuntamiento de Sevilla ha alertado este miércoles de que los hornos crematorios del cementerio municipal de San Fernando sufren "constantes averías", provocando esperas de días para las incineraciones o que las familias acudan a crematorios ajenos a la capital, denunciando además las "indignas condiciones" laborales de la plantilla de este servicio público y la "falta de personal" en el mismo.

El portavoz adjunto del Grupo Popular, Rafael Belmonte, junto con representantes de los trabajadores, ha estado visitando este miércoles el cementerio, donde ha denunciado "la avería de los hornos, uno de ellos desde hace un mes y que no dispone de puerta de seguridad, y las condiciones indignas en las que trabajan los empleados por la dejadez y nula planificación del alcalde, Juan Espadas".

Belmonte ha detallado que "de los tres hornos que hay en el cementerio de Sevilla, uno está averiado, algo que vienen alertando desde hace un año, y otro presenta graves desperfectos, por lo que sólo hay funcionando correctamente un horno, que por cierto han tardado siete meses en arreglar". Al respecto, ha precisado que "un mes que esté averiado un horno son aproximadamente 60.000 euros que se pierden" como ingreso a las arcas municipales.

"Es lamentable que haya casos en los que haya que esperar días o tengan que realizarse las incineraciones en pueblos cercanos por la avería de los hornos crematorios", ha indicado Rafael Belmonte, exponiendo que "han sido muchas las ocasiones en las que los propios trabajadores han intentado arreglar los hornos ante la falta de respuesta del gobierno de Espadas, ya que ha habido casos en los que han tardado meses en responder" a las peticiones de reparaciones.

Igualmente, ha alertado que "ni siquiera hay cámara frigorífica en el cementerio, cuando por ley debe haber un mínimo de diez, el morturador también lo han tenido que arreglar los propios empleados y no hay la seguridad adecuada, pues no están operativas las cámaras de seguridad, por lo que los robos son constantes".

A ello se une, según prosigue, "la proliferación de ratas e insectos, ya que no se realizan las actuaciones de desratización y desinsectación adecuadas, y que no hay una sala de operaciones dignas para que los empleados puedan realizar su trabajo ni una sala adecuada para los familiares".


Así, ha criticado "las condiciones insalubres en las que tienen que trabajar diariamente todos los empleados municipales del cementerio, ya que no tienen los materiales adecuados para poder desempeñar su trabajo, como mascarillas y guantes, la ropa no es la apropiada, los equipos de protección individual no son legales, la camilla en la que trasladan los cadáveres carece de protectores de seguridad, la ventilación en la zona de trabajo no es la reglamentaria y los aparatos de aire acondicionado son domésticos y no industriales".

Las condiciones son tan "indignas", según Belmonte, que el PP duda de que "se esté cumpliendo la Ley de Policía Sanitaria Mortuoria o la normativa medioambiental de la Junta de Andalucía. Por otro lado, ha avisado de la "falta de personal" en este cementerio en el que se realizan aproximadamente 4.000 incineraciones al año". 

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Hacienda y Administración Pública, ha aclarado que el pasado mes de enero se completó la reparación de uno de los tres hornos del cementerio tras una inversión de 66.500 euros, "de forma que en estos momentos hay dos de los tres en funcionamiento con total normalidad cubriendo así los servicios solicitados de incineraciones".

Ante las críticas realizadas por el PP, el Ayuntamiento ha indicado en un comunicado que, asimismo, dentro de la planificación elaborada por los servicios municipales, una vez reparado el primer horno se iba a proceder a intervenir sobre otro de los hornos que se encontraba con problemas y que dejó de funcionar la pasada semana. El motivo de esta actuación por fases ha sido "garantizar en todo momento el funcionamiento de los servicios de incineración con al menos dos hornos".

"La reciente inversión ejecutada en uno de los hornos demuestra la falsedad de las declaraciones del PP puesto que sí se está atendiendo y actuando en el cementerio y sí se están ejecutando proyectos dentro de una planificación para la mejora de las instalaciones", explica la delegada de Hacienda y Administración Pública, Sonia Gaya, quien recuerda que el presupuesto del Ayuntamiento de Sevilla para 2020 contempla unas inversiones por un importe total de 806.000 euros en distintas mejoras para el Cementerio de San Fernando.

La reparación del denominado horno Lazar del cementerio San Fernando se realizó a través de la demolición y nueva construcción del revestimiento refractario de esta instalación para poder funcionar con normalidad. La obra y puesta en funcionamiento se ha concluido durante el mes de enero, de acuerdo con los planteamientos incluidos en la licitación.

Estas tareas de reparación del horno Lazar no han impedido el normal funcionamiento de las cremaciones diarias en los otros dos hornos, denominados Shelton 1 y Shelton 2. "Ahora, de acuerdo con la planificación, se intervendrá sobre otro de estos hornos cuya reparación se encontraba pendiente", detalla.

El gobierno, por tanto, incide en que en todo momento hay dos hornos de los tres existentes en funcionamiento de forma que se cubren todos los servicios que se demandan sin que se estén desviando a otros puntos de la provincia. Del mismo modo, el gobierno negó las acusaciones del PP en torno a falta de materiales por parte de la plantilla.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los expertos apuestan por un nuevo modelo de movilidad sostenible
chevron_right
Capitán Cobarde, 'Parece ser', su nuevo single