HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 15:12 CET
Jueves, 21/11/2019

Sevilla

Citan a declarar a cinco personas por la muerte del niño en la cacería

Entre los citados a declarar se encuentra el organizador de la montería de Guillena y el encargado de distribuir los puestos, en uno de los cuales falleció

  • La finca "La lapa" donde falleció el niño.

El titular del juzgado de instrucción 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, que instruye el caso de la muerte de un niño de 4 años en una montería de jabalíes en Guillena (Sevilla), ha llamado a declarar a cinco personas relacionadas con los hechos, entre ellas el organizador de la cacería y el encargado de distribuir los puestos.

Fuentes judiciales han informado de que las declaraciones se han fijado para los días 13 y 15 de marzo, con la previsión de que el primer día comparezcan ante el magistrado el compañero de puesto del imputado por la muerte del niño y el hijo de este, que se encontraban en el puesto donde debía estar el autor del disparo mortal.

El día 15 declararán los dos realeros que trabajaron en la cacería, encargados de llevar a los perros por distintas zonas del campo para hacer salir a los jabalíes y ponerlos a tiro.

Las declaraciones se completarán con el postor, la persona encargada de distribuir los distintos puestos de la cacería antes de que se inicie.

En este caso, el juez, que dejó al cazador en libertad provisional acusado de homicidio imprudente, aceptó a la familia del niño como acusación particula.

El suceso tuvo lugar el 19 de enero en el coto "La Lapa", del término municipal de Guillena, situado en las primeras estribaciones de la sierra norte de Sevilla.


En su defensa, el acusado, que es arquitecto, esgrime que no le informaron del resto de puestos de la montería organizada para cazar jabalíes y que cuando disparó no vio que en esa dirección estaba el menor, que no se movió de su sitio y estaba sentado en un banquito junto a su padre y su abuelo.

La Guardia Civil en su informe previo señala que el menor estaba junto a su padre y su abuelo "colocado en su puesto de forma correcta, justo en la marca de señalización", y que el disparo mortal lo hizo el único acusado.

En las conclusiones del informe se indica que, de los cinco puestos que formaban la montería, tres no estaban montados de forma correcta porque entre ellos tenía que haber una distancia mínima de 150 metros cuando no haya obstáculos, según recoge la Ley de Caza de Andalucía.

Entre los puestos dos y tres había 137 metros, y entre el tres y el cuatro 110 metros, y los puestos estaban en línea, paralelos y sin obstáculos entre ellos, precisa la Guardia Civil.

Además, los puestos eran dobles, es decir, compuestos por dos tiradores que se alternan en los disparos, lo que también prohíbe la Ley de Caza andaluza, explica el informe, en el que se añade que otra irregularidad es la ausencia de señalización correcta en los accesos a la finca y caminos colindantes avisando de la montería.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
El Seprona investiga a una empresa por abandonar neumáticos usados
chevron_right
Nueva entrega de 'Azulejo' de la Fundación Colegio de Aparejadores