HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 12:37 CET
Lunes, 22/10/2018

Sevilla

Abren expediente por la agresión homófoba de un vigilante en la Feria

El Ayuntamiento de Sevilla ha abierto un expediente ante la denuncia de un joven contra un vigilante de una caseta le agredió tras llamarlo "puto maricón"

  • Tuit de denuncia de la Asociación Adriano Antinoo.

El Ayuntamiento de Sevilla ha abierto un expediente informativo para aclarar la denuncia de un joven de 25 años de edad que asegura que un vigilante de seguridad de una caseta de la Feria de Abril le agredió tras llamarlo "puto maricón".


En declaraciones a los periodistas, el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha explicado que se trata de un caso "en el que ya está actuando el Ayuntamiento a través de la Policía Local, para tener un conocimiento más profundo de lo que ha ocurrido".

Ha señalado que si los hechos se confirman "lo primero que hago es condenar que se den estas conductas por parte de un vigilante, porque es un hecho condenable".

"La Feria tiene que estar libre de todo tipo de conductas de este tipo, reprobables, con el deseo de que no se produzcan estos hechos, ni en la feria, ni en la ciudad de Sevilla ni en ninguna parte del mundo", ha dicho Cabrera.

La denuncia refleja que los hechos sucedieron pasadas las tres de la madrugada del miércoles cuando el denunciante, acompañado de unas amigas, acudió a la caseta situada en el número 189 de la calle Pascual Márquez del recinto ferial a la que, según ha explicado a Efe, ha ido otros años "con amigos gais y no he tenido ningún problema".

Sus amigas entraron a la caseta mientras él se quedó fuera hablando por teléfono y al terminar pidió al vigilante si podía pasar porque estaban sus amigas dentro aunque no tenía invitación, ante lo cual, según ha relatado y consta en la denuncia a la que ha tenido acceso Efe, el vigilante le dijo: "Aquí no entra un puto maricón".

A.A. le respondió que si no quería dejarle pasar lo entendía porque no tenía invitación pero que no tenía derecho a insultarle así, momento en el que según su relato y lo expuesto en la denuncia el vigilante se fue hacia él y la emprendió a "patadas y puñetazos" hasta tirarle al suelo.

En ese momento acudieron otros vigilantes para reducirlo y el denunciante sacó su móvil para grabar al presunto agresor, ante lo que uno de los compañeros de éste se lo quitó y lo tiró al suelo.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Las Palmas apura sus opciones de salvación ante un Betis imparable
chevron_right
Discrepancias entre la plataforma en defensa de las pensiones y CCOO