Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/06/2022  

Sevilla

El Colegio de Aparejadores de Sevilla presenta una nueva edición de la colección Azulejo

El facsímil recuperado ha sido "Anales de la Real Plaza de Toros de Sevilla (1730-1835)" de Ricardo de Rojas y Solís, Marqués de Tablantes, y publicado en 1917

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Un momento de la presentación de 'Azulejos'.

El Salón de los Carteles de la Real Maestranza acogió la presentación del número 48 de la colección “Azulejo”, publicaciones que edita el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Sevilla desde el año 1973. En esta ocasión, el facsímil recuperado ha sido "Anales de la Real Plaza de Toros de Sevilla (1730-1835)" de Ricardo de Rojas y Solís, Marqués de Tablantes, y publicado en 1917, según ha informado la institución colegial en una nota de prensa.

El libro ha sido prologado en esta nueva edición por el arquitecto técnico Juan Manuel Macías Bernal. Según sus palabras, esta obra recopila “un compendio de datos que ayudarán a comprender lo que ocurría durante poco más de un siglo en el antiguo monte del Baratillo y su área de influencia”.

La presentación corrió a cargo del prologuista de la obra que estuvo acompañado por el presidente del Colegio de Aparejadores de Sevilla, José Manuel Flores y la vicepresidenta de la Fundación Aparejadores, Helena Ruiz, así como los miembros de la Real Maestranza Joaquín Guajardo-Fajardo y Carmona, Marqués de la Peña de los Enamorados, y Marcelo Maestre León, Archivero y Fiscal respectivamente de la Real Maestranza.

La colección Azulejo fue puesta en marcha por Joaquín Ruiz Romero, uno de los miembros fundadores de la Fundación Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Sevilla, de la que era patrono. Se distinguió por poner en marcha muchas actividades culturales, así como coordinando esta publicación facsimilar literaria, libros antiguos relacionados con la historia de Sevilla, que agrupan una valiosísima colección que este año alcanza los 48 títulos. Sobrino de Joaquín Romero Murube, había nacido en 1938 y fue un incansable divulgador de la obra literaria de su tío así como el custodio de todo su legado.

TE RECOMENDAMOS