Quantcast
El tiempo en: Andalucía
14/08/2022  

Cádiz

“Llevar la carpa de Carnaval en Cádiz habría sido una guerra viva con los vecinos”

Los empresarios admiten que el revuelo por la ubicación les llevó a no optar a la licitación

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Carpa en el Muelle Ciudad en imagen de archivo.

El presidente de la asociación de vecinos del barrio de Santa María, José Rodríguez, reconoce que se siente aliviado porque la carpa del Carnaval no se instalará finalmente en el aparcamiento de la estación de Renfe, junto a la Cuesta de las Calesas, dado que se esfuman los temores a no poder descansar entre el 2 y el 12 de junio; pero no celebra que tampoco se vaya a uibicar en cualquier otro sitio tras quedar desierta la licitación por la presión vecinal, mediática y de la oposición, según la concejala de Cultura y Fiestas Lola Cazalilla.

“No nos pueden responsabilizar”, se queja Rodríguez, en la línea de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cádiz-5 de abril. La entidad acusó al Ayuntamiento de llevar a cabo cambios en los pliegos de la carpa sin contar con el colectivo. “Sea valiente y llame las cosas por su nombre, diga quiénes tienen la culpa pero en ningún momento señale al movimiento vecinal porque ha sido el que siempre ha estado ahí para sacar las castañas del fuego a este Ayuntamiento en benefinicio de los vecinos de la ciudad”.

Sin embargo, los empresarios consultados por este medio niegan que se hayan introducidos modificaciones en la licitación con respecto a ediciones anteriores. De hecho, las condiciones son similares, con un canon a partir de 90.000 euros que, no obstante, sí despertaba reservas porque hay mucha incertidumbre con respecto a la afluencia de público, dando por hecho que será menor en pleno junio que en febrero, tanto por la fecha de exámenes como por el excesivo calor.

También niegan que la necesidad de ofrecer un estudio sobre el impacto del ruido sea disuasorio porque no tendría coste alguno para los interesados en presentar oferta.

La principal causa para rehusar a hacerse cargo de la instalación de la carpa ha sido el revuelo montado. “Montarla habría sido una auténtica guerra viva con los vecinos”, admiten, al tiempo que lamentan que no haya por primera vez en años porque “es necesaria”.  

TE RECOMENDAMOS