Actualizado: 13:39 CET
Lunes, 13/07/2020

San Fernando

La plica de la Limpieza pública "violó tres disposiciones legales"

"Nadie olvida aquellas prisas y corriendo para licitar ese mega contrato antes de que entrara en vigor la nueva Ley de Contratos del Estado".

  • Juan José Fornell, presidente de 3R.

3R ha asegurado este viernes que la plica de la Limpieza “violó tres disposiciones legales” y que nadie olvida aquellas prisas y corriendo para licitar ese mega contrato que supera los 30 millones de euros, antes de que entrara en vigor la nueva Ley de Contratos del Estado, el pasado 9 de marzo de 2018 con objeto de evitar que esa plica fuera afecta a las bondades legislativas de ese nuevo texto.

3R asegura que la licitación nunca fue publicada en la Plataforma de Contratación del Estado, acto que hoy, la hace “nula automáticamente”. “Es más nos enteramos posteriormente, que dado que San Fernando no estaba dado de alta en esa Plataforma del Ministerio de Hacienda, llegaron a tener el Departamento de Contracción Pública de San Fernando, cerrado a cal y canto más de dos meses, sin poder licitar nada”.

El partido local reconoce que “ya no aguantamos más” con la situación de la limpieza pública, “pero lo primero es el marco legal en las Administraciones públicas y esa plica, con esa actuación, violó tres disposiciones legales que obligan a esa publicación, que nunca se realizó y que era de obligado cumplimiento desde 2013”.

3R considera que esa plica, con ese valor y con lo que supone para la ciudad, no puede ser refrendada en ese salón de plenos, a pesar de todas las necesidades que tenemos de cambiarla. “Por ello le pedimos a la oposición que es el momento de tumbarla para que se incluya en las bondades legislativas de la nueva Ley de Contratos del Estado y que los isleños sean beneficiarios de sus bondades”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
"Cavada gana tiempo para cobrar la tasa de basura tras las elecciones"
chevron_right
Juan García Cubillana o cómo cumplir 90 años peleándose por la Isla