Publicidad Ai
Publicidad Ai

Hablillas

De lona y goma

Es curioso cómo se han impuesto las zapatillas deportivas entre las señoras, cómo han dejado la cancha del complejo deportivo para salir a socializar

Publicado: 26/03/2023 ·
19:12
· Actualizado: 26/03/2023 · 19:12
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Autor

Adelaida Bordés Benítez

Adelaida Bordés es académica de San Romualdo. Miembro de las tertulias Río Arillo y Rayuela. Escribe en Pléyade y Speculum

Hablillas

Hablillas, según palabras de la propia autora,

VISITAR BLOG

Rozamos la Semana Santa y a la vista están los parones mientras desfila la procesión. Son temibles, quizás peores que una caminata, sin embargo no hay descenso en el número de cuantos soportan la espera a pie de calle. Todo lo contrario, cada año parecen aumentar y se agradece, entre otros motivos, por el empujón que recibe la economía.

Desde hace días en las terrazas no cabe un alfiler y las sobremesas del fin de semana se alargan más allá del instante en que la tarde empieza a rosear el cielo. De momento los pies alivian la presión del peso entre paseos y la silla o el taburete del establecimiento. Sin embargo dentro de una semana a esta alternativa habrá que añadir la del calzado cómodo.

Es curioso cómo se han impuesto las zapatillas deportivas entre las señoras, cómo han dejado la cancha del complejo deportivo para salir a socializar. Quién iba a decir que los tenis conocidos por todos, aquellos zapatos de lona y goma iban a ser un complemento ineludible, una cuestión de moda, una tendencia donde la comodidad se ha hermanado con la estética de manera inseparable, dando al atuendo un toque relajado sin alterar la elegancia. Las fotos demuestran el lugar ganado a partir del amoldamiento al pie y el ingenio del diseño las ha bruñido con la locura del color. Por tanto, han revolucionado el mundo de los complementos con desenfado y alegría tanto en las marcas conocidas y las buenas por conocer. En los expositores ocupan su sitio entre zapatos de salón, stilettos de vértigo, sandalias planas y tacones sensatos junto a bolsos de cuero, bandoleras de tela y capachos de rafia, una gama donde el gusto, el estilo y la modernidad han evolucionado por obra y gracia de lo que resguarda el pie, dejando a un lado el temor a una caída o el susto provocado por un resbalón.

En esta Semana Santa zancajearán por La Isla dando confianza al cuerpo mientras rozan los goterones de cera. Algunas de las usuarias apretarán los dientes con disimulo mientras las suelas se deslizan al arquearse para avanzar, como si el gesto aliviara esa fricción tan incómoda. Los parones serán más llevaderos con ellas y el chirrido será tan suave que se ahogará entre el clamor y los tambores. Otras se las pondrán para recorrer la madrugada, cuando la solemnidad empiece a acusar el cansancio de la penitencia.
Mientras tanto, las zapatillas deportivas reciben la caricia de los pétalos de azahar que caen de los naranjos. Llovizna blanca, serena, perfumada, dulce.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN