Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 27/06/2022  

La Gatera

Concilios

En medio de este sínodo que ocupará desde el año 2021 hasta el año 2023, con el lema de: Por una iglesia sinodal, donde el Papa Francisco ha manifestado...

Publicado: 17/02/2022 ·
09:15
· Actualizado: 17/02/2022 · 09:15
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • La portada del libro.
Autor

Rosa G. Perea

Rosa G. Perea es escritora. Es cofundadora del Club de Lectura del Ateneo de Sevilla y editora en Almuzara

La Gatera

Como escritora, editora y colaboradora en medios de comunicación, Rosa G. Perea habla de todo, predominando la cultura

VISITAR BLOG

En medio de este sínodo que ocupará desde el año 2021 hasta el año 2023, con el lema de: Por una iglesia sinodal, donde el Papa Francisco ha manifestado que “El camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio”, acaba de publicar Roser Sabanés, investigadora y escritora de la historia del Derecho Canónico medieval, una obra interesantísima que recoge por vez primera en la historia las actas de los cinco concilios que tuvieron lugar en Córdoba y Sevilla durante el periodo de la dominación musulmana en Al Ándalus de los siglos VIII y IX (784-862): “Los concilios de la provincia eclesiástica Bética en los siglos VIII y IX”.

Cinco concilios, de rango nacional, del que las únicas referencias documentadas se encuentran en este volumen, y que celebrados en las sedes de Sevilla y Córdoba fueron decisivos para que los Reinos del Norte tomaran la decisión de reconquistar la Bética para acabar con la represión a la que estaban sometidos los mozárabes, los cristianos de Al Ándalus, por sus invasores. Esta obra viene a iluminar un periodo muy desconocido y convulso de nuestra historia.

Tras la dominación musulmana, Hispania quedó fragmentada y convertida en los Estados cristiano-hispánicos occidentales; los Estados hispano-cristianos de oriente de la península; y el Estado de Al Ándalus que quedaron bajo dominación musulmana. Así, la configuración eclesiástica en nuestra península quedó dividida en dos zonas: la norte con los llamados reinos cristianos del norte, junto a la Narbonense, denominada Hispania cristiana, con un cristianismo de resistencia; y la sur con el Estado de Al Ándalus, denominada Hispania musulmana, que englobaba las tres provincias eclesiásticas: Cartaginesa, Lusitania y Bética, con un cristianismo de supervivencia.

Este reducto cristiano bajo dominación musulmana constituyó el esqueleto de una Iglesia territorial diocesana y, aunque desaparecieron sedes por la represión musulmana, conservó y luchó por su liturgia, ritos y creencias, tal y como demuestran los cinco concilios nacionales celebrados en la provincia eclesiástica Bética durante los siglos VIII y IX.

Por eso, mirar al futuro, leyendo el pasado (que nos cuenta Sabanés) para saber qué somos.

TE RECOMENDAMOS