Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 09/08/2022  

Provincia de Cádiz

Ruiz Boix: “La política con la sanidad la hacen los ciudadanos con sus demandas”

Juan Carlos Ruiz Boix lleva apenas dos meses al frente del PSOE provincial. Ha sido un tiempo de calma a la espera de los inminentes procesos electorales

Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Juan Carlos Ruiz Boix

Juan Carlos Ruiz Boix lleva apenas dos meses al frente del PSOE. Un tiempo en el que se han venido desarrollando los diferentes congresos locales del partido sin apenas estridencias ni batallas internas, en consonancia con la nueva etapa abierta tanto a nivel regional como provincial y que tiene por delante dos frentes importantes: las elecciones autonómicas de otoño y las municipales de mayo de 2023. Ruiz Boix no oculta sus preferencias para ciudades como Cádiz, al tiempo que desliza los futuros cambios en la Diputación de Cádiz.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Tras lo ocurrido en Castilla y León se evidencia un retroceso del voto del PSOE, pero también de Podemos, mientras que sube Vox por encima de lo esperado. ¿A qué lo achaca?

–El avance de Vox viene propiciado por el populismo, porque la desesperación provocada por las crisis económicas siempre propicia la aparición de discursos populistas que atentan contra las políticas que defiende la Constitución. No debiéramos permitir esos atentados que provoca Vox, principalmente en la lucha contra la violencia de género y a la hora de conseguir una igualdad real entre hombres y mujeres. Con respecto al retroceso del PSOE, la única realidad es que el partido se ha quedado a un punto y medio del PP, en una tierra que habitualmente siempre ha votado a la derecha, con un voto muy conservador, y ese 30% nos deja insatisfechos, pero en ningún caso se consiguen los réditos que buscaba el PP con ese adelanto electoral.

¿Cree que esos resultados pueden ser extrapolables a Andalucía?

–Entiendo que lo que nos falta es mejor comunicación y más pedagogía para explicar lo positivo que son los gobiernos socialistas, lo positivo que es el gobierno de Pedro Sánchez en Madrid, la política distinta para recuperarnos de una crisis de forma antagónica a como la afrontó en su día Mariano Rajoy, que es la que hemos practicado desde el PSOE en estos dos últimos años. Desde la argumentación podremos conseguir mayor rédito en Andalucía, con un proyecto de cambio que lidera Juan Espadas.

Además de las andaluzas, que serán este año, están las municipales en un año. En 2019 el PSOE arrasó. ¿Confían en repetir ese resultado en 2023?

–Esperamos ganar. Tenemos 22 alcaldías, la Diputación, y el reto es sumar más alcaldías y tener más ayuntamientos. El pasado 18 de diciembre comenzamos un proceso de renovación de las direcciones locales, tras la elección de la nueva ejecutiva provincial, y sobre todo de fortalecimiento de aquellos proyectos que tuvieron el respaldo de los ciudadanos. Espero obtener mejores resultados en las próximas municipales, pero antes tenemos las andaluzas, que por ahora no tienen fecha porque parece que Pablo Casado tiene miedo y las quiere dejar cuando corresponden, el próximo otoño.

¿No espera pues retroceso en el voto local, ya sea por el desgaste del Gobierno central o por el enfrentamiento interno que ha vivido el partido en los últimos meses?

–El enfrentamiento interno concluyó de forma positiva, porque la nueva dirección obtuvo el apoyo del 88% del congreso. Todos los grupos, familias y direcciones locales de la provincia están representadas en la ejecutiva y entre todos vamos a sumar para fortalecer el proyecto municipal, y para explicar que las políticas de Pedro Sánchez son las que nos han protegido en tiempos de crisis. No sé qué nos habría ocurrido con un gobierno del PP al frente.

Desde ese 88% de apoyo han transcurrido dos meses. En este tiempo ¿qué cree que ha aportado al partido?

–Principalmente que esa renovación haya llegado a las direcciones locales, que la dirección provincial se sienta más respaldada y consolidada, y espero que también nos hayamos situado en el espacio de debate de la provincia, defendiendo las políticas del gobierno de Pedro Sánchez y exigiendo desde la oposición al gobierno de Juanma Moreno en Andalucía, que tiene discriminada y olvidada a la provincia.

¿Esperaba que los congresos locales se cerraran sin ruido?

–Nos hemos afanado en ello. Han sido más de 50 procesos locales, en su mayoría con una única lista, y lo que hay es un ejercicio de democracia interna que creo que debe ser aplaudida en el PSOE frente a las agrupaciones en las que impera la dedocracia como ha ocurrido con Bruno García en el PP.

Supongo que en dos meses no se logra la unidad deseada, ¿queda por coser?

–Queda seguir sumando y que todos los esfuerzos vayan hacia la dirección del partido y ponernos a disposición del gobierno de Pedro Sánchez, para contarle a los ciudadanos de la provincia los esfuerzos que está haciendo con planes estratégicas, en materia agroalimentariao con el plan estratégico de la industria naval. Y fortaleciendo también el proyecto que lidera Juan Espadas en el PSOE de Andalucía para recuperar la Junta.

¿Cuándo van a designar a los candidatos a las municipales?

–Espero y deseo que sea este otoño, sobre todo de cara a lanzar a los candidatos de todos esos municipios en los que no tenemos alcaldías. Si tenemos 22 de las 45 alcaldías de la provincia, tenemos otros 23 en los que hay que conseguir que nuestros candidatos sean conocidos y que tengan desde ya el mayor contacto con los colectivos sociales de cada ciudad y con la participación ciudadana formar los mejores proyectos para las elecciones de mayo de 2023 tengamos los mejores resultados, contar con la gente y luchar en favor de la creación de empleo.

¿Usted será el candidato en San Roque?

–Así lo he anunciado y así vengo trabajando, y ha sido una de las decisiones que he tomado para que no haya duda de mi compromiso con mis ciudadanos y donde estoy convencido que vamos a contar de nuevo con un amplio respaldo al proyecto de conjunto de ciudad, de barriadas, que ya ha tenido dos mayorías absolutas, y estoy convencido que volverá a ser así.

Se ha hablado de su posibilidad de formar parte en las próximas listas al Congreso. ¿Es compatible con la alcaldía?

–Es compatible, lo permite la legislación, existen las excepciones por parte del PSOE, y tenemos alcaldes que están en el Congreso.

Cualquier secretario general está llamado también a presidir la Diputación. ¿Se ve como próximo presidente de Diputación?

–Me veo primero afrontando el debate de las municipales y luego tratando de encontrar a la persona que mejor pueda desempeñar esa función al frente de la Diputación, junto con la participación de alcaldes y alcaldesas que sean refrendados en esas elecciones, y con la opinión del partido.

¿No me lo quiere decir o no lo tiene decidido?

–No es que no lo tenga decidido, es que es una cuestión que no corresponde solo al deseo.

¿Pero no se ve?

–Tampoco es que no me vea. Pero es una cuestión en la que interviene el partido. Lo que sí estoy es a disposición del partido para asumir tanto esa responsabilidad como la de ir en las listas al Congreso, y en función de lo que los compañeros y compañeras del partido de la provincia prevean y vean que pueda desempeñar en las mejores condiciones.

Se lo pregunto porque Irene García ya nos aseguró en una reciente entrevista que ella no descartaba seguir como presidenta de la Diputación otros cuatro años más.

–Es una opinión que a ella le corresponde, y a la dirección provincial le corresponderá la de fortalecer el mejor candidato o candidata para presidir la Diputación. Pero para ello primero hay que superar la primera etapa, la de conseguir los mejores resultados en la provincia, el mayor número de alcaldías y asentar los proyectos locales que son los que permiten luego la conjunción de ese proyecto de provincia mayoritario.

¿Usted la ve como una buena presidenta para cuatro años más o cree que con el tiempo que lleva es suficiente?

–En la historia de la Diputación, el tope máximo de años al frente de la presidencia ha estado siempre en ocho años, y por tanto cuando llegue esa oportunidad, la dirección provincial trasladará su opinión, porque hay otros escenarios anteriores incluso a las elecciones municipales, donde también tendremos la oportunidad de elegir a los representantes que encabezarán la candidatura.

¿Abogan por una renovación?

–Abogamos por una situación de ubicar en el 2023 a aquellos referentes municipales que permitan un mejor desarrollo de la tarea en la Diputación.

En la ciudad de Cádiz se ha hablado bastante de los candidatos, y últimamente se ha hablado incluso de la posibilidad de un candidato independiente. ¿A usted le gusta esa opción o prefiere contar con gente del partido, caso de José Pacheco, actual subdelegado del Gobierno?

–A mí me gusta mucho la figura de José Pacheco como subdelegado del Gobierno. Creo que es un referente institucional en nuestra provincia, lo es en Cádiz. Y creo que tenemos en nuestro equipo una amplísima militancia que pueden reunir ese perfil necesario para formar el mejor proyecto. Cuando se va a la busca de un independiente es porque a lo mejor no tenemos dentro a esa persona que pueda representar los intereses del PSOE en la ciudad de Cádiz y defender unos avances que no hemos visto en estos siete años de Kichi en la alcaldía. Creo que José Pacheco podría ser un excelente candidato a la Alcaldía de Cádiz.

Es decir, teniendo a José Pacheco, descartan tener que recurrir a un independiente.

–Vamos a trabajar de la mano y en sintonía con la dirección local de Cádiz, con José Ramón Ortega, como nuevo secretario general, y entre todos vamos a intentar que en otoño estén las dudas despejadas. Pero con José Pacheco tenemos banquillo, un referente institucional relevante y una persona muy comprometida con la ciudad de Cádiz, y creo que los vecinos y vecinas de la ciudad lo verían con muy buenos ojos; los mismos que parece que no tiene el actual alcalde de Cádiz que tiene algunas dudas y empieza a hacer oposición a la labor institucional, muy buena, que hace Pacheco.

Según un sondeo que hemos publicado recientemente, Kichi volvería a ganar las elecciones, pero necesitaría del apoyo del PSOE para gobernar. ¿Para ustedes es mejor entrar en el gobierno o preferirían un acuerdo para apoyos puntuales?

–Siempre entrar en el gobierno, liderando el gobierno, porque estoy convencido que va a ser el partido más votado en Cádiz, ya que hay un retroceso claro, no solo en los apoyos a José María González, sino en el conglomerado de fuerzas que permitieron ese proyecto de Adelante Andalucía en Cádiz que hoy en día nadie conoce. Tal vez se encuentre muy solo y la representación con la que cuente actualmente se vea muy mermada, pero también debe responder a lo que también es una incógnita en este momento, de si estará al frente o no de esa candidatura.

Es decir, un gobierno con Kichi, sí, pero con Pacheco de alcalde.

–Exactamente.

Cuando fue elegido secretario general provincial estableció una serie de retos para la provincia, entre ellos la culminación de la Algeciras Bobadilla. ¿Teme que haya otro parón por las trabas burocráticas?

–Hay tramos que ya están ejecutados en la provincia y solo nos falta una declaración de impacto ambiental en una zona de Campillos. Podríamos haber optado por una Declaración simplificada, pero el gobierno de la Junta nos exige una Declaración ordinaria, y tendremos que plantear el que se haga cuanto antes. El presupuesto no se puede ejecutar hasta que no esté esa Declaración que corresponde a la Junta. 

Usted desde San Roque, ¿sigue confiando en que las negociaciones sobre el Brexit en Gibraltar lleguen a buen puerto?

–El ministro de Asuntos Exteriores nos asegura que hay ya un 98% de acuerdo, y lo que queda es solo la letra pequeña, y pido un esfuerzo a todas las partes, también al Reino Unido, que es el que origina esta situación. Estoy convencido de que la comunicación fluida que existe entre Gibraltar y el Campo de Gibraltar tiene cotas elevadas que se pueden mejorar, pero no empeorarse, porque tenemos más de 14.000 personas que cruzan a diario la Verja para ir a trabajar. Hay una posición británica dura e inflexible que debería pensar en todas esas personas y en la idea que ya ha trasladado Pedro Sánchez de crear una zona de prosperidad compartida para resolver la situación.

En el caso de Airbus ¿no hay una cuota de responsabilidad del Gobierno central?

–El Gobierno central va a anunciar un plan estratégico de recuperación, el Perte, como se le conoce, para la industria naval y aeroespacial, para que la provincia siga teniendo carga de trabajo y haya compromiso de continuidad de Airbus, no solo en El Puerto, sino en la sede de Puerto Real, para que a las empresas auxiliares se les asegure el empleo. Va a haber fondos y recursos y falta por ver el compromiso de la Junta por asentar mayor carga de trabajo en la Bahía de Cádiz.

En el PSOE lideran una plataforma de alcaldes en defensa de la Sanidad pública. El PP y Cs les afean que están haciendo política con la pandemia

–En 2018 heredaron una situación sanitaria que dijeron que era compleja tras diez años de recortes de Rajoy. Hoy en día hay un fortalecimiento de la gestión, más de cuatro mil millones de euros del Gobierno para la lucha contra el Covid y tenemos un gobierno que se pavonea de tener un superávit de 2.600 millones de euros y al mismo tiempo es capaz de despedir a 8.000 sanitarios mientras la atención primaria se deteriora. No hace falta que nosotros hagamos política con este asunto, porque ya lo hacen los ciudadanos que vienen demandando que se recuperen dosis de calidad en la atención primaria, que se abran las puertas de los centros de salud, que se atienda presencialmente, y que en las especialidades haya inmensas colas de espera, y sin contar con especialistas. Hay un colapso y es normal que los vecinos participen de esa manifestación a la que nos convocan los sindicatos de clase.

 

TE RECOMENDAMOS