Actualizado: 22:29 CET
Viernes, 05/06/2020

Mundo

El Estado Islámico planeó atentar cerca del aeropuerto de Ginebra

Un miembro del grupo terrorista Estado Islámico (EI) planeó en 2019 un atentado con explosivos, que fracasó, en un gran depósito de combustibles

  • Estado Islámico.

Un miembro del grupo terrorista Estado Islámico (EI) planeó en 2019 un atentado con explosivos, que fracasó, en un gran depósito de combustibles cerca del aeropuerto de Ginebra, informó hoy el diario local "Le Temps" tras varios meses de investigación periodística.

El rotativo apunta a que el cerebro del atentado fue un joven local de 25 años que adoptó el seudónimo de Abu Ilias al-Swisri tras convertirse al islam en 2013 y que se unió a las filas del EI en 2015.

Los servicios de inteligencia estadounidenses advirtieron de la posible amenaza a sus homólogos suizos a finales de agosto de 2018, por lo que la policía ginebrina aumento las medidas de protección de los lugares de riesgo, entre ellos los depósitos del barrio de Vernier, supuesto objetivo del atentado frustrado.

Al-Swisri, detenido en el Kurdistán sirio, fue interrogado en Siria por los servicios secretos suizos, aunque por ahora niega responsabilidad en el presunto atentado, según el diario.

Para "Le Temps", el ataque estaba planeado hacia finales de abril o principios de mayo de 2019, y no están del todo claras las causas de que finalmente el atentado no se materializara.

El autor de la investigación periodística declaró que la inteligencia suiza carece de información sobre posibles amenazas terroristas en el país, y depende en gran medida de la suministrada por Estados Unidos.

Suiza no ha sido por ahora objetivo de ataques terroristas del Estado Islámico, que sí reivindicó o inspiró atentados en países europeos próximos como Francia, Bélgica, Alemania, España o el Reino Unido, entre otros.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El coronavirus llega a África: primer paciente en Egipto
chevron_right
Un chino, primer muerto en Europa del coronavirus en París