Actualizado: 13:47 CET
Sábado, 20/07/2019

Mundo

Tusk prevé una "difícil" cumbre del G20 ante las tensiones globales

El representante de la UE destacó que el G20 "debe asumir su responsabilidad" para "afrontar los desafíos globales" del cambio climático

  • Tusk

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo hoy que la cumbre del G20 que comienza mañana en Osaka (Japón) será "difícil" debido a las "crecientes tensiones globales" y a la urgencia de actuar contra el cambio climático y de evitar las guerras comerciales.

Tusk se pronunció así durante una reunión celebrada en Osaka con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, y en la que también participó el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker, en la víspera de la cumbre que reunirá durante dos días a los líderes de los veinte países más industrializados y los emergentes.

El representante de la UE destacó que el G20 "debe asumir su responsabilidad" para "afrontar los desafíos globales" del cambio climático, evitar las guerras comerciales, reformar el sistema comercial internacional y adaptarse a la revolución digital, según informó el Consejo Europeo en un comunicado.


Tusk trasladó a Abe "todo el apoyo de la UE" para que la presidencia nipona de turno del G20 logre "superar las diferencias" entre países para resolver estos desafíos, en un momento de crecientes tensiones internacionales como el enfrentamiento comercial entre EEUU y China o la crisis iraní.

Se espera que de la cumbre de Osaka salga un acuerdo para crear un marco global de acción contra la acumulación de residuos plásticos en los océanos y para avanzar en la lucha contra el cambio climático, entre otros temas.

Aunque la Unión Europea cuenta con iniciativas en ambos temas que van más allá de la declaración común que prepara el G20, los Veintiocho "respaldan plenamente" el hecho de que sean discutidos "en un marco más amplio", según dijeron a Efe fuentes comunitarias.

La UE tiene previsto prohibir ciertos plásticos de un solo uso desde 2021, mientras que el acuerdo en el que se trabaja en Osaka consistiría en medidas voluntarias coordinadas entre países y el intercambio de información para frenar la contaminación oceánica de dicho material.

En cuanto a cambio climático, la UE ha tratado sin éxito de fijar el año 2050 como fecha límite para convertirse en una economía neutra en carbono, esto es, eliminar las emisiones de CO2 para cumplir con los compromisos del acuerdo de París, pese a que una mayoría de países abogaba por esta fecha.

Según la presidencia nipona, el texto de conclusiones de Osaka contendrá solo alguna mención a la necesidad de cumplir lo acordado en París, algo que ha sido tachado de insuficiente por organizaciones ecologistas como Greenpeace.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Temblor de magnitud 6,7 sacude Costa Rica y autoridades evalúan daños
chevron_right
EEUU y China habrían acordado una tregua comercial