El tiempo en: Andalucía
Martes 24/11/2020

Málaga

Alioli es Ajonesa recupera esos rótulos tradicionales que acabarían en la basura

Roberto Espartero y Juan Martín son dos diseñadores gráficos malagueños, amantes de los rótulos y comercios antiguos, que buscan concienciar sobre el patrimonio

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Recuperación del rótulo de una tienda de abanicos.

Recuperación del rótulo de una tienda de abanicos.

Recuperación del rótulo de una tienda de abanicos.

Recuperación del rótulo de una tienda de abanicos.

Recuperación del rótulo de una tienda de abanicos.

Recuperación del rótulo de una tienda de abanicos.

  • La tienda de abanicos Celyan, en calle Nueva, seguía teniendo las letras de su antiguo nombre, Miramar, que han cedido a estos diseñadores
  • Están cada vez más cerca de poder hacer una exposición sobre el comercio tradicional
  • Quieren concienciar a los malagueños para que también defiendan el patrimonio de la ciudad, sobre todo del pequeño comercio

Si algún día, paseando por Málaga, ve un rótulo en la basura, no lo deje ahí o se lo quede para revenderlo; forma parte del patrimonio de la ciudad y hay quien está dispuesto a conservarlo. Es el caso de Roberto Espartero y Juan Martín, dos diseñadores gráficos y apasionados de las fachadas de negocios tradicionales, que forman Alioli es Ajonesa.

La semana pasada avanzaron un poco más en su idea de  organizar una exposición reuniendo los rótulos, fotografías y elementos característicos de los comercios tradicionales de la capital y la provincia. La tienda de abanicos Celyan, antes conocida como Miramar, les cedió el rótulo antiguo que, cómo no, iba directo al contenedor de la basura. “Es curioso, porque la persiana de la tienda no subía del todo y el rótulo no se podía ver. El rótulo no se veía y un día paseando por allí, preguntamos si lo acababan de poner, si siempre había estado ahí y nos dijeron que lo iban a quitar, que no lo querían. Ahí fue cuando les dijimos que si lo quitaban, lo íbamos a recoger nosotros. A la mañana siguiente, al desmontarlo, fuimos a ayudarlos. Además, solo hemos conservado una parte, ya que la ‘R’ del final se cayó y quedó como ‘Mirama’”, explican al teléfono.

Este rótulo, que data del año 1966 con tipografía Serif Extendida, y letras cajeadas de metacrilato, estaban atornilladas a la propia cristalera, “algo que hoy en día es impensable”, detallan.

Ahora, estas letras blancas, que tantas historias podrían contar, están a buen recaudo, gracias a los consejos de la Red Ibérica en Defensa del Patrimonio Gráfico, un movimiento nacido en Madrid, pero que cuenta con colaboradores en Sevilla, Huelva, Cantabria, Zaragoza, Barcelona, Pamplona y, por supuesto, Málaga. “Nos aconsejeraon llevarlo a un local grande que tienen en Toledo o conservarlo aquí. Nuestra idea es que forme parte de algún lugar, aquí en Málaga, para que no se pierda”, comentan.

Además, hacen un llamamiento a la colaboración ciudadana. “Queremos que la gente se sensibilice. Sabemos que muchas veces la gente encuentra rótulos en la basura y los revende por Wallapop, que es una cosa inevitable, pero no es lo que queremos. Por eso, hacemos un llamamiento a quien disponga de material, fotografías, rótulos de comercios antiguos, que nos lo hagan saber para que formen parte de nuestro proyecto", afirman.

La situación actual no ayuda a nadie y menos al pequeño comercio, pero todavía hay quien resiste. "Cada vez que te das una vuelta por Málaga está distinta", finalizan estos defensores del patrimonio más comercial de la ciudad de Málaga.


COMENTARIOS