Actualizado: 00:01 CET
Martes, 25/02/2020

Málaga

Sube la siniestralidad laboral un diez por ciento en Málaga

Desde enero hasta noviembre de 2019 se han producido un montante de 22.750 accidentes, de los que quince fueron fallecidos, según CCOO

  • Concentración de CCOO y UGT por el último accidente mortal que se produjo en la provincia de Málaga.
  • La mayoría fueron leves, 22.461, mientras que los graves fueron un total de 274
  • El sector servicios registró el número más alto de percances, sumó 15.503
  • Los hombres que sufrieron algún incidente fueron 15.555 y mujeres 7.195

Tras el primer accidente laboral mortal del 2020 en la provincia de Málaga, se ha vuelto criticar la siniestralidad. El porcentaje de incidentes sufridos por trabajadores desde enero a noviembre de 2019 subió un 10 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior y hubo quince víctimas mortales.

Comisiones Obreras junto a UGT se concentraron en señal de duelo y repulsa por el repartidor de pizzas fallecido en el municipio malagueño de Estepona en horario laboral, después de colisionar su moto contra un banco del mobiliario urbano.

Según datos proporcionados por CCOO, la siniestralidad durante los primeros once meses del 2019 creció un 10 por ciento, lo que dio como resultado un total de 22.750 accidentes. De estos 22.461 fueron leves, 274 graves y quince mortales. Asimismo, desde el sindicato han destacado que a estas quince muertes laborales hay que sumar otras tres, que aún no están recogidas en las listas oficiales.

Por lo tanto, el 2019 podría cerrar finalmente con 18 personas fallecidas en la provincia.

Respecto a los accidentes leves, el secretario de Salud Laboral de CCOO de Málaga, José Martín, ha indicado que a pesar de ser valorados como leves, la gran mayoría de ellos exceden de los 20 días de incapacitación laboral: “No son accidentes sin importancia”, ha reivindicado.

Por otra parte, la mayoría de los siniestros se produjeron durante la jornada laboral, un montante de 1.838, mientras que esta cifra baja hasta los 232 in itinere, es decir, los accidentes sufridos por los trabajadores durante el desplazamiento desde su domicilio hasta su lugar de trabaja y viceversa.

Estos datos suponen un aumento del 10,63 por ciento en el caso de los siniestros durante la jornada y de un incremento del 6,85 por ciento in itinere, desde enero a noviembre en comparación con el 2018.

Lugar del accidente

A la hora se clasificar los incidentes según el lugar de trabajo, el sector servicios es el que acumula un mayor número de accidentes; un total de 15.503, de los que 15.317 fueron leves, 177 graves y nueve mortales.

Así, a este sector le sigue el de la construcción que registró 4.367, una cifra que es resultado de los 4.297 leves, 67 graves y tres fallecidos. El tercero es el de servicios públicos con 3.423, formado por 3.374 leves, 48 graves y un mortal.

Tras estos se encuentra la industria con un total de 2.131 siniestros: 2.109 leves, 20 graves y dos trabajadores que perdieron la vida. Por último, la agricultura sumó 749 incidentes: 738 leves, diez graves y un muerto.

Por sexos

Los hombres sufrieron más accidentes laborales que las mujeres. Mientras ellos fueron víctimas de un total de 15.555, ellas sumaron un total de 7.195 siniestros. Asimismo, de las quinces personas fallecidas a consecuencia de un accidente laboral, catorce fueron hombres y una fue mujer.

Durante la concentración organizada el pasado martes, Martín hizo  hincapié en que el joven de 18 años fallecido en Estepona trabajaba para una plataforma de reparto de comida con el perfil de “falso autónomo”. “Estas plataformas no respetan los derechos de las personas trabajadoras y se aprovechan de ellas, sobre todo del colectivo más joven”, ha criticado el secretario, a lo que ha añadido que “se obliga a que se den de alta como autónomas, asumiendo el coste de ello y aportando su propio vehículo. Sin derechos y sin representación sindical”.

Por ello, el sindicalista  ha exigido “poner freno a esta lacra y la medida más directa es con la derogación de la reforma laboral, ya que permite que las empresas puedan realizar estas acciones”.

Por su parte, el secretario de Salud Laboral de UGT, Pedro Macías, ha secundado las palabras de repulsa de su compañero y ha agregado que “hay que mejorar las condiciones laborales del conjunto de la clase trabajadora malagueña y cumplir estrictamente la legislación preventiva”.

“Es fundamental que las Administraciones competentes cuenten con los recursos humanos y materiales necesarios para poder desarrollar adecuadamente su importante labor de vigilancia y control”, ha concluido Macías.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Un cliente amenaza con un cuchillo jamonero a la directora de un banco
chevron_right
La subdelega en Málaga podría ocupar la dirección de la Guardia Civil