Actualizado: 13:32 CET
Jueves, 12/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Reclutan pacientes con sobrepeso para cambiar su estilo de vida

El objetivo del estudio realizado en Málaga es comprobar si el mantenimiento o la pérdida de peso en la población mayor previene algunas enfermedades

  • Hospital Regional Universitario de Málaga.
  • También se analizará la relación entre contaminantes ambientales (como pesticidas), obesidad y enfermedad cardiovascular y metabólica
  • Se hará un seguimiento continuo de los participantes durante dos años para dar recomendaciones generales sobre las modificaciones de estilo de vida
  • El equipo requiere de doscientos mayores de 65 años con sobrepeso, que deben estar sanos y no padecer enfermedades metabólicas

Investigadores del Hospital Regional de Málaga y el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA) han comenzado a trabajar en un proyecto con el que pretenden cambiar el estilo de vida en mayores de 65 años con sobrepeso, y para ello están reclutando pacientes.

El objetivo del estudio es comprobar si el mantenimiento o la pérdida de peso en la población mayor a través de un programa de dieta mediterránea y ejercicio físico contribuyen a la prevención de la resistencia a la insulina, la prediabetes y la ateriosclerosis, según ha informado la Junta en un comunicado.

También se analizará la relación entre contaminantes ambientales (como pesticidas o metales pesados), obesidad, y enfermedad cardiovascular y metabólica en pacientes de edad avanzada.


El director de la unidad de Medicina Interna del Hospital Regional, Ricardo Gómez Huelgas, ha explicado que se hará un seguimiento continuo de los participantes durante dos años que estará orientado a dar recomendaciones generales sobre las modificaciones de estilo de vida.

Se pretende estudiar si un estilo de vida sana, incluso en edades avanzadas, puede modificar la expresión de la carga genética y la influencia en la salud de los contaminantes ambientales, ha apuntado el internista.

En el estudio intervienen nutricionistas, que darán pautas de alimentación saludable, así como enfermeras, que medirán datos como el peso, la talla o la presión arterial, además de biólogos y técnicos de laboratorio, que harán técnicas moleculares.

Por otro lado, la Universidad de Málaga colaborará con la participación de varios profesores que medirán la composición corporal y valorarán el estado cognitivo de los participantes, mientras que el Ayuntamiento de Málaga ha cedido el polideportivo de Ciudad Jardín para el desarrollo de un programa de ejercicio físico.

El equipo requiere de doscientos mayores de 65 años con sobrepeso, que deben estar sanos y no padecer enfermedades metabólicas. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El Pleno de Málaga aprueba más de 31 millones para 103 actuaciones
chevron_right
Los burros taxi de Mijas no llevarán a personas de más de 80 kilos