Actualizado: 18:13 CET
Miercoles, 18/09/2019

Málaga

Adelfa Calvo destaca en el pregón de la Feria su amor a Málaga

"Te queremos limpia, sin paro, tolerante y libre, rechazando manadas que no entienden que un no siempre quiere decir no", subraya

  • Fuegos artificiales Feria de Málaga.

"Málaga es el lugar donde siempre quiero volver, aquí quiero vivir y aquí quiero morir". La actriz Adelfa Calvo ha ensalzado su amor hacia su ciudad en el pregón que da inicio a la Feria de Málaga 2019 y donde ha pedido que la capital, pese a su evolución, no pierda "su esencia ni su identidad".

En su pregón, una muy emocionada Calvo, bajo la luna llena, ha rememorado su infancia, su llegada a Málaga desde la hermana Melilla con pocos meses de vida, su vida por distintos barrios de la capital y su traslado a Madrid para después volver a estudiar en su ciudad.

Ha recordado cómo su futuro parecía estar predestinado a ser cantante porque el flamenco y la copla corren por sus venas; no en vano, viene de familia de artistas: su abuela La Niña de la Puebla, su madre Adelfa Soto, su tío Pepe Soto o su abuelo Luquitas de Marchena.

Pero ella, pese a ese legado y con grandes cualidades para el cante, como ha vuelto a demostrar durante el pregón, prefirió ser actriz, elogiando la Escuela de Arte Dramático, entonces en el barrio de El Ejido, "y que ha dado muchos y muy buenos actores y actrices; incluso algunos Goya", como es su caso.

Calvo ha aludido a los diez "largos" años que vivió con su familia en Madrid "y donde la letanía era: ¿Cuándo nos vamos pa' Málaga?", recordando esas "interminables noches de viaje en el tren Costa del Sol", nada que ver con el actual AVE, ha apostillado.

Pese a residir en la capital de España, las vacaciones de verano, Semana Santa y Málaga volvían a su ciudad, "menos un año que mi madre me dejó sin feria" por suspender. "Tan mal no me vino el castigo porque, mírame, aquí estoy hoy, dando el pregón de la Feria de Málaga", ha enfatizado, agradeciendo a su madre la educación y valores transmitidos.


La actriz malagueña ha echado la vista atrás para mostrar a sus conciudadanos sus primeras ferias y el ritual de preparativos de antaño, aunque ha admitido que ella siempre acababa en tenis "pero viviendo la feria con toda la alegría e intensidad en todas las etapas de mi vida", añadiendo: "Así contamos en Málaga cómo pasa la vida, de feria en feria".

"NO PODEMOS ENTERRAR EL PASADO PARA CONSTRUIR EL FUTURO"

Ahora, por su trabajo, Adelfa Calvo tiene que irse de Málaga muy a menudo y la echa "mucho de menos" pero siempre lo hace con una cantinela --que ha interpretado-- en la que alude a los jazmines de la biznaga, la arena 'pegaíta' a la planta de los pies y un poco de playa, y siempre volviendo a la que es su casa, "la ciudad donde mejor se vive del mundo".

Ha señalado que Málaga ha crecido mucho, "ya somos casi 600.000 boqueroncillos y boqueroncillas", ha evolucionado, pero ha advertido de que "no podemos enterrar el pasado para construir el futuro".

"Queremos seguir mirando al mar sin torres que nos lo impidan", ha manifestado. "Los malagueños somos hospitalarios y sabemos divertirnos, pero debemos hacerlo desde el respeto, para que los que nos visitan sigan nuestro ejemplo y no hagan aquí lo que no nunca harían en su casa o en su tierra; y hay que decirles que, por favor, no le echen ketchup a los boquerones", ha bromeado.

RECHAZO A LAS MANADAS

En su intervención se ha acordado de su familia y de cómo pensó en un primer momento que era una broma la propuesta de ser pregonera, "el mejor regalo que se le puede dar a alguien que ame esta ciudad" y que le han hecho pasar "una noche inolvidable".

"También ha tenido un recuerdo para aquellos que por motivos de salud no pueden disfrutar de la Feria, ha dejado ver sus dotes de cantante entremezcladas con sus palabras emocionadas, ha recordado versos del poeta fallecido Manuel Alcántara y sus primeros aplausos con aquella compañía Brea Teatro creada en 1985 junto a la actriz y directora Mercedes León y que le reportó "una de las mejores épocas" de su vida.

En la parte final de su pregón, al filo de la madrugada, ha dejado claro que quiere una Málaga "limpia, desde calle Larios hasta el barrio más alejado del centro", como sus playas. Pero también quiere una Málaga "sin paro y sin que nadie duerma ni una sola noche sin techo".

Una comprometida Calvo ha tenido palabras para rechazar "manadas que no entienden que un no siempre quiere decir no y que el silencio de una mujer provocado por el miedo también es un no", ha enfatizado entre aplausos.

"Málaga, vamos a quererte y a cuidarte", ha finalizado la pregonera de 2019, rememorando las palabras del maestro Miguel Romero Esteo en su pregón: "Vamos a hacer entre todos y para todos la gran feria de Málaga, lo mismo que una gran torre de libertad y ciudadanía, que llegue muy alto por mitad de inmensos los días, por mitad de inmensas las noches. Y esta es la única feria que yo sé pregonar y que yo pregono: la gran feria de Málaga como la gran feria del mundo. Y que así es. Y que así sea. Y que así será".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El ucraniano Volodymyr Gerun destaca que "fue fácil elegir Málaga"
chevron_right
Rescatadas dos personas perdidas en el paraje El Torcal de Antequera