HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 10:00 CET
Jueves, 26/04/2018

La tribuna de El Puerto

La dieta mediterránea de hoy

En España presumimos de custodiarla como una cultura heredada, sin embargo el patrón de la DM ha sufrido importantes modificaciones desde que se estudió

Desde hace décadas la dieta mediterránea (DM) es sinónimo de estilo de vida saludable. Tanto europeos como norteamericanos tratan de imitar nuestro régimen alimentario motivados por prevenir la obesidad, el cáncer u otras enfermedades degenerativas.

En España presumimos de custodiarla como una cultura heredada, sin embargo el patrón de la DM ha sufrido importantes modificaciones desde que se estudió. La DM fue impulsada por el fisiólogo norteamericano Ancel Keys, quien la practicó y por lo que se le atribuye su carácter centenario.

Durante la década de 1950 a 1960 estudió en siete países con culturas diferentes la relación entre la dieta y la enfermedad coronaria (EC). Pudo observar cómo la incidencia de EC era menor en ciudadanos de Grecia e Italia que llevaban una alimentación rica en grasas procedentes del aceite de oliva y alimentos de origen vegetal. Concluyó así que no era tan perjudicial la cantidad de grasa en la dieta como el tipo de grasa.

Actualmente no hay datos suficientes para definir aquella DM de hace 40–50 años, pero se sabe que entonces la estructura social agrícola condicionaba que muchos alimentos fueran producidos y consumidos en la misma zona.

Además tanto la clase obrera como la acomodada compartían un patrón alimentario que se caracterizaba por:
- Consumo elevado de aceite de oliva.
- Consumo alto de cereales y derivados, legumbres, hortalizas y frutas.
-Consumo bajo de carnes
-Consumo moderado de lácteos, mayoritariamente fermentados.
-Consumo moderado de vino.

Aunque en España sigamos disponiendo de estos alimentos, la frecuencia en la que se consumen ha variado. La transformación económica y cultural desde 1950 ha instaurado una economía de mercado en la que son más asequibles los alimentos propios de la “dieta occidental”, como la repostería, las carnes o los embutidos, que los alimentos vegetales propios de la DM original.

COMENTARIOS