Actualizado: 22:40 CET
Jueves, 17/10/2019

Jerez

Denuncian a un profesor por vejaciones a un alumno con autismo

Según la denuncia de los padres, un docente del colegio María Auxiliadora llegó a "inmovilizar" a su hijo en una silla y "atarlo con una cuerda"

  • Fachada del colegio María Auxiliadora.

La Inspección Educativa de la Consejería de Educación está haciendo el seguimiento de la denuncia a un profesor del colegio María Auxiliadora por parte de los padres de un alumno con autismo. Según han denunciado los padres en el Juzgado de Instrucción número 5 de Jerez, el profesor vejaba y humillaba el alumno, llegándolo a atar en una silla y taparle la boca con cinta adhesiva.

Según han indicado a Europa Press desde la Junta, la Inspección Educativa se reunió con los padres el pasado lunes 8 de abril después de que la denuncia llegara a la Delegación de Educación. Al tratarse de un centro concertado, la Consejería no puede sancionar al profesor en caso de que se demostraran los hechos, que están en manos del Juzgado, aunque la Inspección, por su parte, está haciendo seguimiento del caso.

La denuncia fue puesta por los padres el pasado 6 de marzo, después de que los padres conocieran los hechos a raíz del escrito que compañeros del alumno, de 12 años y con una discapacidad psíquica del 41 por ciento y autismo de alto funcionamiento, enviaron a la dirección del centro denunciando el comportamiento de este profesor con el alumno y otros compañeros de clase. 

En la denuncia, además, la madre llega a señalar, que el profesor ha llegado al extremo de "inmovilizar" a su hijo en una silla, "atándolo con una cuerda, y que en otra ocasión le había sellado la boca con cinta adhesiva".

Por su parte, el colegio, que ha mostrado su disposición a colaborar con la justicia, abrió un expediente informativo al profesor y el 2 de abril se citó a la familia para informarle de la resolución, donde informa que se ha realizado todo lo que legalmente está en sus manos y puede hacer y que el caso ha prescrito, "ya que han pasado más de seis meses desde que los hechos tuvieron lugar, por lo que no se puede adoptar ninguna sanción".

Cermi Andalucía condena cualquier forma de violencia ejercida contra la infancia con discapacidad


El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (Cermi Andalucía) ha condenado firmemente los hechos denunciados por la madre de un menor con síndrome de Asperger, por vejaciones y acoso de un profesor contra su hijo, acaecidos, presuntamente, en el colegio concertado de las Salesianas María Auxiliadora de Montealto, en Jerez.

Aunque el niño, a causa de su síndrome de Asperger no había llegado a verbalizar las vejaciones que sufría, la madre pudo conocer los hechos por los compañeros de su hijo, quienes los habían puesto en conocimiento de la dirección del centro escolar a través de un escrito. La Asociación Asperger Cádiz asegura que las vejaciones llegaron hasta tal punto que el profesor de música denunciado "ató" a este alumno a una silla con una cuerda durante una clase y "le puso una cinta en la boca" para que no se le oyera.

La Asociación Asperger en Cádiz, sin embargo, asegura que la única medida que ha tomado hasta el momento la dirección del colegio es "haber cambiado al profesor denunciado a otro grupo" para que no siguiera dándole clases a este niño. "Dijeron que el caso había prescrito, puesto que los hechos se produjeron en el primer trimestre del curso pasado, y que no había que hacer nada más; pero lo grave es que el niño se puede seguir encontrando a ese profesor por los pasillos, en el patio. Y eso le crea una ansiedad insoportable", señala la gerente de la Asociación Asperger Cádiz, Fátima Morales.

El abogado que se ha hecho cargo del caso, colaborador habitual de la Asociación Asperger Cádiz, subraya que la primera medida de precaución que va a solicitar al juez es "el alejamiento inmediato" del profesor denunciado para que no siga impartiendo clases en el centro, a fin de evitar que pueda entrar en contacto con el menor.

El asunto también ha sido puesto en conocimiento de la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía. De hecho, la Federación Asperger Andalucía ha solicitado una reunión urgente con el consejero de Educación, Javier Imbroda, para analizar este caso y exigir que se tomen medidas contundentes.

Cermi Andalucía ha señalado que las personas con discapacidad tienen un mayor riesgo de sufrir violencia, sobre todo los menores y las mujeres y niñas con discapacidad, y son más vulnerables a sus efectos y están más expuestas a cualquier forma específica de acoso y abusos.

Por tanto, CERMI Andalucía ha condenado de manera rotunda y ha denunciado públicamente cualquier forma de violencia ejercida contra la infancia con discapacidad y exige a la Justicia que actúe al respecto para que sucesos como este no vuelvan a producirse, a la vez que pedimos un compromiso "firme y claro" de todas las administraciones públicas implicadas en la protección de las personas con discapacidad.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Bondad y Misericordia ya sueña con su futuro
chevron_right
¿Quieres ver el plano definitivo de la Feria del Caballo 2019?