Actualizado: 09:02 CET
Viernes, 20/07/2018
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

Aumentan los fallecidos en accidentes de tráfico en 2017

La provincia de Cádiz cerró 2017 con 22 víctimas mortales, superando las cifras del año pasado y en línea con la tendencia nacional

  • Un accidente mortal en Los Barrios

Miguel Torres

Los accidentes de tráfico se cobraron 22 víctimas mortales en las carreteras gaditanas  el año pasado. En 2016 fueron 19 . Tres más. No se trata de un aumento puntual; es una tendencia que se inició hace dos años y no se limita a la provincia de Cádiz, sino que se repite en el territorio español. Están aumentando los accidentes mortales de circulación, que no se concentran en fechas de alto riesgo como pueden ser los fines de semana o en periodo festivos, caso del periodo navideño.

Esta semana, la Dirección General de Tráfico ha presentado el balance anual de siniestralidad vial de 2017 y los datos no apuntan al optimismo. Durante el año  el año pasado se produjeron 1.067 accidentes mortales en vías interurbanas, en los que  fallecieron 1.200 personas y 4.837 heridas hospitalizadas, lo que supone un aumento del tres por ciento  en lo que a accidentes mortales (+28) y fallecidos (+39). Esta cifra es la peor de víctimas mortales desde 2013, año en que se registraron 1.134 fallecidos.

Y se trata de datos provisionales y únicamente referidos a los accidentes mortales ocurridos en vías interurbanas y victimas tomadas hasta las 24 horas de producirse el accidente. Las cifras definitivas ya consolidadas en la que se incluirán las victimas a 30 días de accidentes ocurridos en vías urbanas e interurbanas estarán disponibles en los próximos meses. Es decir, que puede aumentar el número de víctimas si algunos de los hospitalizados terminan falleciendo.

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, aseguró en la presentación del informe que “a pesar de que España sigue siendo uno de los países más seguros en carretera tanto del mundo como de Europa,  tenemos que seguir haciendo grandes esfuerzos entre todos para reducir las cifras de siniestralidad”. ” Estoy seguro que con la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial y con más medidas de control, educación, formación, comunicación e investigación lograremos entre todos reducir el número de fallecidos en nuestras carreteras”, manifestó para añadir que “ninguna medida es eficaz si no cuenta con la implicación de los conductores y del resto de la administración pública”

La conducción distraída o desatenta (32%); la velocidad inadecuada (26%), el cansancio o el sueño (12%); el alcohol (12%) y otras drogas (11%), son los factores que en mayor medida contribuyen a los siniestros.

¿Qué está pasando?

Mario Arnaldo, presidente de la asociación Automovilistas Europeos Asociados, señala tres causas claves para entender este aumento de la siniestralidad vial y pone en primer lugar lo que él denomina una anestesia de sociedad ante este problema. Explica que desde hace dos años se está lanzando el mensaje de que todo marcha bien y la sociedad en su conjunto se ha relajado a la hora de tomar precauciones en la carretera, pero él advierte que la conducción de un vehículo es una actividad arriesgada que requiere de la máxima atención, concentración y condiciones psicofísicas y que nunca hay que bajar la guardia. Pero el excesivo optimismo ha provocado que se haya bajado el nivel de importancia que hay que dar a este asunto.

Para Mario Arnaldo, el hecho de que la presentación del balance anual de siniestralidad no lo presentase el ministro del Interior sino el responsable de la DGT ya es un dato que revela que no se dé el trato adecuado al caso. Y para él estos gestos son importantes.

Un segundo punto es la falta de inversión en el mantenimiento de las carreteras, que se ha producido a partir de la crisis económica. Y es que esa falta de mantenimiento hace que se genere una circulación con más riesgo.

Un tercer aspecto es el factor vehículo. El parque móvil nacional está muy envejecido y es que además, y posiblemente la crisis económica también ha influido en este aspecto, está mal mantenido. Y un coche es un riesgo si no se mantiene.

La antigüedad media de los vehículos en los que viajaban las víctimas mortales de accidentes de carretera en el territorio nacional durante el pasado años fue de 13,2 años en el caso de los turismos,

El parque móvil de la provincia de Cádiz con fecha de 2017 lo componían 897.613 vehículos. En 2015 era de 839. 800. En ambos casos, más de medio millón eran turismos. Pues bien, el 39 por ciento de la flota supera los diez años de antigüedad y, con una media de superior a los doce años. Hay que tener en consideración que el riesgo de sufrir un siniestro se multiplica por dos con automóviles con diez o quince años respecto a los que tienen cinco años de antigüedad. Teniendo en cuenta esta relación entre riesgo y antigüedad del vehículo, el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad se convierten en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad.

En 2015 se impusieron en la provincia 25.856 sanciones por no tener el coche en regla. La DGT ha puesto en marcha esta misma semana enero una campaña de control de las condiciones del vehículo, donde se vigilará  el estado de los neumáticos, las luces, la señalización o el parabrisas, además de comprobar si han pasado la ITV.

A mas edad del coche, más riesgos

La Dirección General de Tráfico asegura que el riesgo de fallecer o sufrir una lesión con hospitalización aumenta con la antigüedad del vehículo. En comparación con los turismos de hasta cuatro años, el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior en los turismos de 10 a 14 años y 2,2 veces superior en los de 15 a 19 años.

 

 

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nAndaluca InformacinAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Andaluc�a Informaci�nAndaluca Informacin