Actualizado: 23:44 CET
Martes, 19/11/2019

Jerez

Una denuncia pone en tela de juicio el reciclaje en el complejo medioambiental Sur de Europa

Mancomunidad lo niega y se ampara en los supuestos legales contemplados para verter residuos reciclables a las balsas de rechazo

  • Un camión vierte residuos
  • Vecinos señalan que se arrojan residuos sin reciclar a una balsa de desecho permanente.
Varios vecinos de Los Barrios han denunciado negligencias en el tratamiento llevado a cabo en el complejo medioambiental Sur de Europa, al asegurar que no se realiza de forma adecuada la separación de residuos reciclables en la planta.

La denuncia, de la que se ha hecho eco este diario, apunta a que los camiones de la empresa Urbaser, que gestiona la planta, tiran residuos sin reciclar, entre los que se encuentran plásticos y otros materiales reciclables, a una superficie habilitada en el complejo para luego taparlos con arena.

Estas superficies, que reciben la denominación de balsas, están habilitadas para recibir residuos no reciclables, conocidos como rechazo. Sin embargo, la denuncia vecinal pone el acento en el hecho de que los camiones vierten directamente a la misma todo tipo de residuos.


A esta planta son trasportados todos los residuos de la retirada de basura orgánica de los siete municipios de la comarca, además de los de Gibraltar, y en sus instalaciones se lleva a cabo el reciclaje en base a la separación de tipos de residuos.

La institución responsable del tratamiento comarcal de los residuos es la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, aunque es la empresa Urbaser la que se encarga de gestionar la planta.

Desde la Mancomunidad expresaron ayer su cautela a la hora de valorar la denuncia, aunque pusieron de relieve el grave daño social que puede suponer en los ciudadanos a la hora de dejar de hacer la separación de residuos en la basura doméstica.

En relación a los hechos denunciados, el ente comarcal explicó ayer que existen tres supuestos por los cuales la basura es tirada directamente a la citada balsa.

El primero de ellos, de carácter ordinario, es el rechazo. Como tal se entienden todos los residuos que, una vez pasan por el complejo medioambiental, no son aptos para su recuperación.

En dicho supuesto se incluyen también los residuos que no da tiempo a separar manualmente en las cintas transportadoras, ya que los operarios reciclan al ritmo de la maquinaria, supuesto que está acreditado y autorizado por la Junta de Andalucía.

Otro de los supuestos son los voluminosos, tal como también establece y autoriza la Junta. Finalmente, se vierten también a las balsas, con carácter extraordinario, cuando se produce alguna avería en cualquiera de los componentes de la planta.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El incendio de 'La Doctora' fue intencionado
chevron_right
Rescatan a cuatro menores magrebíes en una patera a tres millas de Tarifa