Actualizado: 01:58 CET
Lunes, 26/10/2020

Expositor

Exclúyanme de los excluyentes

Publicado: 27/09/2020 ·
21:31
Actualizado: 28/09/2020 · 13:07

Lleva más razón que un santo –laico, por supuesto- el paisano Antonio Muñoz Molina cuando, angustiado e impotente, se preguntaba, ayer, en ‘El País’...

Lleva más razón que un santo –laico, por supuesto- el paisano Antonio Muñoz Molina cuando, angustiado e impotente, se preguntaba, ayer, en ‘El País’, “qué podemos hacer los ciudadanos normales, los nos contagiados de odio, los que quisiéramos ver la vida política regida por los mismos principios de pragmatismo y concordia por los que casi todo el mundo se guía en la vida diaria” ante la constatación fehaciente, hiriente, de una clase política, la nuestra, que “se va volviendo más tóxica que el virus de la pandemia”. Ni siquiera en una coyuntura crítica como la actual se ponen de acuerdo en lo urgente y se afanan en desprestigiarse miserablemente hasta el paroxismo, a través de estrategias propagandísticas de confrontación que alcanzan su nivel más nauseabundo en las redes sociales. Las excepciones, que haberlas, haylas, y muy honrosas y respetables, políticos sensatos, gestores de lo público de abnegación encomiable, confirman la triste regla de la negación sistemática de la mínima virtud en el oponente. No están a la altura porque se han dejado atrapar en tal espiral de violencia dialéctica y electoralismo permanente que, pese al crudo realismo de una estadística diaria, de contagios y muertes, nuevamente disparada, les resulta imposible primar el interés general. Aun así, no quiero caer en el catastrofismo, no es momento para dejarse atrapar por el abatimiento. Antes de que la recesión lastre nuestro futuro, desde la sociedad civil, coincido con el maestro, deberíamos hacer algo más que indignarnos. Sólo por unos meses, seamos capaces de postergar el guerracivilismo en pos de vencer al enemigo común y, luego, superada la emergencia, sarna con gusto, rasquémonos otras vez en la pupa: enfrasquémonos en delimitar las prerrogativas del jefe del Estado, las ínfulas del poder judicial, las fronteras del independentismo catalán, las aristas de la cruz de Borgoña y la madre que parió al sursum corda. Exclúyanme de los excluyentes.

El NO-DO de la última semana en Jaén también tuvo su aquel. Resaca. La celebración del Consejo de Gobierno de la Junta, el martes pasado, en Úbeda, deja sobre el sufrido papel una lluvia de millones para la provincia que el presidente Moreno Bonilla calificó de “inversión titánica”. 810 millones de euros, en poco más de dos años, con todo, son demasiados millones después de tan prolongada sequía. Sumar los capítulos ordinarios de un presupuesto anual, añadiendo otros –viejas asignaturas pendientes- de financiación incierta/condicional, se antoja, a bote pronto, una reedición de los fantasmagóricos planes ‘Jaén’ que concibieron para esta tierra, en noche de insomnio, negro sobre blanco, demonios y fantasmas, gobernantes de distinto signo, ocasionales invitados de honor a Lugar Nuevo. ¿Cuánto llegará, de veras, y cuánto quedará en agua de borrajas? De la sucesión histórica de promesas incumplidas nace el descreimiento generalizado de la población. Las cosas como son. Por ejemplo, con la anulación judicial –recién confirmada- del PGOU de Jaén 2014-2016, el optimismo militante ve más plausible la materialización de la Ciudad Sanitaria. Sin embargo, ya sea mediante el planeamiento urbanístico de 1996 o con una revisión actualizada, antes y ahora, lo que ha faltado es voluntad política a la hora de formalizar las cesiones de suelo y la dotación de fondos. Lo demás es literatura. Investigación World Pádel Tour-2019. Tras el aparente rifirrafe entre los que gobiernan y sus predecesores, cuentan, subyacen oscuras maniobras cainitas, orquestadas en el seno del PP consistorial. Tan asesor del grupo municipal popular es hoy Chema Álvarez, ex concejal de Deportes, inevitablemente en el punto de mira, como Iván Martínez, concejal no adscrito -procedente de Cs- durante buena parte del anterior mandato, cuyo apoyo decidido al Gobierno de Javier Márquez le valió en la actual corporación su fichaje como personal de confianza del principal partido de la oposición. La división interna en el PP, inquieren por lo bajini, ¿facilitó la filtración de documentación del World Pádel Tour-2019 a María Cantos? ¿Son los defenestrados de ‘Cuqui’, Miguel Contreras y Charo Morales de Coca, mayormente, quienes más se sorprenden por la exoneración del ex alcalde? El Consejo de Gobierno del martes en Úbeda propició al emergente Juan Bravo una intensa agenda de contactos en la provincia. Ya se sabe, los valores en alza siempre están de moda. Aunque sigue sin formar parte de sus planes inmediatos optar a la presidencia provincial del PP, la negativa ya no suena tan rotunda. Para el futuro de los populares de Jaén, bisbisean, no pierdan de vista el dueto Juan Bravo/Erik Domínguez. Ni en el PSOE andaluz/jiennense a Felipe Sicilia. ¿Habrá consultado antes a Paco Reyes su postulación como alternativa a Susana?

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Manuel Expósito

Profesional del periodismo desde hace más de 30 años. Director general de Gestión de Medios Jiennenses

Expositor

El blog Expositor se centra en la crónica política y social de la semana en Jaén y su provincia

VISITAR BLOG
Publicado: 27/09/2020 ·
21:31
Actualizado: 28/09/2020 · 13:07
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Urgen la apertura y musealización del refugio del Albergue
chevron_right
La Guardia Civil señala hasta cinco posibles delitos a Fernández de Moya