Actualizado: 13:29 CET
Martes, 25/06/2019

Jaén

Programas, acuerdos y gobiernos

Conforme se acerca el sábado se hace más real el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para gobernar Jaén. Bien sea por los aciertos de unos o por los errores...

  • Jaén.

Conforme se acerca el sábado se hace más real el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para gobernar Jaén. Bien sea por los aciertos de unos o por los errores de otros, este acuerdo es el único viable, y diría que el más deseado por ambos desde hace meses. La sintonía podría llegar como un gobierno conjunto o un acuerdo de investidura, el más cómodo ahora para el PSOE pero el más incierto y complejo a largo plazo.

Independientemente de los habituales debates, pseudo-políticos, entre izquierdas y derechas, este gobierno comparte cierta visión de Jaén, cierto modelo económico y una evidente crítica a la gestión del PP, algo extendido a media ciudad. Aunque algunos puristas, o fanáticos, puedan alegar la dificultad de un acuerdo entre diferentes ideológicamente, lo que es infantil, en este caso, además, no existe gran diferencia.

Gobernar depende de un programa, una correlación de fuerzas y una coyuntura. El problema para Jaén es que este gobierno no aporta grandes cambios en un programa común entre PSOE y Cs, tiene una correlación para el enfrentamiento con el PP y mantiene la misma coyuntura autonómica y nacional que han tenido los populares durante años.

Como bien nos ha demostrado la historia reciente de la Junta de Andalucía, primero con el gobierno del PSOE y Ciudadanos y después con el del PP y Ciudadanos, la ausencia de respeto y valoración hacia Jaén es compartida. Gobierne quien gobierne, se ignora a nuestra ciudad, se siguen haciendo las mismas políticas en nuestra contra y se continúan redactando los presupuestos más dañinos posibles para Jaén. Esto hace que el Gobierno de PSOE y Ciudadanos vaya a ser continuista al del PP: usar Jaén para atacar a una Junta que nos olvida y hacerse la víctima. Otra cuestión es cómo afronta Ciudadanos su posición esquizofrénica; pero ya sabemos que los naranjas no suelen tener muchos problemas para cambiar de opinión.

Todos los partidos andaluces, en sus propuestas y presupuestos, han consensuado que Jaén siga igual: ni el dinero que nos deben, ni trenes, ni un pabellón propio, ni tranvía, ni sanidad pública, ni puestos de trabajo. Eso sí, usar Jaén, lo primero y como la que más.

Ante los graves problemas de Jaén, nos veremos abocados a más debates espurios y sin sentido, en torno a cuestiones irrelevantes, pero que permiten el enfrentamiento perpetuo entre partidos que luchan por su propio poder. Y, mientras, la ciudad pierde y espera que lleguen propuestas mejores, como si hiciera falta ingenio y no solamente voluntad.


COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Patrona recoge la devoción jienense
chevron_right
El 35,8% de los conductores da positivo en drogas