HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 20:35 CET
Sábado, 26/09/2020

Jaén

Duro correctivo en Motril

El Motril le endosó tres goles a los de Salva Ballesta, que perdonaron una y otra vez

  • Partido en Motril

El Real Jaén volvió de vacío, por enésima vez esta temporada, de un encuentro lejos de La Victoria. Los pupilos de Salva Ballesta sufrieron un duro correctivo por parte de un Motril que estuvo más acertado de cara a portería y que tras adelantarse en el primer tiempo y ver cómo el conjunto blanco perdonaba una y otra vez el empate, sentenció en la reanudación para lograr una goleada dolorosa para las aspiraciones jiennenses, que no encuentran el camino a domicilio.  El Real Jaén afrontaba el encuentro ante el CF Motril después de golear al Guadix en casa y recuperar sensaciones, pero con la necesidad de dar, al fin, un golpe sobre la mesa lejos de ella, donde únicamente había conseguido ganar en la tercera jornada frente al Melistar. Para ello Salva Ballesta no pudo contar con Jonathan Rivera, baja por acumulación de cartulinas, así como con el lesionado Heredia. Mientras, uno de los últimos fichajes, Góngora, comenzó el encuentro en el banquillo.


El Motril, un equipo destinado a pelear por los puestos de playoff a final de temporada, llegaba al envite tras dos derrotas consecutivas y la necesidad, sobre todo ante su público, de volver a mostrar su mejor versión. Con un punto más en la clasificación que su rival, de los hombres dirigidos por José Manuel García había que prestar especial atención a su máximo goleador, un Joan que volvió a ver puerta para desgracia de Emilio Muñoz.


Y eso que el encuentro comenzó muy disputado, con un Jaén consciente de no dejar a su rival metros para pensar y la consigna de tratar de igualar la intensidad del contrario. En un escenario propicio para lograr la segunda victoria de la temporada a domicilio, los de Salva volvieron a carecer de efectividad en los últimos metros y echaron de menos la puntería de cara a puerta, asignatura pendiente que hay que corregir si el objetivo no es otro que pelear por el ascenso.


El Motril, un cuadro muy trabajado en todas sus líneas, evitó en los primeros compases que el equipo blanco generara ocasiones claras de gol. Un intento de remate de Migue Montes a los 7 minutos, tras un centro de Cervera, fue la primera aproximación al área local. También superado el cuarto de hora se quedó a medio camino otro balón al área de Víctor Armero que el ‘9’ visitante no logró a rematar. Los motrileños tampoco apretaban en exceso y ambos se repartían la posesión. Sin embargo, poco después aparecería el pichichi del conjunto granadino para poner tierra de por medio al empate a cero. Avisó primero Joan con un buen disparo que se marchó fuera por unos centímetros tras una buena jugada colectiva del Motril. Y apenas unos segundos después hizo enloquecer al respetable del Escribano Castilla al acertar a rematar una gran jugada de Raúl García para situar el 1-0 y su séptimo gol de la temporada. El tanto puso en alerta al Real Jaén, que apretó acto seguido en busca del empate. Un córner ejecutado por Víctor Armero volvió a quedarse huérfano de rematador y poco después Migue Montes perdonó ante Josemi después de un magnífico recorte tras un buen pase de Armero. Toni, en los mejores minutos del cuadro de Salva, volvió a probarlo con un zapatazo lejano que acarició el palo y Víctor Armero hizo lo propio, pero el esférico volvió a marcharse fuera.
Se encontraba el Motril embotellado tras el gol, deseoso de que llegase el fin de la primera parte. El Jaén perdonó demasiado, como la que tuvo antes del descanso Dani Fragoso primero o Migue Montes después, con remate al palo incluido, y terminó pagándolo en la reanudación. Sin embargo, la reacción de los blancos fue digna de admirar, aunque una vez más se quedó sin el premio del gol. En la segunda mitad, los de casa no fallaron.


Y es que a pesar de que nuevamente el peligro inicial lo fabricó el Jaén con un lanzamiento de Vera, el Motril, con el resultado a favor, esperó su momento para sentenciar. Raúl, en el minuto 51, colocaba el segundo para los de casa, más atinados arriba. El 2-0 minó la moral jiennense, que con todo trató de recortar distancias. Víctor Armero y Migue Montes, con sendas ocasiones, no pudieron superar a un inspirado Josemi antes de que llegara el tercero.


Así las cosas, el partido quedó visto para sentencia a la hora de juego, cuando Dani Cara se aprovechó de la debilidad defensiva del Jaén para poner la puntilla en el marcador. De ahí al final pudo haber llegado tanto el cuarto por parte del Motril como el gol de la honrilla blanca. Dio tiempo también a ver con su nueva camiseta a Dani Góngora, que incluso tuvo una ocasión para hacer el 3-1. Sin embargo, la derrota fue un hecho y al Jaén sólo le queda trabajar duro para ser un equipo fiable lejos de casa.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
San Lucas no contenta
chevron_right
Batacazo en la cosecha de aceite, un 28.5% menos