HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 23:13 CET
Viernes, 18/10/2019

Jaén

Jafarco es ya Jafarco-Bidafarma

  • En el desayuno de VIVA.

Ilusionada, volcada en su farmacia y en una cooperativa farmacéutica que siente suya y con muchos proyectos por delante en los próximos cinco años, como mínimo. Así se encuentra María Jesús Oya Amate, que se convirtió en el año 2007 en la presidenta de la Cooperativa  Farmacéutica de Jaén ‘Jafarco’ y que nueve años después ha conseguido que Jaén lidere el mayor grupo de distribución farmacéutica de España. Oya Amate se ha convertido en la presidenta  de Jafarco-Bidafarma y miembro del Consejo Rector del gigante de la distribución farmacéutica en España: Bidafarma.

El grupo Bidafarma es el referente de la distribución farmacéutica nacional. Se trata de una agrupación de cooperativas de segundo grado formado por Bidafarma, que ha sido la mayor integración empresarial de la última década en Andalucía (fruto de la fusión de seis cooperativas del Grupo Farmanova con Cecofar y Cofarcir), por las canarias Cofarte y Cofarta, así como por la balear D’Apotecaris, la gallega Cofaga y las castellano-leonesa Cofabu, Socofasa y Zacofarva.

Tiene una cobertura nacional y, además de en Andalucía, que es el origen, es la primera cooperativa en Extremadura, Castilla-León y Galicia. “Jaén lidera el mayor grupo de distribución de España. Jaén estuvo desde el primer momento. Nuestro orgullo es que Bidafarma se ha estructurado a alrededor de cooperativas andaluzas”, reconoció Mª Jesús Oya en el desayuno de VIVA JAÉN celebrado en el Parador de Turismo.

La repercusión de la fusión será “beneficiosa” para la cooperativa, los socios y la población, comentó Oya.

Entre los objetivos están la protección y el fortalecimiento del actual modelo de farmacia, reforzando la cultura cooperativa de su distribución y ofreciendo un servicio en condiciones de excelencia, que redunden en beneficio de la ciudadanía.

Uno de los principios irrenunciables que se ha tenido presente en la creación del Grupo Bidafarma ha sido garantizar un modelo de distribución farmacéutica solidaria, mejor dimensionada en tamaño y con las suficientes garantías para poder asegurar la universalidad del servicio farmacéutico, valor fundamental que permite que el medicamento llegue en las mismas condiciones a todos los ciudadanos, con independencia del lugar en el que residan o de su renta.  “La relación entre la población y la Sanidad se da mayoritariamente en las oficinas de farmacia porque es el establecimiento sanitario más cercano al paciente. Los estudios revelan que más de dos millones de usuarios entran a las oficinas de farmacia cada día, bien para retirar medicamentos, para realizarse alguna prueba diagnóstica o para añadir valor a sus necesidades”, dijo la presidenta de Jafarco-Bidafarma.


María Jesús Oya reconoce que la farmacia asistencial seguirá funcionando para dar servicios a pacientes enfermos de fibromialgia, diabetes y alzheimer, entre otros.

Bidafarma presta servicio a casi 10.000 oficinas de farmacia, más de la mitad de las existentes en España y, con ellas, a los potenciales 24 millones de ciudadanos a los que atenderán. “La distribución farmacéutica es lo menos conocido por el paciente y los usuarios tienen que saber que se abastece de medicamentos dos veces al día a las oficinas de farmacia del territorio nacional”, dijo Oya. En Jaén hay 55 en la capital y alrededor de 180 en la provincia.

Con una facturación cercana a los 3.000 millones de euros anuales, Bidafarma alcanza una cuota de mercado de casi el 30%, asumiendo así el liderazgo de la distribución farmacéutica nacional.  Está presente en 14 comunidades autónomas (31 provincias) y en Ceuta y Melilla. En esta línea, Mª Jesús Oya reconoció que los socios de la provincia de Jaén “no van a perder la identidad con la cooperativa de su provincia”, aplaudiendo el apoyo de su Consejo Rector y de la Asamblea de Socios ante la fusión.

Bidafarma tiene cuatro sedes en España. La administrativa está en Sevilla, la comercial en Málaga, la institucional en Madrid y el Grupo Bidafarma en Granada.

En la búsqueda de beneficio de la ciudadanía es donde han sido conscientes de que como referente de la distribución farmacéutica nacional y dentro de la responsabilidad social corporativa, pueden desempeñar un papel muy importante en la vida de las personas, no sólo como proveedores de empleo y riqueza, sino como un agente de desarrollo del bienestar de la sociedad (instituciones públicas, asociaciones de pacientes, profesionales de la salud, etc…) en la que están insertos.

“El apoyo de las administraciones ha sido insospechado”, reconoció Oya Amate, señalando especialmente el de la Junta de Andalucía.

Por otra parte, la presidenta de Jafarco-Bidafarma reconoció que “en Jaén los trabajadores pueden estar tranquilos porque no van a haber despidos, ya que se necesita más personal humano”.

Al recordar los inicios de la cooperativa farmacéutica jienense, Mª Jesús Oya reconoció que la historia es “bonita”. Durante el desayuno recordó su creación en el año 1948, cuando un grupo de farmacéuticos, “cansados por el trato que recibían por la distribución de los fármacos”, creó la cooperativa, que en el año 1949 abrió sus puertas en la calle Mesa, en condiciones “precarias”.

Es en 1955 cuando ‘Jafarco’ despega y se instala en la calle Muñoz Garnica. En 1970 la cooperativa se traslada a Millán de Priego. “Lo que al principio parecían unas instalaciones inmensas, se quedaron pequeñas”, recordó Oya, siendo en 1999 cuando se instalan en el polígono de Los Olivares, con 8.500 metros cuadrados. En el año 2008 Jafarco se incorporó a ‘Farmanova’, cooperativa de 2º grado. “La evolución ha ido en paralelo a las necesidades de la población”, aseguró Oya, reconociendo que ahora, como Jafarco-Bidafarma tienen cinco años por delante para consolidarse, seguir creciendo y evolucionando.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Cámara de Linares, ALES y la FEF, premios de la CE
chevron_right
Secretos de la encuadernación