Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 28/07/2021

Huelva

Huelva necesita más de 130 familias de acogida para menores que residen en centros

La Asociación Alcores ha puesto en marcha la campaña 'Sólo quiero un hogar' que pretende concienciar a la sociedad sobre la importancia del acogimiento

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Un niño jugando (archivo).

La Asociación Alcores ha puesto en marcha la campaña 'Sólo quiero un hogar' que pretende concienciar a la sociedad sobre la importancia del acogimiento. En concreto, Huelva necesita más de 130 familias de acogida para menores que residen en centros.

Según ha informado en una nota de prensa, el acogimiento familiar es una medida de protección para niños, niñas y adolescentes que han sufrido maltrato, han sido abandonados o no han recibido los cuidados adecuados. También se da el caso de menores que tienen a sus padres enfermos y no cuentan con nadie cerca que pueda cuidarlos.

Por ello, han explicado que los niños que no pueden estar con sus familias biológicas, suelen ir a un centro de acogida. Aunque allí reciben buenos cuidados, desde Alcores han señalado que un ambiente familiar sería "mucho mejor" para "normalizar" su situación.

En este contexto, la Asociación Alcores puso en marcha el pasado 16 de diciembre, la campaña 'Sólo quiero un hogar', con la colaboración de la Junta de Andalucía y entidades SAAF (Servicio de Apoyo al Acogimiento Familiar) como Apraf (Jaén), Aldaima (Granada) e Infania (Málaga). Para la iniciativa se grabaron tres spots en los que se cuentan situaciones inauditas basadas en hechos reales: las historias han sido extraídas de testimonios sobre niños y niñas que fueron acogidos.

Además, se creó soloquierounhogar.org, una web específica para la campaña donde cualquier persona puede encontrar qué es una familia acogedora, los primeros pasos que hay que realizar para acoger, algunas preguntas frecuentes y varios testimonios de personas que ya han acogido.

"La idea fundamental para la realización de esta campaña nace de la suma de energías que las distintas entidades realizamos en cada provincia, sin renunciar a las necesidades particulares de cada una", ha explicado el coordinador del servicio de apoyo al acogimiento familiar de la Asociación Alcores, Antonio Muñoz, durante la presentación de la misma el pasado mes de febrero.

En el mismo acto, la trabajadora social de Alcores, Nazaret Gómez, ha indicado que "los primeros días de campaña fueron muchísimas las llamadas recibidas, email y mensajes por redes sociales, mostrando el apoyo a la campaña o preguntando dudas sobre el acogimiento". "Fueron videos lanzados en las diferentes redes sociales, con un mensaje claro y con una población especialmente sensible en esas fechas", ha remarcado.

FAMILIAS ACOGEDORAS DE HUELVA

María del Mar y Agustín son un matrimonio tradicional con un hijo de 20 años y dos niñas de 17 y 13, respectivamente. Explica que, los niños de acogida "suelen llegar asustados, retraídos, desconfiados, con una tristeza que se les nota en sus miradas", pero "cuando se marchan de casa, llevan un brillo en la mirada que nos llena de plena satisfacción porque creemos que le hemos aportado todo lo que necesitaba y se merecía".

En esto también coinciden, plenamente, Rocío y Lorenzo, una pareja acogedora de urgencia con dos hijos biológicos de 30 y 26 años, respectivamente, y que han acogido, ni más ni menos que quince menores de entre dos días y seis años. "Los niños y niñas vienen con muchos miedos, iras, desconfianzas y asustados. Con el tiempo, estos menores se integran plenamente en tu familia. Liberan sus miedos, encuentran paz y tranquilidad y empiezan a ser niños o niñas de nuevo".

Otra cosa en la que también coinciden ambas familias es en que la despedida es un momento triste, pero feliz. Así lo explican María del Mar y Agustín: "las despedidas son la parte más dolorosa y a la vez feliz de la acogida".

"Nos inundan sentimientos contradictorios porque nos sentimos inmensamente felices al saber que el menor ha encontrado la estabilidad que necesita pero a la vez nos sentimos vacíos porque nos abandona una personita importante en nuestra familia". Rocío y Lorenzo, por su parte, afirman tener "sentimientos encontrados. Felices porque, o bien regresan con su familia biológica, o porque encuentran una estabilidad familiar en adopción".

Respecto a los requisitos para acoger explican que no hace falta disponer "de grandes cantidades de dinero, sino el necesario para poder cubrir todas sus necesidades", y en lo que concierne al espacio en casa, "estando en buenas condiciones y ofreciendo el espacio personal y adecuado que el menor necesita es suficiente. Lo importante es tener mucho amor para compartir y ganas de ayudar". "Mucho amor, paciencia y respeto por su familia biológica", matizan.

REQUISITOS

Cualquier persona que pueda ofrecer una estabilidad y una estancia para el niño o la niña que vayan a acoger. Las circunstancias personales de la familia acogedora son indiferentes. Da igual que se trate de una familia de cinco, una persona soltera, una pareja con hijos, sin hijos, formada por dos mujeres, formada por dos hombres. Lo único que importa es que sea una familia que quiera y pueda ofrecer amor a un menor que lo necesita.

Para las personas que se están pensando convertirse en familia acogedora pueden consultar todo en www.soloquierounhogar.org. También pueden llamar a Alcores en el teléfono 900 701 162.

COMENTARIOS