Actualizado: 15:04 CET
Lunes, 09/12/2019

Huelva

Advierten del riesgo de fuego en Doñana por los vehículos en el Rocío

Ecologistas en Acción ha pedido una drástica reducción del número de vehículos a motor autorizados a transitar por los caminos rumbo a la aldea de Almonte

Cargando el reproductor....

Ecologistas en Acción ha pedido una drástica reducción del número de vehículos a motor autorizados a transitar por los caminos de Doñana rumbo a El Rocío, ante el riesgo extremo de incendio forestal que padece el parque nacional.

En un comunicado, la organización conservacionista advierte de que no se dan las condiciones objetivas para permitir la entrada de varios miles de vehículos a motor en el espacio natural Doñana, pues se encuentra en una delicada situación con pasto crecido que se ha secado en las últimas semanas en las que se han superado las temperaturas medias y sin lluvia.

Ecologistas argumenta que la entrada de vehículos a motor "pueden ser origen de incendios por chispas que se producen al lado de los pastos acumulados en los bajos de los mismos", y además "suponen un gran problema a la hora de evacuación de la zona de ocurrir un incendio, precisamente por estas condiciones de extrema sequedad que convierte los caminos de Doñana en arenales impracticables".


Por todo ello, han recomendado limitar los vehículos a motor a los estrictamente necesarios para garantizar la seguridad de las hermandades más los imprescindibles de apoyo, considerando lo más prudente desviar todos los automóviles a la playa en el caso de las hermandades de Cádiz y a la carretera de Villanmanrique las de Sevilla.

"Máxime en un momento de una mayor precariedad en los servicios del Infoca en la zona debida al desmantelamiento de varios retenes, una actuación que ha hecho que el operativo de extinción se resienta y la catástrofe sería mayúscula si, como ocurrió en el último incendio de Doñana este año en la finca Los Mimbrales, coincide simultáneamente uno en Doñana con cualquier otro cercano, pues pondría en peligro vidas humanas además de que sería casi inevitable la pérdida de zonas de gran valor ecológico", indica. 

Para los ecologistas, el otro gran problema es la degradación ambiental por acumulación de basuras: "papeles, recipientes de materiales y tamaños muy diversos y, especialmente, los cristales, los plásticos y las toallitas". 

Los cristales pueden provocar incendios y herir a animales; los plásticos y las toallitas no se degradan y se acumulan en zonas sensibles o son llevados por el aire a la playa y al mar o son ingeridos por la avifauna con su consiguiente malnutrición y muerte. 

El uso de estos materiales, que serán residuos al fin y al cabo, debería de sustituirse por otros biodegradables y en todo caso, garantizar que la basura sea depositada en los contenedores de recogida de las Hermandades.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Plan Estratégico apuesta por el impulso al sector vitivinícola
chevron_right
Seis rescatados al volcar una embarcación en Ayamonte