Actualizado: 20:48 CET
Miercoles, 16/10/2019

Huelva

La regulación horaria divide al sector del taxi

Teletaxi impulsa la medida de limitar el horario de servicio a 16 horas generando muchas críticas

  • Taxis en la capital

El sector del taxi en la capital onubense ha comenzado 2012 con mal pie, en un estado de salud crítico y con una división interna en ciernes provocada por la propuesta de regulación de horarios aprobada en el seno de Teletaxi.

Esta regulación, absoluta novedad en Huelva, donde el sector goza de libertad absoluta y ninguna restricción, pasa por limitar el uso del taxi a 16 horas diarias, controlando el cumplimiento de la norma a través de los taxímetros.

La propuesta afecta directamente a los taxistas autónomos que también tienen a su cargo a personal asalariado, esto es, que tienen contratado a un segundo conductor que también utiliza el taxi para, en la mayor parte de los casos, cubrir el turno de noche.


De aprobarse la medida, supondría la eliminación de unos 80 puestos de trabajo en la capital, correspondientes a los asalariados, ya que sería insostenible trabajar sólo ocho horas diarias, según han informado a Viva Huelva fuentes cercanas al sector, que ven totalmente “injusta la medida”.

Además, critican que la regulación horaria propuesta no cuenta con el beneplácito de muchos taxistas, ya que se votó en una asamblea en la que de los 270 taxistas que hay en la capital, solo asistieron y votaron 125, y solo 69 votos fueron favorables.

Las fuentes consultadas están convencidas de que el único objetivo de esta medida es “echar a los trabajadores asalariados, porque no hay trabajo, pero no piensan que dejan a 80 personas en la estacada”.

Además, esgrimen que el sector está compuesto en su mayoría por autónomos, de forma que “no pueden obligarles a trabajar solo una determinadas horas, porque además de insolidario y egoísta, sería ilegal”, de modo que, en última instancia, algunos taxistas onubenses podrían acudir a los tribunales para zanjar este asunto.

La otra agrupación
Teletaxi es la agrupación mayoritaria de taxistas de Huelva. Por ello, todo lo que decidan, influye directamente en Servitaxi. Su presidente, Rafael Bravo, ha explicado a Viva Huelva que están al tanto de la propuesta de regulación y que no están de acuerdo, aunque en este caso porque “teníamos una oportunidad única de realizar una regulación seria del sector por primera vez pero han preferido coger por el camino de enmedio, con una medida que sólo busca perjudicar a los asalariados y que no soluciona los graves problemas del sector, que atraviesa una situación catastrófica”.

De hecho, Bravo cree que la medida puede incluso perjudicar a los taxistas, ya que “por la mañana vamos a estar todos trabajando a la vez”.

Además, si la medida incluye un cambio de taxímetro, desde Servitaxi se opondrán rotundamente, ya que supondría un desembolso que ronda los 400 euros. Asimismo, hay muchas dudas sobre la regulación: “Qué pasa con los servicios en carretera, que suponen más horas en el servicio, cuántas veces se puede parar el contador del taxímetro y durante cuánto tiempo...”

Por ello, están a la espera de la reunión que tendrán el día 10 con el Ayuntamiento para trasladarle todas estas inquietudes, porque es el que tiene la última palabra al respecto.

Sin duda, el Consistorio ha empezado el año con una patata caliente sobre la mesa y con un sector dividido que espera respuestas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El timo inmobiliario llega a la red
chevron_right
A disposición judicial un hombre por abusar de un menor en un colegio