Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 04/02/2023  

Huelva

“Tenemos casi a diario un intento de suicidio en Huelva”

Feafes lamenta la falta de soluciones para la apertura del centro terapéutico en la Casita Blanca por un problema de okupas y la falta de medios en salud mental

  • Exterior de la Casita Blanca. -

Ocupación ilegal y falta de recursos materiales y profesionales. Son dos realidades que están lastrando uno de los mayores proyectos que Huelva tiene en cartera para luchar contra la enfermedad mental, el Centro Terapéutico de Recuperación que promueve la asociación Feafes en el edificio conocido como Casita Blanca en la capital.

Según ha confirmado la presidenta de Feafes Huelva a Viva Huelva, María Domínguez, el proyecto permanece bloqueado a pesar de que han pasado casi dos años desde que el Ayuntamiento de Huelva formalizó la cesión del inmueble, situado en la calle Diego Velázquez.

Hay un okupa que no se quiere marchar, cuando empezamos a limpiar el edificio con la ayuda del Ayuntamiento y el Puerto este señor nos amenazó y resulta imposible entrar”, relata Domínguez.

Renunciar a este edificio no entra en los planes de Feafes. “El edificio es ideal para lo que necesitamos”, aunque necesita una importante reforma, para la que ya cuentan con un proyecto y acuerdos de financiación que no pueden cerrar hasta tener un horizonte claro para el inicio de las obras.

Domínguez remarca que este centro resulta vital para los planes de futuro que tiene la asociación. La Casita Blanca les permitiría abordar nuevos programas para menores y mujeres y cuenta, incluso, con terreno para montar un huerto terapéutico. “Necesitamos más espacio y necesitamos más recursos materiales y profesionales”, señala.  La necesidad es cada vez más urgente porque el aumento de la demanda de salud mental  se ha disparado, especialmente, a partir de la pandemia.

Es especialmente alarmante el incremento de los suicidios y los problemas de salud mental en los adolescentes. “Las cifras son escandalosas”, indica Domínguez, apuntando que solo en 2020 se quitaron la vida 3.941 personas en España y, a falta de datos oficiales, se puede asegurar que la cifra ha seguido creciendo desde entonces. “Podemos decir que tenemos casi diariamente un intento de suicidio en la provincia”, calcula Domínguez.

Con los espacios de los que dispone actualmente, explica la presidenta de esta asociación, Feafes atiende a unas mil personas en Huelva a través de los numerosos programas que desarrolla en sus diferentes sedes repartidas por la provincia.

Para crecer y poder hacer frente los retos que plantea el cuidado de la salud mental, dice Domínguez, es necesario que haya “más profesionales” dedicados a ella en la salud pública porque “no todo el mundo tiene dinero para uno privado y la Seguridad Social tarda demasiado en responder”.

Junto al aumento de recursos, señala Domínguez, es vital “normalizar” la enfermedad mental como algo que se puede tratar y no hay que esconder.  “Necesitamos que se hable más de ella, en positivo, no podemos callarnos”, dice la presidenta de Feafes Huelva.

“Es cierto que la gente cada día habla más de salud mental y eso nos da visibilidad pero todavía luchamos contra ese estigma que acompaña a las enfermedades mentales”, advierte Domínguez. Como ejemplo, pone el reciente atropello masivo en Gibraleón, que ha vuelto a hacer aflorar “el estigma de la enfermedad mental asociado a la delincuencia”.

En este sentido, Domínguez muestra su indignación porque se halla dicho que el detenido tiene esquizofrenia. Según ha podido saber, el arrestado “no tiene un trastorno mental” sino que se trata de un caso de delincuencia relacionado con un problema de consumo de drogas.

“Sigue habiendo muchísimo estigma y eso nos perjudica porque impide que una persona con enfermedad mental pueda llevar una vida normalizada”, afirma.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN