Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 01/12/2022  

Huelva

El sector de la castaña verá mermada su cosecha en Huelva por la sequía

Actualmente está afectando a la temprana dado que el erizo está "muy pequeño" por lo que no saben "si cuando empiece a caer estará lleno o vacío"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Erizo de castaña en la Sierra de Huelva.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Huelva (COAG) prevé que en la campaña de este año haya una reducción "importante" en la cosecha de la castaña debido a la sequía, que actualmente está afectando a la temprana dado que el erizo está "muy pequeño" por lo que no saben "si cuando empiece a caer estará lleno o vacío" o "la cantidad de castaña que pueda tener".

Así lo ha indicado a Europa Press el responsable del sector de la castaña de COAG-Huelva, José Manuel Benítez, quien ha precisado que aunque hay "bastantes erizos" son "muy pequeños, al no desarrollar", y ha lamentado que "tampoco ha llovido en septiembre como debiera", al tiempo que ha apuntado que "aún es precipitado" saber qué ocurrirá con la tardía pero que "el año de sequía se ha notado bastante".

En este punto, ha explicado que la parte "más fuerte" de recolección de la castaña comenzará sobre el 11 de octubre, ya que la conocida como la Sanmigueleña "es la mas tempranera" pero "tiene menos valor comercial", mientras que a partir del 1 de noviembre comienza la época de la castaña tardía, lo que supone "el grueso" de la cosecha en la provincia de Huelva.

A este respecto, ha explicado que la tardía es "la de mayor venta" y ha lamentado que teme que pueda reducirse "la mitad de la cosecha", toda vez que ha reiterado que, a pesar de estas previsiones, "es muy temprano todavía para saberlo con seguridad", pero que "una reducción muy importante sí que se va a dar".

De la misma manera, ha apuntado que el año pasado la campaña termino "un poco antes de tiempo", en los primero días de diciembre "cuando normalmente aguanta hasta mitad de mes" y que esto se produjo también debido a problemas relacionados con la sequía, que provocaron que "las últimas no estuvieran en condiciones y se quedaran en el campo", por lo que "finalizó diez días antes".

Con respecto a los datos de producción del año pasado, Benítez ha señalado que finalizó con "más de un millón de kilos", algo menos de las previsiones iniciales de alcanzar los 1,5 millones de kilos de castaña -cantidad que alcanzaba la media respecto a años anteriores-.

La sierra onubense cuenta con 5.000 hectáreas de castañar, aunque son unas 3.500 las que se encuentran en producción, ya que hay una parte "importante" que está abandonada "por falta de rentabilidad". En este sentido, Benítez lamenta que "la pena es que esos castañares abandonados son un reservorio de plagas y enfermedades para el resto", así como que "es un problema" porque "cuando se abandona se acaba perdiendo, ya que es un ecosistema que necesita del cuidado humano" porque sino "termina siendo pasto del matorral y de los incendios".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN