Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 29/01/2022  

España

España va marcha atrás en igualdad

Justo cuando el Gobierno inaugura un Ministerio de Igualdad, España pasa del puesto 10 al 17 en el ránking mundial de trato igualitario a hombres y mujeres en el ámbito laboral...

Publicidad Ai
Justo cuando el Gobierno inaugura un Ministerio de Igualdad, España pasa del puesto 10 al 17 en el ránking mundial de trato igualitario a hombres y mujeres en el ámbito laboral. Antes de que comenzase a funcionar la oficina de Bibiana Aído, el presidente se empeñó ya en la legislatura anterior en hacer un Consejo de Ministros paritario y esa tendencia se extendió, por ley, al resto de administraciones. Esta misma norma quiso que las empresas tuviesen un número equilibrado de hombres y mujeres en sus consejos de administración. Pero con éstas, y otras medidas, no sólo no se ha logrado mejorar la situación sino que ha empeorado. Al menos así lo ve el Foro Económico Mundial, que elabora sus datos en función de la brecha salarial que existe entre los sexos y sobre la presencia en los puestos de responsabilidad. Como suele ser habitual, los países nórdicos lideran este ránking mundial. Las políticas sociales de Noruega, Suecia, Dinamarca o Finlandia son dignas de admiración, aunque su nivel impositivo asuste a cualquiera. Como España no puede importar el sistema, debe buscar la fórmula para lograr que la mujer no sea un empleado de segunda clase. Parece inconcebible que una mujer cobre menos que un hombre en un mismo puesto por el simple hecho de ser mujer, pero sucede. Y, lo que asombra todavía más, es que si una mujer cobra menos por el mismo trabajo, los empresarios no contraten a más mujeres por se éstas más rentables. El ministerio de Bibiana Aído no tiene las herramientas que debería. Figura por figurar y apenas ha tenido dotación económica. Si la apuesta por la igualdad fuese real, hoy se celebraría que se habrían escalado puestos en este ránking de condiciones laborales. Por contra, este Ministerio debe seguir luchando contra la propia sociedad.

TE RECOMENDAMOS