HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 15:59 CET
Viernes, 21/09/2018

El ojo de la aguja

Robotizados

Publicado: 28/05/2018 ·
11:15
Actualizado: 28/05/2018 · 11:15

Allá para los años cincuenta en el globo terráqueo trabajarán el cincuenta por ciento en cuanto a humanos se refiere

Resulta que Marta García Aller, una autorizada periodista en los temas científicos y de investigación, muy puesta al día en los mismos, aseguraba en una cadena televisiva de gran audiencia que allá para los años cincuenta en el globo terráqueo trabajarán el cincuenta por ciento en cuanto a humanos se refiere, y viene la joven informadora con total firmeza a hablar de los numerosos avances científicos y tecnológicos alcanzados durante las últimas décadas, de tal manera que los mismos llegaran a sus diferentes plenitudes, o lo que es lo mismo, a afectar, y de qué manera, la inminente transformación laboral en el planeta tierra. Profundizó la diligente periodista dando a conocer con pelos y señales los conocimientos adquiridos en sus trabajos de investigación, hablando de la aludida transformación tecnológica y científica, dando más detalles de ellas, de los que algunos se me fueron de la cabeza por la prontitud que los citaba. Sí me pude quedar plenamente con los gremios más afectados en principio, como el de la cirugía médica y los trabajos adyacentes a los agentes comerciales  y representantes de seguros.

En lo tocante al gremio de los cirujanos médicos, estos en su mayoría serían sustituidos por  los robots más inteligentes, asegurando con ello que las fechas para la llegada de este revolucionario cambio laboral no se hallaban tan lejos, situando los mismos en los principios de los años cincuenta. Nada, que lo que llamamos progreso avanza que es una barbaridad, prácticamente mecanizado, insensible pero eficaz y terriblemente inteligente. Por lo que todo indica Marta, este camino lo profetizó  el recientemente fallecido sabio Stephen Hawking. En uno de sus muchos estudios referentes a la continuidad de la especie humana aseguró que “el ser humano no tiene futuro en  el  planeta tierra”. De ser así, aquellos que lleguen a esa época, si Dios lo permite, media vida del hemisferio, lo que se dice humanamente, quedaría paralizada, superando en mucho a la ficción y a cualquier otro desfase natural que puede acaecer por la simbiosis de la conexión astronómica y real con otros planetas de nuestro universo, ya estudiados hasta ciertos status con la finalidad de que el género humano al final de los tiempos pueda encontrar la novedad de poder morir en otro lugar de nuestra galaxia o sabe Dios dónde.

Que se sepa, y mira que cuesta admitirlo, que la mayor conquista humana intrínseca es la de que el hombre humanizado entre en el otro hombre, pero ¿esto cómo se come? Y también en todo ser viviente que nos rodea, porque incluso con la piedra que tropezamos, la misma, también tiene su funcionalidad en la tierra.  Y no quiero pasar página referente a todo lo escrito, porque aunque me considero bastante alejado de los avances científicos en todos los órdenes, es indudable que atraídos por los mismos, he ganado algo en ciertas circunstancias por conceptos lineales y operativos que no dejaron de sorprenderme, en el sentido de hasta dónde puede llegar en su evolución el ser humano en el apartado de la ciencia.   Visto, leído y lo dicho, benditos los que esperan  necesarios alumbramientos en la mente humana. ¿Nuevos y distintos partos?

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Juan Bautista Mojarro

Mojarro es un veterano articulista onubense, escritor y poeta. Ha trabajado y colaborado con casi todos los diarios onubenses

El ojo de la aguja

Un viaje por el pasado de Huelva, sus barrios, sus personajes ilustres y anécdotas, además de sus reflexiones sobre el devenir de la sociedad

VISITAR BLOG
Publicado: 28/05/2018 ·
11:15
Actualizado: 28/05/2018 · 11:15