HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:20 CET
Lunes, 18/06/2018

Editorial Sevilla

La Liga del puerto

Otros puertos cercanos y marítimos tienen más calado que el de Sevilla pero no un millón y medio de consumidores a su alrededor.

El presidente del ente público Puertos del Estado, José Llorca, al que hay que suponer que habla con mayor conocimiento de causa que nadie, ha hecho en Sevilla la siguiente  reflexión, a contracorriente del interesado discurso oficial tradicional: “El puerto, con un planteamiento adecuado, tiene mucho futuro. No es comparable a ningún puerto de Europa; es otra cosa en otro sitio. La demanda de su singularidad está perfectamente justificada. Juega en otra división respecto a los grandes puertos. Nunca van a venir aquí barcos con 70.000 contenedores. Si no aceptamos que jugamos en esa división será difícil encontrar un futuro”.

Llorca ha puesto el dedo en la llaga. La Sevilla oficial no ha querido aceptar la realidad de que tenemos un puerto fluvial con las limitaciones de calado del río Guadalquivir y los condicionantes del entorno natural (el parque de Doñana) que lo rodea y se han perdido diez años en tratar infructuosamente de cambiar esa realidad con una apuesta única por un dragado sin consenso científico ni internacional. Sólo cuando se acepte esa realidad de la que ha hablado Llorca podremos empezar a cambiarla, cambiando de estrategia y explotando todo el potencial que tiene el puerto por su ubicación en el área metropolitana. Otros puertos cercanos y marítimos tendrán mayor calado, sí, pero carecen de lo que tiene el de Sevilla: un millón y medio de consumidores para las mercancías.

COMENTARIOS