HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:52 CET
Martes, 25/09/2018

De vuelta a Ítaca

Casos aislados

Pues sí. Son casos aislados. No vayan a caer en las redes de la propaganda socialcomunista y créanselo...

Pues sí. Son casos aislados. No vayan a caer en las redes de la propaganda socialcomunista y créanselo. Que el Partido Popular es un partido serio, democrático y honrado. Y sus militantes gente de lo más sencilla, como usted y como yo, vamos. Gente que trabaja duro y paga sus impuestos, y para los que la política no es más que una vocación de servicio a la ciudadanía y a España. Esa pobre España unidad de destino en lo universal, que sigue siendo una gracias a esos dirigentes que hoy están siendo cuestionados por unas cuantas ovejas negras para nada representativas de una organización sin mácula. Porque en el PP no hay corruptos.

Vale que hay casi mil dirigentes del PP imputados -bueno, investigados, que ahora se dice de otra forma-, en 31 casos de corrupción que señalan al partido. Pero es necesario respetar la presunción de inocencia. Y así, mientras no sean condenados o repudiados oportunistamente por el partido, ninguna de estas personas debería ser señalada por nadie. Tal vez por eso mismo, en aras del respeto a la justicia, los medios de comunicación controlados por el gobierno presten más atención diariamente a lo que sucede en Venezuela que a lo que pasa en Madrid. No vaya a ser que así se induzca a la gente a pensar que estamos gobernados por una trama. Porque eso no es así.

Porque que el PP y las constructoras se repartiesen 1.000 millones de sobrecostes de los colegios públicos valencianos mientras los niños estudiaban en caracolas no es responsabilidad del partido; como tampoco lo es que toda la cúpula de la sanidad madrileña que empezó la privatización esté imputada por irregularidades escandalosas. No. Y aunque el partido se haya beneficiado de estas prácticas no es justo achacárselo a ellos. Porque corruptos hay en todos lados y no en unos sitios más que en otros. Y que doce de los catorce ministros de Aznar estén imputados es una mera anécdota; y que los colaboradores más cercanos de Esperanza Aguirre estén en prisión no debe poner en duda la honradez de la lideresa; y que el partido usase el nombre de Miguel Ángel Blanco para dar dinero a la Gürtel es sólo una opinión subjetiva de la UDEF… y vamos, que todo es mentira y en el PP sólo pueden ser acusados de ser adictos al amor a su patria.

Porque en el PP son todos patriotas de verdad, y por eso nunca apean a España de sus labios aunque a algún dirigente se le sorprenda con dinero en Suiza o Panamá. Pero vamos, que esas son curiosidades, porque el partido no tiene nada de lo que avergonzarse. Y gracias a ellos la economía vuelve a funcionar, y el paro ha dejado de ser un problema, y la sanidad, la educación y la justicia alcanza niveles de excelencia nunca antes logrados. Pero sobre todo, gracias a ellos, los españoles volvemos a sentirnos seguros sabiendo que estamos en las mejores manos, en las manos más responsables e inmaculadas que han llegado jamás a ningún gobierno. Unas manos limpias. Muy limpias. Porque como ya he dicho, en el PP de hoy no hay corruptos… como tampoco ha habido nunca franquistas.

COMENTARIOS

chevron_left
¿Quién paga el móvil de Lagarder Danciu?
chevron_right
Que hagan huelga pero no me molesten